Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

La lucha sufragista en Costa Rica: 70 años del ejercicio de la conquista

En el presente texto se conmemora el aniversario número setenta de la primera votación de la mujer en Costa Rica a través de un repaso histórico que expone el papel de las sufragistas. Se busca responder a dos interrogantes que son: ¿cómo se desarrollaron los procesos que dieron lugar a la conquista del derecho al voto de la mujer en Costa Rica y su ejercicio el 30 de julio de 1950?, y ¿qué papel tuvieron los movimientos feministas y las organizaciones políticas en la lucha por el sufragio femenino?

Movimientos Sociales y Debilitamiento Institucional 30 de julio de 2020 Nathalie Valverde Araya
WhatsApp Image 2020-07-29 at 15.28.43
Fotos tomadas del libro de Macarena Barahona: Las sufragistas de Costa Rica En la primera fila, de izquierda a derecha, Emma Gamboa, Virginia Albertazzi, Emilia Prieto Tugores, Angela Acuña Braun y finalmente Yvonne Clays de Calderón. En la segunda fila, de izquierda a derecha, Esther de Mezerville Ossaye, María Isabel Carvajal, Ana Rosa Chacón, Corina Rodríguez de Cornick y Luisa González Gutiérrez

Un día como hoy, hace setenta años, se realizó un plebiscito en el que votaron por primera vez las mujeres, con el objetivo de definir si La Tigra y La Fortuna, en el norte del país, continuarían siendo parte del cantón de San Ramón o si se adherirían al cantón de San Carlos. Esto tuvo lugar posterior al decreto del 20 de junio de 1949, mediante el cual se aprobó constitucionalmente el voto femenino, después de la constante lucha de las sufragistas, de tal forma que en el 2017 se declaró como el Día Nacional del Reconocimiento de los Derechos Políticos de las Mujeres Costarricenses.  

Conocer la lucha feminista que hoy nos permite a las mujeres costarricenses gozar de la condición de ciudadanas nos da una idea sobre el carácter del sistema liberal y su relación con las mujeres, pues su naturaleza patriarcal ha intentado condenarnos a una posición excluida y subordinada. Además, nos revela la importancia de la movilización política de la mujer, que constituye el medio por el cual podemos acceder a beneficios que hasta el día de hoy nos queda por obtener, dado que la desigualdad de género en el plano político continúa imperando, como la participación paritaria que sigue siendo un objetivo en la lucha. Por ello, recordar este proceso no debe ser solamente un insumo para consolidar el logro ya obtenido por nuestras antepasadas, sino como un impulso para avanzar con una perspectiva más ambiciosa e interseccional, que nos permita ser parte de una sociedad realmente igualitaria y justa.

El proceso comienza en el siglo XIX cuando una serie de intelectuales liberales pusieron en marcha las ideas modernas que se visualizaban en el viejo mundo con el fin de consolidar un nuevo orden en suelo costarricense, por medio del cual se aseguró el beneficio de una élite que impuso una hegemonía masculina y centralizada que generó transformaciones en el plano político, económico y social, y estableció sus lineamientos patriarcales como pautas por medio de leyes a su conveniencia, lo que, grosso modo tuvo como resultado la consolidación del Estado liberal hacia finales del siglo.

Con ello se dio la implementación del sistema político occidental conocido como la democracia representativa, que invocaba principios relacionados con la igualdad esencial y universal, así como la libertad, extraídos de la modernidad y consiguientemente de la Ilustración. No obstante, como este sistema estuvo intrínsecamente ligado a la cultura patriarcal, impuso un conjunto de barreras a las mujeres que pronto serían cuestionadas, pues estos aspectos provocaban que se distara realmente de lo que una democracia significa. ¿A quién se representaba en realidad a través de este modelo? ¿Quiénes eran libres e iguales? En Costa Rica, la respuesta a estas preguntas se encuentra en la constitución de 1948 que definió a los votantes como hombres adultos, letrados, trabajadores y propietarios e implícitamente blancos, por lo tanto, se trataba de un modelo excluyente. Cabe mencionar que por tal razón el sistema electoral sufrió diferentes reformas durante el contexto en el que le tocó al movimiento sufragista conquistar el derecho al voto de la mujer.

