Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Expansionismo israelí en el Medio Oriente: acuerdo del siglo y derechos humanos palestinos

Este artículo hace un recuento de los principales hechos de violación de derechos humanos, cometidos por Israel y Estados Unidos, en contra del pueblo palestino, en enero de 2020, en el preámbulo del "acuerdo del siglo", propuesto por Donald Trump para legitimar la ocupación ilegal de Israel de Jerusalén, las riveras del Jordán y Cisjordania

Internacionales 28 de julio de 2020 MSc. Esteban Paniagua MSc. Esteban Paniagua
12594948_xl
El "acuerdo del siglo" de Trump busca legitimar todas las prácticas coloniales de Israel en Palestina Foto tomada de: http://www.hispantv.com/noticias/opinion/447813/paz-israel-sionismo

Imagínate que tienes una casa. La has construido con tus propias manos y de acuerdo con tus gusto y tus tradiciones. De un pronto a otro alguien llega con sus maletas y se instala en el corredor. Se lo permites. Un día de tantos encuentras sus cosa en tu sala. Hay un debate y algunos hombres del barrio le conceden a esa persona el derecho de vivir ahí y la soberanía del espacio que llega hasta tu cocina. No contento con esto este ser entra a tu baño, golpea a tus hijos, hermanos y abuelos. Se adueña de tu cuarto. Finalmente, quiere quitarte cualquier derecho de protesta y afirma que si protestas, eres un criminal y te golpea. Mata a miembros de tu familia. Te confina a un espacio oscuro y cerrado: una especie de sótano que tenías para guardar antes tus vinos.

Esta situación es análoga a la historia de Palestina, la cual, a partir de distintos procesos de colonización y el arribo del sionismo israelita a su casa, se ha visto reducida a un espacio apartado, cada vez más apartado, oscuro y silencioso y a su gente la despojan cada vez más de su condición de humanidad, de libertad, de personas sujetas a derechos humanos.

Quiero invitarte a entrar en este link y enterarte de la primera parte de esta historia. Ahí narro algunas generalidades del surgimiento del sionismo, las migraciones de personas judías al Medio Oriente, el surgimiento del estado de Israel y una síntesis de atrocidades cometidas por este en contra del pueblo palestino, a lo largo del siglo XX.

Hoy vamos a explicar un poco las circunstancias en las cuales se enmarca la propuesta planteada por Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en enero de este año, llamada publicitariamente como el “acuerdo del siglo”, para legitimar y hacer legales una serie de atrocidades más, cometidas por Israel en contra del pueblo palestino.

Este artículo se centrará exclusivamente en los acontecimientos de enero de 2020, en función de la relación entre Palestina, Israel y Estados Unidos. Solamente haremos un pequeño recuento de algunos aspectos fundamentales para comprender la ilegalidad y el uso despótico del poder, impulsados por Israel y Estados Unidos, en torno a este conflicto histórico.

Antecedentes

El 23 de diciembre de 2016, se dictó la Resolución No 2324 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidad (CSNU) en contra de la ocupación y el levantamiento ilegal de asentamientos por parte del régimen sionista de Israel en Cisjordania, proceso en el cual se han trasgredido leyes internacionales y cometido crímenes de guerra. Esta resolución se logró en el ocaso del gobierno de Barak Obama en Estados Unidos y contó con un sorpresivo abstencionismo del voto estadounidense, que generalmente veta este tipo de resoluciones.

A pesar de esta resolución, nada de lo estipulado se ha cumplido. Contrariamente, ha aumentado la construcción de asentamientos ilegales de colonos israelitas en territorios que le corresponden a Palestina e incluso se ha intensificado el dominio administrativo y político de Israel, con el auge creciente de esta ocupación. Estados Unidos ha tratado de legitimar estos procesos, con el régimen de Donald Trump, quien, en 2017, pasando por encima de todos los acuerdos internacionales, reconoció a Al-Quds (Jerusalén), como la capital indivisible e indiscutible de Israel y en 2018 trasladó la embajada de su país al lugar en disputa.

Israel y Palestina a inicios de la tercera década del siglo XXI

Estos actos autoritarios y que pasan por encima del derecho internacional han generado una situación muy crítica para Palestina que sintetiza adecuadamente Jofré Leal para HispanTV: “A inicios de este año 2020, la situación en Palestina, en materia de violación a los derechos humanos de su población, refleja el azote sionista, la impunidad de sus acciones, el silencio cómplice de los organismos internacionales y sobre todo la falta de voluntad política, valentía y decisión de aplicar contra Israel lo que la propia comunidad internacional se ha dotado en materia de gobiernos, organismo o entidades que amenazan la paz”.

2020 inicia con un acto simbólico a través del cual Israel lanza un mensaje claro, la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) arbitraria e ilegalmente está bajo su control y se opone rotundamente a cualquier tipo de organización política palestina, a la cual no le tiembla el pulso por reprimir. El 1 de enero, tropas israelíes irrumpieron en el barrio de Al-Isawiya y arrestaron a Shadi Mutawar, secretario del Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah) y a dos miembros más, en el marco del 55o aniversario de este movimiento. Tan solo un día después, Israel da otro mensaje, a través del cual expresa su repudio y rechazo por la cultura y el desarrollo eduativo palestino y muestra el poco respeto que le tiene a la comunidad internacional: el régimen de Tel Aviv (capital de Israel) ordena el cierre de las escuelas palestinas, administradas por la Agencia de Naciones Unidas para Refugiados Palestinos, en Al-Quds.

Efectivamente, no estamos hablando de Venezuela. No nos referimos a Cuba o a Nicaragua. Es Israel, el principal aliado de Estados Unidos en el Medio Oriente y del sionismo, uno de los pilares ideológicos del sector más conservador de la política de ese país norteamericano.

Precisamente, para complacer a este sector que posee gran influencia electoral en Estados Unidos y afianzar su campaña por la reelección de la presidencia, Trump en enero trató de dar dos golpes de autoridad en el Medio Oriente. Uno era militar y partía del asesinato del comandante de las Fuerzas Especiales Quds de Irán, Qasem Soleimani, y el otro, el llamado el “acuerdo del siglo” que pretende otorgarle legitimidad internacional a la ocupación israelita de los territorios palestinos. Los acontecimientos de la tercera guerra mundial no han sido favorables para Estados Unidos, pero esto no ha apagado los ímpetus expansionistas de Israel.

Luego de la conmoción causada en el Medio Oriente por el asesinato de Soleimani, Israel se puso en alerta máxima de defensa, pero eso no fue suficiente como para dejar su persecución al pueblo palestino. El 15 de enero, el régimen autorizó la construcción de complejos penitenciarios con instalaciones especializadas para detenidos políticos, criminales y menores de edad, en el sur de los territorios palestinos ocupados y en la ciudad de Haifa. Mismo día en el que realizó bombardeos aéreos en varios puntos en Gaza, incluidas algunas posiciones del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS).

Algunos discursos ambientalistas fueron empleados como pretextos por Israel para ampliar su dominio en la región. El 16 de enero, Naftali Bennett, ministro de asuntos militares de Israel, aprobó la creación de siete nuevas reservas naturales en la zona ocupada ilegalmente en Cisjordania, motivo por el cual Palestina prometió presentar una demanda ante la Corte Penal Internacional (CPI), ante esta nueva estrategia para robar sus tierras. Tan solo un día después, Israel realizó nuevos ataques aéreos en la ciudad de Beit Lahia, al norte de Gaza, afectando, entre otros puntos, varias posiciones de HAMAS.

El acoso e irrespeto de Israel no se dio un espacio para respirar y el 18 de enero, empleando excavadoras, un grupo de soldados israelíes atacaron violentamente a los habitantes palestinos de uno de los barrios del sur de Al-Jalil (Hebrón), ubicado en Cisjordania. Estas personas intentaban evitar la demolición de sus casas, que llevaron a cabo las fuerzas de la ocupación del régimen de Tel-Aviv.

Un hecho insólito es la presencia de jueces israelíes en los territorios palestinos. Ante esta muestra de irracionalidad jurídica y judicial que tiene como únicas justificaciones la impunidad, el uso de la fuerza y la imposición violenta, protegida por Estados unidos, el 21 de enero Palestina denunció ante la Corte Penal Internacional a los tribunales israelíes en sus territorios como “herramientas de ocupación” y condenó a sus jueces por crímenes de guerra. Un día después, soldados israelíes mataron a tres palestinos, dos de los cuales tenían entre 18 y 17 años, en la Franja de Gaza, tomando como pretexto que querían cruzar la barrera de seguridad.

La falta de decoro político del sionismo quedó manifiesta en la campaña electoral israelí, en los discursos tanto de Benjamín Netanyahu como de su opositor, Benny Gantz, quienes prometieron anexarse el valle del Jordán. Ante esto, el 22 de enero, la Autoridad Nacional Palestina (ANP), presidida por Mahmud Abás, denunció estas promesas y el carácter ilegal de las mismas. Pero estos asuntos no se quedan solo en promesas de campaña, ese mismo día salió a la luz pública que aviones israelíes habían rociado la semana anterior sustancias químicas y herbicidas peligrosos en las tierras de cultivo, a lo largo de la Franja de Gaza, tomando como pretexto que la vegetación oscurece la vista de los soldados israelíes, en la línea divisora entre la Franja de Gaza y los territorios palestinos ocupados por Israel.

El acuerdo del siglo

En medio de la campaña electoral, y como apoyo de Donald Trump a Benjamín Netanyahu, se comenzó a hablar del un “acuerdo del siglo”, promovido por Estados Unidos para regular las relaciones entre Israel y Palestina y someter al pueblo palestino a los intereses del régimen sionista y de Estados Unidos. El 23 de enero, la Autoridad Nacional Palestina ANP) rechazó firmemente estas intenciones y, en palabras de Nabil Abu Rudeineh, portavoz de la presidencia palestina, “advertimos contra cualquier proyecto estadounidense que viole el derecho internacional”.

En medio de estos acontecimientos, el 24 de enero, Vladímir Putin, presidente de Rusia, se reunión con Mahmud Abás, presidente de Palestina, en Beit Lahm (Belén) para tratar temas de cooperación bilateral y la situación en la región del oeste de Asia, lo cual causó el enfurecimiento del sionismo israelí. Este mismo día HAMAS publicó un comunicado, oponiéndose rotundamente al “acuerdo del siglo” y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) lo calificó como el “fraude del siglo”, si lo que busca es ignorar que Israel es una potencia ocupante en Palestina.

El poco respeto que le tiene Israel al derecho internacional quedó evidenciado una vez más el domingo 26 de enero, cuando volvió a realizar ataques aéreos sobre la Franja de Gaza, específicamente en la ciudad de Jan Yunis, afectando posiciones de HAMAS.

El lunes 27 de enero, salió a la luz pública que el presidente palestino, Mahmud Abás, se había negado a atender llamadas telefónicas de Donald Trump, quien pretendía decirle que la ejecución del “acuerdo del siglo” era algo inminente. Debido a esto recibió fuertes amenazas. Este mismo día, el Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah) afirmó encontrarse listo y dispuesto para hacer frente al plan proisraelí de Trump.

El 28 de enero era el día establecido para que Trump, en una conferencia de prensa, junto a Netanyahu, presentara y expusiera el documento de su propuesta unilateral de acuerdo proisraelí. Miles de palestinos se manifestaron horas antes de que Trump lo diera a conocer, bajo la consigna “Palestina no está a la venta” y actos de reivindicación como la quema de imágenes de Netanyahu y Trump, así como de la bandera estadounidense.

En contraparte, Israel, tomando como excusa la seguridad para el evento de Trump, militarizó el valle del Jordán, al cual envió tropas de infantería para tomar el lugar.

En una rueda de prensa Trump explicó el mentado “acuerdo del siglo” y sacó a la luz pública el documento de 80 páginas que sostiene que Al-Quds (Jerusalén) será la capital indivisible de Israel, reafirmando el reconocimiento que había hecho de la ocupación en 2017. De acuerdo con este documento, Israel y Estados Unidos conformarían un comité para implementar las medidas acordadas en su plan de paz para el Medio Oriente y los palestinos contarán con una capital al este de Al-Quds. Este acuerdo también reconoce la soberanía de Israel sobre los Altos del Golan y promete congelar, por cuatro años, el levantamiento de asentamientos ilegales en la zona previstas para el estado palestino, un estado desmilitarizado. Trump también afirmó que Israel respetaría el carácter histórico de la mezqjuita Al-Aqsa. Uno de los objetivos principales es detener a los movimientos de resistencia palestina como HAMAS.

Paralelamente, en Damasco, capital de Siria, se reunieron todas las facciones palestinas acreditadas en el país para analizar los peligros que afronta el país ante las nuevas formas de amenaza. También manifestaros su profundo rechazo al “acuerdo del siglo” de Trump.

El miércoles 29 de enero muchos países del oeste de Asia rechazaron rotundamente el acuerdo del plan de paz de Trump y Netanyahu. Por su parte, como un aliado regional, Arabia Saudita se manifestó a favor (debemos tomar en cuenta que no había comenzado la fase más crítica de la guerra por los precios del petróleo). Otras instancias como Amnistía Internacional (AI y la Liga Árabe (LA), también rechazaron el acuerdo. Por su parte la Organización de Naciones Unidas (ONU) sostuvo que apoya la paz entre palestinos e israelitas, basada en el respeto de las fronteras, establecidas en 1967 y aseveró que cualquier plan de paz, debe respetar las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, calificó el acuerdo como inaceptable y Jeremy Corbyn, líder laborista del Reino Unido, lo tachó como una amenaza para la paz y un intento por legitimar la ilegal colonización israelí. Finalmente, el pueblo palestino rechazó rotundamente esta burla a su condición de humanidad.

Finalmente, y contradiciendo las mismas promesas de Trump el día de la rueda de prensa, con autorización del presidente del país norteamericano, las fuerzas militares israelíes cerraron el acceso a la mezquita de Al-Aqsa. En medio de las protestas de rechazo al “acuerdo del siglo”, Israel ese día volvió a bombardear el centro y el sur de la Franja de Gaza.

El 30 de enero, Mahmud Abás le comunicó a Netanyahu que quedaba libre de los compromisos adquiridos con los Acuerdos de Oslo. El 31 de enero, realizó nuevos ataques militares en contra del sur de la Franja de Gaza, esta vez empleando cazas y tanques.

Finalmente, Muhamad Shtayeth, premier palestino, ha expresado que el “acuerdo del siglo” lo que propone es un sistema de aparthied y busca legitimar el proyecto colonial del régimen sionista en Palestina.

En una futura entrega les contaremos los hechos más relevantes de este conflicto, entre febrero y julio de 2020, en medio de las tensiones de la tercera guerra mundial.

_______________________________________________________________________

Síguenos en Facebook: Más allá de la Cortina

Si le ha gustado esta noticia, puede realizar una donación PayPal con solo darle clik aquí.

También puede donar vía SINPE del BCR al número 6340 0176

Emítanos sus comentarios a: [email protected]

Modo de citado: 

Paniagua Vega, E. (d27 de julio, 2020). Expansionismo israelí en el Medio Oriente: acuerdo del siglo y derechos humanos palestinos. Sección de Internacionales. Más allá de la Cortina. Heredia, Costa Rica: Cátedra Autónoma de Filosofía Política.

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

unnamed

Chile... ¡El país de la "Ceguera"!

Ítalo G. Cortés
Internacionales 31 de agosto de 2020

El siguiente artículo muestra en pocos párrafos la brutal represión de la protesta social en Chile, la cual, como cualquier régimen histórico de la ultra-derecha, ha violado los derechos humanos de las personas manifestantes y, en este caso específico, les ha hecho perder un o sus dos ojos

FB_IMG_1602124965091

Bolivia: entre elecciones y tentativas de golpe de Estado

Juan Carlos Pinto Quintanilla
Internacionales 17 de octubre de 2020

Esta entrega llega a ustedes gracias a una alianza estratégica entre el medio de comunicación boliviano Insurgentes y Más allá de la Cortina. Estas alianzas estratégicas son necesarias para romper con los sesgos de la comunicación masiva. Pueden consultar Insurgentes en: https://www.insurgentescrp.com

images

Inestabilidad en Argentina: manifestaciones poco convencionales de la policía de Buenos Aires

MSc. Esteban Paniagua
Internacionales 10 de septiembre de 2020

En los últimos días, la policía de Buenos Aires realizó una serie de manifestaciones, empleando tácticas peligrosas, para exigir mejoras salariales y una serie de petitorias al gobierno de Argentina. A pesar de que se ha llegad a un acuerdo entre las partes, es necesario estar alertas ante el empleo de este tipo de tácticas que pudieran ser pequeños ensayos o abrir las puertas para la planificación de algo que podría ser atroz no solo para Argentina sino para Nuestra América en general

Pueblos Originarios: 6to Foro de Denuncias del Juicio Popular a la Deuda y al FMI

Pueblos Originarios: 6to Foro de Denuncias del Juicio Popular a la Deuda y al FMI

Autoconvocatoria Deuda
Internacionales 01 de septiembre de 2020

El siguiente foro nos brinda una crítica profunda de los pueblos originarios del cono sur de Nuestra América, sobre la deuda y el FMI, a través de un juicio popular de denuncia. Es importante que analicemos lo aquí expuesto en vistas de la situación actual de Costa Rica y la aprobación de un préstamo más con el FMI. La transmisión inicia en el minuto 11:38

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

IMG_0036

Poemas de Jaime Huenún Villa (Poeta Mapuche)

Jaime Huenún Villa
Ni pena ni miedo 18 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración del poeta mapuche Jaime Huenún Villa (Valdivia, sur de Chile, en 1967). Él es poeta y escritor mapuche-huilliche. Obtuvo el premio Pablo Neruda de poesía (2003), la beca Guggenheim de Nueva York (2005), el premio a la mejor obra poética publicada en Chile otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2013), el premio Manuel Montt otorgado por la U. de Chile (2019), el premio Nacional de Poesía Jorge Teillier (2020), entre otros reconocimientos. Posee una gran variedad de libros de poesía con alto reconocimiento internacional y de los cuales tenemos el agrado de hacerles llegar una valiosa muestra

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

121598625_4413174065424298_9091582137641734474_o

Habrá represión por orden de la Sala Constitucional

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 14 de octubre de 2020

En el presente texto, Rogelio Cedeño Castro nos habla de la realidad que afrontamos como movimientos sociales a partir del mandato que ha realizado la Sala Constitucional de reprimir los bloqueos que son un acto de presión social por medio de los cuales, el pueblo busca reivindicar sus derechos

Clase XIII - Desmontando algunos mitos del libertarismo de Robert Nozick

Desmontando algunos mitos políticos del libertarismo de Nozick, a la luz del contexto político costarricense

MSc. Esteban Paniagua
Desmontando los mitos 24 de octubre de 2020

Esta es una de las últimas clases del curso: "Desmontando los mitos de la teoría política occidental: un exordio frente a la muerte de la filosofía política". Aquí analizamos los argumentos básicos del libertarismo y los relacionamos con la política costarricense, ya que es necesario comprender que nuestro contexto no es blanco y negro y que enemigos del bien público los encontramos tanto dentro como fuera del gobierno

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal