Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

49 años de golpes, insultos y humillaciones: La historia de Jeanneth

Hoy les voy a contar la historia de una amiga sorprendente, pero con un pasado lleno de sufrimiento. Ella se llama Jeanneth. Vivió 49 años entre la vida, el miedo y el infierno. Entre golpes, insultos y humillaciones dudó de sí misma y de su humanidad frente a su esposo y agresor. Una historia que se repite sin cesar en la vida de muchas mujeres.

Historias de vida 13 de julio de 2020 Ivania Rojas Ivania Rojas
Jeanneth imagen
Violencia hacia la mujer Imagen tomada de https://www.pinterest.es/pin/862580134851073737/

Muchas veces se juzga a las mujeres que sufren violencia. Yo era una de estas personas. No comprendía por qué una mujer si era agredida, continuaba con su pareja o en ambientes de violencia. Conforme iba creciendo y conociendo a más mujeres, cambié de opinión. Me di cuenta de que son demasiadas (por no decir todas), las que han sido violentadas por sus parejas, papás, hermanos, tíos, abuelos, etc.

Lastimosamente he tenido que vivir y escuchar muchas historias de violencia hacia a la mujer. Amigas que han tenido miedo, pero lograron contarme sus experiencias enfrentando distintos tipos de violencia. Desgraciadamente he escuchado a mujeres que siendo niñas han sido agredidas sexualmente por parientes o se les dejó solas y fueron abusadas, porque en su familia jamás pensaron que el pastor, sacerdote o persona que “trabajaba al servicio de la iglesia” era un violador pedófilo; a mujeres violadas por “amigos” que se aprovecharon de ellas, cuando no estaban sobrias; a madres agredidas verbal, psicológica y físicamente por sus hijos; a mujeres que han sufrido violencia psicológica y verbal porque el novio es un celoso y cree que ellas son su pertenencia; a mujeres golpeadas y maltratadas psicológicamente por su pareja. 

De todas estas historias, la que más me impactó fue la de una vecina asesinada por su pareja. A machetazos. Frente a los ojos de un niño pequeño que entró al peor lugar del mundo, en el momento más infernal.  

Hace un año conocí una de las mujeres más fuertes y llenas de vida, se llama Jeanneth y tiene 74 años. La conocí en un taller de varias sesiones para mujeres. En este taller, a través de la literatura, se abordaron temáticas como el amor propio, el valor de cada una, etc. Con las reflexiones de cada reunión, fui descubriendo en esta amiga, tan jovial y llena de vida, un pasado lleno de sufrimiento. Fueron 49 años de vivir con su agresor. Tuvo que esperar a que su agresor se muriera para ser feliz. Ella es una mujer tan increíble que accedió a una entrevista para contar su historia y así, con su ejemplo, poder ayudar a otras mujeres.

Jeanneth, sé que hoy lees esto, espero poder contar bien tu historia, espero poder ser una herramienta para lograr cumplir una de tus metas: ayudar a otras mujeres que atraviesan por situaciones tan duras como la que enfrentaste. Te cuento, ya me ayudaste a mí, me contagiaste de tu alegría, con tu gran amor y amistad.

“Antes era el Infierno, no me quemaba, pero me mataba física y verbalmente”

Cuando Jeanneth se casó tenía 22 años. Era una joven llena de entusiasmo y sueños. Todo esto le fue arrebatado tan solo ocho días después, el día donde su marido Miguel la agredió físicamente por primera vez.

Ese día el marido de Jeanneth la mandó a hacer una ensalada. Ella se levantó del sillón donde estaba y se dirigió a la cocina. Lavó los ingredientes y al empezar a cortar los tomates, la tía de Miguel, que vivía con la pareja de recién casados,  le dijo a Jeanneth que todavía no la hiciera, pues era mejor prepararla antes de comer. Minutos después, Miguel llegó a buscar la ensalada, ella le comentó que no la hizo y le explicó el porqué. Él se disgustó mucho y expresó de forma altanera su disconformidad.

Ese mismo día, durante la noche, Jeanneth dormía cuando la despertó un sonido. Era su marido quien venía de la calle. Él, enojado, le reclamó por el evento de la ensalada y le resaltó una frase que determinó su relación por los siguientes 49 años: “LAS COSAS SON COMO YO DIGA Y CUANDO YO DIGA”. Después de escuchar estas palabras, la tomó de las piernas y la arrastró de la cama al piso. Ese día la hizo dormir ahí, sin cobija, sin almohada, sin dignidad.

Desde ahí,  en palabras de la protagonista de esta historia: “Mi casa se convirtió en un infierno”… “Antes era el Infierno, no me quemaba, pero me mataba física y verbalmente”.

Miguel la dañaba día a día con golpes, marcas de la sangre, moretones y raspones dejados en todo su cuerpo. También la lastimaba con palabras hirientes. Jeanneth me contó como la ofendía, él le decía “tortirica” y “ toronja con patas”, la trataba de perra y zorra. Muchas veces cuando le cocinaba y a él no le gustaba, violentamente le decía: “OH PEDAZO DE HIJUEPUTA, NI PARA ESO SIRVE, NI PARA COCINAR”.

Producto de esta violencia, Jeanneth se preguntaba si ella era un monstruo, se decía: ¿Dios mío, será que yo soy así? ¿Lo creo o no? Ella sí lo creyó. Creyó las palabras de su agresor. Pero por dicha, en sus propias palabras: “Después me di cuenta que no era cierto”.

“Me salvé de que no me matara”

Esta frase era repetida por Jeanneth al recordar las diversas escenas de violencia que  enfrentó. En uno de esos episodios, Miguel la tomó con mucha fuerza del cuello. Ella solo sentía como a cada segundo le costaba más respirar. No podía hablar. Fue una batalla entre la vida y la muerte. 

Apenas se logró soltar por unos segundos y gritó: “MIGUEL, NO ME AHORQUE”. Jeanneth menciona que ese grito lo escuchó una vecina y pidió ayuda. Si no hubiera sido por ella, Jeanneth hubiera sido asesinada en manos de su esposo.

Jeanneth cuenta como Miguel nunca cambió. En sus últimos años de vida y estando enfermo, le pegó. Ella iba a hacer la rutina diaria de cambiarle el pañal y cuando se aproximó a Miguel, él la pateó en el estómago.

El miedo de salir del infierno

¿Por qué duró tantos años con Miguel? ¿Por qué permitió las agresiones? Han sido algunas de las preguntas que le han hecho a nuestra protagonista, víctima de violencia. Muchas personas creen que las mujeres víctimas de  violencia de sus parejas, se mantienen con ellos porque quieren o porque son tontas. Pero no es así, solo una mujer que afronta ciclos de violencia sabe lo difícil que es salir y esto lo explica muy bien para Más allá de la Cortina, Irené Barrantes, especialista en género feminista.

Jeanneth comenta distintas razones por las cuales que no salía de su infierno. Una de estas era que Miguel le pasaba resaltando: “el matrimonio es para toda la vida” y “tiene que soportarme todo lo malo”. Esto la hacía sentir mal. Él la culpabilizaba de todo insinuando que ella era la mala y la pecadora, por querer separar de él. Pero ella lo único que quería era ser libre, feliz y estar en paz.

Pero a Jeanneth lo que realmente le impedía salir del infierno era el miedo. ¿Miedo a qué? A que la matara. Miguel vivía amenazándola: “SI USTED ME ECHA DE LA CASA, LA MATO”, “SI USTED SE SEPARA DE MÍ, LA MATO O LA MANDO A MATAR, CUANDO USTED SALGA DE LA CASA”. 

Siempre le reiteraba que tenía amistades en la policía y nada le iban hacer. Ella intentó alejarse en distintas ocasiones, pero las amenazas, acompañadas de actos de falso arrepentimiento, en los cuales le pedía de rodillas que lo perdonara y que iba a cambiar, le hacía muy difícil denunciarlo.

A pesar de esto, Jeanneth un día lo denunció. Antes de tomar esta decisión reflexionó que ella merecía respeto. Entró a su habitación y con súplicas de desesperación le pidió a Dios: “Señor, hágame fuerte”… “Yo quiero paz en mi hogar”. Después de su oración, Jeanneth llamó a emergencias. La policía llegó a la casa. Miguel desafortunadamente se había ido a trabajar. Al día siguiente Jeanneth se aseguró de que estuviese Miguel en la casa y volvió a llamar. La policía llegó de inmediato. Miguel se opuso a que lo sacaran de su casa y le dijó a la policía que la “arrimada era ella, que entonces era la que se tenía que ir”. La policía le enseñó la orden de captura realizada por la jueza.  

La policía se llevó a Miguel, pero no se llevó todo el daño que él le había hecho a Jeanneth. Aunque Miguel ya no estaba,  la seguían atormentando las amenazas. Cuando ella salía de su casa, tenía miedo de que él la siguiera y la matara o que hubiese enviado alguien para cometer ese crimen tan atroz.

Cuando Miguel se enfermó, Jeanneth otra vez tuvo que recibir a su agresor en la casa y soportar humillaciones y violencia, a pesar de que ella le estaba ayudando con su enfermedad. 

Cuando él falleció ella se sintió aliviada. Por fin acabaron los insultos, las malas palabras, los gritos, los golpes, las humillaciones, la indiferencia, las amenazas, las ofensas, los malos gestos, el desprecio, la indiferencia, el acoso, la privación de su libertad, etc. Por fin fue libre.

“Estaba muerta, ahora estoy viva”

Desde la muerte de Miguel hasta el día de hoy, Jeanneth se siente bien. En sus propias palabras: “Yo volví a nacer y hoy soy feliz” “Estaba muerta, ahora estoy viva”. 

Ella disfruta cada momento de su vida al máximo. Sus hijos e hija, nietos y nietas la aman y cuidan. Ella pasa la mayor cantidad de tiempo disfrutando de ese amor.

Jeanneth ha ido sanando sus emociones y su autoestima. Ha participado en distintas actividades con grupos de mujeres y le han ayudado a entender que ella no era fea y que ella valía. Se dio cuenta de que Miguel le mentía. Ella es una mujer muy valiosa y ese valor no debe de medirse a través de la opinión de un hombre.  

Jeanneth cuenta que no necesita de un hombre para ser feliz. Más bien se encuentra en los años más felices de su vida: “soy la mujer más feliz del mundo…no dejo de agradecerle a Dios la verdad…ahora tengo tranquilidad y todo me satisface”.

Hoy Jeanneth tiene un consejo para todas las mujeres que enfrentan violencia en sus vidas:

“No les aguanten. No somos nosotras las que tenemos que estar sufriendo por un hombre que no valora ni respeta. Las mujeres somos iguales a los hombres. No tienen que menospreciarnos por ser mujeres”.

“También, puede ayudar contarlo, yo al contarlo me desahogo montones”. 

Te hacemos un llamado

Ahora te escribo a ti lectora, que has vivido historias atroces de violencia. No estás sola. Puedes escribirnos al correo [email protected] contándonos tu historia. También, podemos coordinar una entrevista contigo y así nosotras intentaremos poner en palabras tu historia, cómo lo hicimos con la  historia de Jeanneth. Tu historia puede ayudar a otras mujeres. Entre más nos expresemos, más nos liberamos de la opresión patriarcal. 

Recuerda

Si en este momento estás sufriendo de violencia, recuerda que puedes denunciar al 911 y pedir auxilio. También puedes solicitar la línea de atención del INAMU.

_______________________________________________________________________

Síguenos en Facebook: Más allá de la Cortina

Si le ha gustado esta noticia, puede realizar una donación PayPal con solo darle clik aquí.

Emítanos sus comentarios a: [email protected]

Modo de citado: 

Rojas Herrera, I. (13 de julio, 2020). 49 años de golpes, insultos y humillaciones: La historia de Jeanneth. Feminismos. Más allá de la Cortina. Heredia, Costa Rica: Cátedra Autónoma de Filosofía Política. Recuperado de:  https://masalladelacortina.com/contenido/1017/49-anos-de-golpes-insultos-y-humillaciones-la-historia-de-jeanneth

 

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

117542504_10158761840203383_8709076295439537449_n

¿Violencia de género? "Esto no es urgente en tiempos de COVID-19?"

Colectiva por el Derecho a Decidir
Lo personal es político 24 de agosto de 2020

Desde la Colectiva por el Derecho a Decidir nos unimos a la demanda que muchas mujeres y organizaciones en América Latina y el Caribe han extendido, de que se reconozcan y visibilicen las violencias y desigualdades de género a las que nos enfrentamos las mujeres en el actual contexto de pandemia por Covid-19. Violencias que pasan también por la ausencia y negligencia de los Estados, especialmente cuando se trata de nuestros derechos sexuales y derechos reproductivos.

Marisela

Corrido a Marisela Escobedo. Una madre asesinada cuando pedía justicia para su hija.

Carmen Amato
Historias de vida 06 de septiembre de 2020

Marisela Escobedo Ortiz fue una madre y enfermera de Ciudad Juarez, su hija Rubí de 16 años desapareció en 2008, dedicó sus días y sus noches a buscarla hasta darse cuenta, en agosto de 2008, que fue asesinada. Marisela dedicó los siguientes años a la implacable búsqueda de verdad y justicia para las mujeres encabezando marchas, realizando múltiples protestas y reuniéndose con las autoridades.Gracias a la evidencia recabada por ella se logró determinar que Rubí había sido asesinada por su pareja. Encontró por su cuenta al asesino en tres ocasiones y demandó su detención, enfrentó al gobernador y denunció la impunidad y la falta de voluntad de las autoridades para hacer justicia. Se logró una sentencia condenatoria pero el asesino ya no estaba arrestado, esto no hizo que se diera por vencida y siguió presionando a las autoridades, aun cuando había recibido amenazas de muerte. Hasta que la mañana del 16 de diciembre de 2010 Marisela Escobedo fue asesinada frente al palacio del gobierno. La poeta Carmen Amato Tejeda, nos comparte este hermoso corrido, homenaje a esta mujer y su lucha incanzable por la búsqueda de la justicia contra la violencia y la impunidad.

WhatsApp Image 2020-09-20 at 14.37.07

Nota Luctuosa

Sebastián Arce Oses
Reflexiones 20 de septiembre de 2020

Una sensible pérdida para las letras costarricenses, ha sido la muerte del reconocido escritor, Alexander Obando

unnamed

A los 80 años del asesinato de León Trotsky (Primera Parte)

Rogelio Cedeño
Reflexiones 04 de septiembre de 2020

En este artículo se introduce a una serie de reflexiones a través de las cuales visualizaremos la trayectoria de uno de los personajes rusos de mayor influencia en la política latinoamericana y mundial, quien fuera asesinado viviendo exiliado en México

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

IMG_0036

Poemas de Jaime Huenún Villa (Poeta Mapuche)

Jaime Huenún Villa
Ni pena ni miedo 18 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración del poeta mapuche Jaime Huenún Villa (Valdivia, sur de Chile, en 1967). Él es poeta y escritor mapuche-huilliche. Obtuvo el premio Pablo Neruda de poesía (2003), la beca Guggenheim de Nueva York (2005), el premio a la mejor obra poética publicada en Chile otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2013), el premio Manuel Montt otorgado por la U. de Chile (2019), el premio Nacional de Poesía Jorge Teillier (2020), entre otros reconocimientos. Posee una gran variedad de libros de poesía con alto reconocimiento internacional y de los cuales tenemos el agrado de hacerles llegar una valiosa muestra

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

Clase XIII - Desmontando algunos mitos del libertarismo de Robert Nozick

Desmontando algunos mitos políticos del libertarismo de Nozick, a la luz del contexto político costarricense

MSc. Esteban Paniagua
Desmontando los mitos 24 de octubre de 2020

Esta es una de las últimas clases del curso: "Desmontando los mitos de la teoría política occidental: un exordio frente a la muerte de la filosofía política". Aquí analizamos los argumentos básicos del libertarismo y los relacionamos con la política costarricense, ya que es necesario comprender que nuestro contexto no es blanco y negro y que enemigos del bien público los encontramos tanto dentro como fuera del gobierno

unnamed

El mito de la democracia, un comodín de la derecha (V Parte)

Rogelio Cedeño Castro
Reflexiones 24 de octubre de 2020

"Las denominaciones o calificativos encerrados en las palabras populismo y comunismo, constituyen el anatema por excelencia para el logro de los propósitos de una derecha, cada vez más temerosa y exasperada por la emergencia de lo popular en nuestras sociedades, esa presencia creciente de nuevos y dinámicos actores sociales que ya no responden a sus juegos de control político tiene que ser frenada a cualquier costo y dentro de la historia reciente de nuestros países encontramos abundantes ejemplos de ello, siendo el caso de Honduras uno de los más reveladores de estas actuaciones cruentas y hasta homicidas de las viejas élites del poder, con tal de alcanzar sus no siempre tan ocultos propósitos de perpetuar la dominación oligárquica, aun a riesgo de enfrentarse después con graves problemas de legitimación."

Boletín Semanal