Los organismos políticos que hacían funcionar este modelo democrático se conformaron por un grueso de legisladores conservadores, quienes provocaron que no fuese sino hasta junio de 1949, a pesar de la larga movilización de mujeres en pro de la defensa de la democracia (retrasaron e ignoraron en muchos casos las peticiones de las sufragistas), cuando se reconociera oficialmente la participación política de las mujeres por medio del voto. No obstante, esto en su momento puso sobre la mesa masculinizada la discusión sobre la igualdad y la libertad, que fue utilizada por el naciente movimiento feminista costarricense para contraatacar el argumento que excluía a las mujeres, basado en la idea de mantener una relación de subordinación con el hombre. En los periódicos de la época es posible observar discursos que afirman que esto degradaría la feminidad por lo que constituía una amenaza a los roles de género que estos habían asignado a las mujeres. Por ello, cuando en la actualidad se presentan avances sobre derechos para las mujeres, una evidente resistencia social y política, pues el miedo del conservadurismo sigue vigente. 

Las sufragistas se enfocaban en los principios democráticos y alegaban la necesidad de acceder a los mismos derechos políticos que se les brindaban a los hombres, pues su aporte sería igual de valioso en todas las esferas de la sociedad, lo cual demostraron en distintos momentos de la historia, un caso es el acontecido en el año 1889 con las manifestaciones populares y la rebelión popular armada que provocó la destitución de Bernardo Soto, que estuvo conformada por una gran cantidad de mujeres, así como el inicio de la caída de la dictadura de Federico Tinoco (1917-1919) que contó con un gran número de mujeres motivadas a participar por la crisis política que ocasionó el golpe de estado, estas generaron propaganda subversiva y la consiguiente quema del periódico La información, que fueron los principales acontecimientos de la lucha. También reluce la década de 1920 como un escenario muy activo para la mujer por las protestas de las obreras, posteriormente impulsadas por el Partido Reformista y el Partido Comunista, en los que se promovió la incorporación de la mujer a las luchas sociales de una manera más legítima, pues las mujeres siempre han sido parte de estas. Asimismo, la historiadora Eugenia Rodríguez nos recuerda que hubo una serie de campañas sufragistas en 1925, 1929, 1931, 1932, 1934, 1939 y hacia la década de 1940, en la que también desempeñaron un papel fundamental por la defensa de las reformas sociales. Todo esto demuestra que la mujer ha sido un baluarte en la defensa de la democracia costarricense y la construcción de la misma, a pesar de que esta democracia le haya dado la espalda en reiteradas ocasiones. 

Es fundamental tener presente estos hechos, puesto que desmitifican la imagen prevaleciente sobre las mujeres costarricenses de siglos anteriores como personas pasivas, sumisas, y ausentes en el plano político y social. De este modo se desecha el proyecto patriarcal de los partidos y las organizaciones tradicionales, que es el de invisibilizar el papel de las mujeres y plantear que el acercamiento a la igualdad se alcanzó gracias a la labor de ciertos políticos. Tradición que también se puede visualizar en la historiografía costarricense que de cierta manera ha discriminado y marginalizado estos temas.

Estos hechos tuvieron lugar gracias a la organización de las mujeres y en algunos casos, la materialización de la teoría feminista desde inicios del siglo XX, con ilustres personajes como Ángela Acuña Braun, Ana Rosa Chacón, Corina Rodríguez, Sara Casal, Rosaura Moreno, María Ester Acuña, Isabel Calderón, Lela Campos, Lidia Fernández, Rosario Floripe, América de Hern, Ana María Loaiza, Vitalia y Victoria Madrigal, María Teresa Villegas, María Sancho, María Isabel Zamora, entre muchas más, como María Isabel Carvajal y María Luisa González, quienes crearon una coalición unida por una misma causa, caracterizada por la interiorización de la condición desigual en la que estaban sometidas por su sexo, que era la de alcanzar una sociedad más justa para las mujeres (acceso a la educación y derechos políticos), a pesar de sus diferencias en otras luchas.

Las feministas costarricenses influenciadas por las sufragistas inglesas particularmente radicales, por las estadounidenses y latinoamericanas, fundaron la Liga Feminista Costarricense el 12 de octubre de 1923, donde se consideraba que esta reivindicación sería el medio que forjaría el camino hacia la emancipación de las mujeres en las esferas de la vida que las mantenían subordinadas, por lo que cambiaría el statu quo de estas, a su vez que significaría un gran aporte a la sociedad. Por tal razón, a partir de su fundación tuvieron lugar un conjunto peticiones y campañas sistemáticas que buscaban obtener una reforma constitucional que garantizara los derechos políticos de las mujeres, sin embargo, las visiones que se mantenían no se alejaban de los requerimientos patriarcales, pues el contexto ameritaba ser simpatizante de la clase hegemónica y, por lo tanto, así como criticaban este orden, lo consolidaban. 

Cabe mencionar, la Liga fue la primera organización en llevar al congreso una propuesta de este corte, a la vez que estableció lazos con partidos políticos, presidentes, diputados liberales y progresistas de manera estratégica, aprovechando que estos por la necesidad de monopolizar el poder se comprometieron con distintos sectores de impulsar reformas o alianzas políticas que, no obstante, eran inciertas. Con el contexto de las reformas electorales, y el peso que tenían las mujeres en la esfera social, estas organizaciones no tuvieron otro remedio más que acatar lo que decían, pudiendo observarlo desde el mandato de José Joaquín Rodríguez (1890-1894) hasta con Calderón Guardia en 1946, quienes utilizaron la presión de este grupo para su beneficio, apelando a los argumentos que se discutieron desde que se trajo la modernidad a Costa Rica. Lo mismo se dio al final con Liberación Nacional que quiso apropiarse del voto femenino, de modo que, para los legisladores esto se utilizaba para hacer politiquería, devaluando la lucha de las sufragistas.

Finalmente, como se demostró, la conquista de este derecho político fue producto de un arduo camino que atravesaron las mujeres pioneras en plantear la necesidad de una sociedad igualitaria, es decir, las sufragistas, y esta lucha no terminó con el decreto, pues muchas mujeres no tenían acceso a una verdadera cultura política y menos a una cultura democrática, por lo que la labor feminista continuó y se ha mantenido en pie de guerra, velando por la obtención de herramientas que nos permita vivir de manera equitativa.

Para profundizar en el tema, puede consultar las siguientes fuentes:

Los libros de Eugenia Rodríguez: La lucha por el sufragio femenino en Costa Rica (1900-1950) y Las luchas por la ciudadanía femenina en Costa Rica (1890-1953).

El libro de Macarena Barahona Riera: Las sufragistas de Costa Rica

El libro de Patricia Fumero Vargas: Centroamérica Desarrollo Desiagual y Conflicto Social (1870-1930)

El artículo de Montserrat Sagot Rodríguez: ¿Importa la igualdad de las mujeres en una democracia? Angela Acuña y el sufragismo en Costa Rica 

El artículo del Instituto Nacional de la Mujer (INAMU): Las mujeres tienen 65 años de ejercer el derecho al voto

El artículo de periódico de Ana Cecilia Sánchez Molina: El verdadero feminismo

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

Historia de empresas transnacionales ‐ Made with Clipchamp

Historia de las empresas transnacionales estadounidenses en América Latina, durante la primera mitad del siglo XX

Luis Conejo
Entrevistas y charlas 28 de agosto de 2020

La siguiente es una ponencia expuesta por el historiador Luis Conejo Barboza, la cual se titula, "Historia de las empresas transnacionales estadounidenses en América Latina, durante la primera mitad del siglo XX". Esta se llevo a cabo en la "Semana de Estudios Sociales y Educación Cívica", un evento organizado por la Asociación de Estudiantes de la carrera de la Enseñanza de los Estudios Sociales y Educación Cívica (2019-2020), de la Universidad de Costa Rica, Sede de Occidente.

123

Manifestación de estudiantes de secundaria en contra de Edgar Mora en 2019: causas, ejemplos y consecuencias

Luis Daniel Rodríguez Aguilar
Movimientos Sociales y Debilitamiento Institucional 09 de septiembre de 2020

Dentro de las llamadas clases subalternas se tiene a los grupos de jóvenes y estudiantes, a los cuales es importante comprender, ya que están entre las capas más significativas de la sociedad y muchas veces son ignorados dentro de la historia oficial y los medios de comunicación por su condición de jóvenes, pero en el año 2019, estudiantes de secundaria demostraron que son capaces de sostener luchas significativas y que quieren y necesitan ser escuchados.

Miriam Berkowsky

Poemas de Miriam Berkowsky (Argentina)

Miriam Berkowsky
Ni pena ni miedo 11 de agosto de 2020

La siguiente es una colaboración de Miriam Berkowsky (Argentina). Ella es licenciada en Ciencias de la Educación, UBA. Magister en Escritura Creativa, UNTREF. Se formó en el taller de Laura Yasán. Integra el grupo de poetas La Contracurva. Fundadora de la Cooperativa de Trabajo Audiovisual Defensores de Locio, fue coordinadora de producción y co-conductora del programa radial que se emitió por AM530, La voz de las Madres/RadioMadre, durante 7 temporadas. Cocreadora del grupo Ediciones Instantáneas. Integrante del programa radial Inconducibles, conducido por Adrián Stoppelman y Bibiana Tonnelier. Coordina talleres de escritura creativa.

Arnoldo Mora definede el INA

El Dr. Arnoldo Mora le dice NO a la Privatización del INA

Arnoldo Mora Rodríguez
Realidad Nacional 04 de septiembre de 2020

En el siguiente video, el Dr. Arnoldo Mora se manifiesta en contra de la privatización del INA y de cualquier otra institución pública. Que pague la oligarquía, esa es la respuesta que nos sugiere el erudito filósofo y ex-ministro de cultura, para abordar la crisis económica que nos aqueja

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

IMG_0036

Poemas de Jaime Huenún Villa (Poeta Mapuche)

Jaime Huenún Villa
Ni pena ni miedo 18 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración del poeta mapuche Jaime Huenún Villa (Valdivia, sur de Chile, en 1967). Él es poeta y escritor mapuche-huilliche. Obtuvo el premio Pablo Neruda de poesía (2003), la beca Guggenheim de Nueva York (2005), el premio a la mejor obra poética publicada en Chile otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2013), el premio Manuel Montt otorgado por la U. de Chile (2019), el premio Nacional de Poesía Jorge Teillier (2020), entre otros reconocimientos. Posee una gran variedad de libros de poesía con alto reconocimiento internacional y de los cuales tenemos el agrado de hacerles llegar una valiosa muestra

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

121598625_4413174065424298_9091582137641734474_o

Habrá represión por orden de la Sala Constitucional

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 14 de octubre de 2020

En el presente texto, Rogelio Cedeño Castro nos habla de la realidad que afrontamos como movimientos sociales a partir del mandato que ha realizado la Sala Constitucional de reprimir los bloqueos que son un acto de presión social por medio de los cuales, el pueblo busca reivindicar sus derechos

Clase XIII - Desmontando algunos mitos del libertarismo de Robert Nozick

Desmontando algunos mitos políticos del libertarismo de Nozick, a la luz del contexto político costarricense

MSc. Esteban Paniagua
Desmontando los mitos 24 de octubre de 2020

Esta es una de las últimas clases del curso: "Desmontando los mitos de la teoría política occidental: un exordio frente a la muerte de la filosofía política". Aquí analizamos los argumentos básicos del libertarismo y los relacionamos con la política costarricense, ya que es necesario comprender que nuestro contexto no es blanco y negro y que enemigos del bien público los encontramos tanto dentro como fuera del gobierno

WhatsApp Image 2020-10-06 at 17.35.07

Crisis de los Cuidados, FMI y ajuste (Segunda parte)

DANIELA JIMÉNEZ MONTERO
Lo personal es político 15 de octubre de 2020

En esta segunda parte, la economista, Daniela Jiménez Montero, nos habla sobre como la crisis sanitaria se recarga en las espaldas de las mujeres. También aborda como las propuestas político económicas brindadas por el gobierno, dejan por fuera la redistribución de los cuidados, y por tanto a las mujeres.

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal