Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Nota editorial XIV. ¿Quiénes son los empresarios?

Esta nota representa el lanzamiento oficial de nuestra Sección de Realidad Nacional, en la cual agruparemos una serie de artículos que nos hablan de la situación actual de Costa Rica, debido a la necesidad de incentivar procesos de lucha social y defensa de lo que nos queda de la institucionalidad pública

Editorial 31 de julio de 2020 MSc. Esteban Paniagua MSc. Esteban Paniagua
Reunion_ExPresidentes_CasaPresidencial_CostaRica_rosanchezphoto_June-14-2018_4522
Ex-presidentes de Costa Rica que ha promovido los discursos de "los empresarios" Foto tomada de: https://www.elmundo.cr/costa-rica/carlos-alvarado-se-reunio-con-expresidentes/

El discurso de Abel Pacheco es hoy una lamentable realidad

En los últimos 20 años en Costa Rica ha pupulado una serie de discursos que exaltan la figura de “los empresarios” como la máxima expresión de la economía, el desarrollo y la política nacional.

Son memorables las declaraciones de Abel Pacheco, entonces presidente el país, el 12 de enero de 2004, frente a otros mandatarios latinoamericanos. En esas declaraciones menospreció la enseñanza de la geografía y la matemática y planteó como causa de la pobreza en Nuestra América, los prejuicios en contra de los ricos y los empresarios.

Para Abel Pacheco, la educación debía transformarse, porque hasta el momento había enaltecido la pobreza en lugar de a los productores de riqueza. En otros de sus discursos, incluso llegó al extremo de afirmar que debían levantarse estatuas para los empresarios, así como se habían esculpido monumentos a Juan Santamaría, ya que ellos eran los nuevos héroes nacionales.

Estos discursos del ex-mandatario parecían exagerados y risibles a inicios del siglo XXI, pero se han convertido en toda una realidad, 16 años después. De aquí surge una importante pregunta que algunos medios de comunicación nacional hemos venido respondiendo: ¿quiénes son “los empresarios”?

Hoy en día en Costa Rica, un gran sector, influido por el conductismo político internacional, la versión rosa de la democracia costarricense que se encuentra en el plan de estudios de cívica para primaria y secundaria, los discursos del gobierno y de los medios de comunicación masiva al servicio de “los empresarios”, cree que “los empresarios” son los únicos que pueden sacar adelante la economía del país y, para hacerlo, el estado debe estar a su total disposición, para que ejecuten sus ideas prácticas, por el bien de esta nación y de la humanidad.

Estos discursos encierran varios aspectos ideológicos que es necesario comprender para poder allanar el terreno y responder a la pregunta: ¿quiénes son “los empresarios”?

Exaltación del derecho al trabajo como único derecho humano

La exaltación del derecho al trabajo como único derecho humano que debe ser satisfecho por el estado es uno de sus argumentos fundamentales. El estado, para garantizar el trabajo, debe brindarle condiciones favorables a las grandes empresas como la exoneración de impuestos y de cargas sociales, así como flexibilizar las leyes que regulan los derechos laborales para que ellos, “los empresarios”, puedan darle trabajo a las personas y estas, en la medida de las posibilidades de sus salarios, puedan agenciarse la satisfacción de necesidades fundamentales como la salud y la educación, las cuales deben estar en manos de “los empresarios”.

Lo anterior tiene dos implicaciones. Por un lado, considera el derecho al trabajo como el único derecho humano que debe reconocer el estado costarricense. El trabajo debe ser el medio a través del cual las personas puedan acceder a bienes y servicios que les generen calidad de vida. Por lo tanto, los derechos a la salud, la educación, los seguros, la electricidad, el agua y las telecomunicaciones no constituyen los principios básicos de la justicia costarricense y cualquier institución estatal que promueva estos derechos, debe ser privatizada.

Por otro lado, la exaltación del derecho al trabajo se realiza en un único sentido: propiciar condiciones a “los empresarios” para que generen más riqueza y, por los tanto, más puestos de trabajo.

En este sentido, el derecho al trabajo no se entiende en términos de calidad del trabajo ni de las condiciones laborales. Contrariamente, impulsa el rebajo de los salarios, la pérdida de las garantías sociales de las y los trabajadores, quienes, además, tienen que mostrar un incuestionable agradecimiento a “los empresarios”, porque al emplearles, les permiten tener acceso a la alimentación.

El engaño de considerarnos empresarios

El engaño es claro y tiene múltiples sentidos. Ha habido una tergiversación perversa de quienes realmente conforman el grupo de “los empresarios”.

Esto implica la necesidad de reconocer cinco conjuntos de argumentos. El primero es que se nos presenta a “los empresarios” como los dueños y señores del sector privado y al sector privado en contra del sector público o de las instituciones del estado. Basándose en esta contraposición, “los empresarios” inculcan en la mente de todas las personas que tengan un pequeño negocio que son empresarios y que “los empresarios” dinamizan la economía del país y generan la riqueza necesaria para que haya más puestos de trabajo, pero las instituciones estatales limitan las bondades y el poder de acción de “los empresarios” y por eso deben desaparecer y no ser más un obstáculo.

Este argumento tiene varios problemas. El objetivo del estado no es generar riqueza, tal como visualiza la riqueza el egoísmo de “los empresarios”. El estado o el commonweatlh de la tradición liberal inglesa es una “riqueza común”, una riqueza colectiva que nos pertenece a todas las personas quienes vivimos en el país y fue creado para velar por el “bien común” de la población, donde el “bien común” no puede reducirse al acceso al trabajo.

El “bien común”, por el cual existe el estado, implica la satisfacción de necesidades básicas para que todas las personas puedan alcanzar cierta calidad de vida y de ahí que se hable de un “estado de bienestar”. Por lo tanto, el estado genera un tipo de riqueza que potencia a gran parte del sector privado, a todas aquellas personas que teniendo sus negocios pequeños, no son parte de “los empresarios” y esto vale mucho más que la acumulación de riqueza de unos cuantos.

El segundo conjunto de argumentos, referente a la tergiversación de quienes realmente conforman el grupo de “los empresarios”, se relaciona con la promoción de la venta de instituciones del estado, lo cual no implica un paso de estas instituciones al sector privado, sino a una parte específica de este sector o “los empresarios”.

La historia de Costa Rica tiene ejemplos de esto que pueden consultar en otras de nuestras entregas. Aquí nos limitamos a visualizar la arquitectura ideológica de este tipo de discursos en los cuales la lógica de la privatización no es capaz de sostenerse.

Según “los empresarios” y aquellos sectores populares en los que han surtido efecto sus discursos, las instituciones públicas no sirven, están desfasadas e implican gastos innecesarios para el estado. Deben ser vendidas porque no son rentables para la economía y no deben estar en manos del estado.

Sin embargo, si estas instituciones quieren ser compradas y transformadas en empresas de “los empresarios”, es porque son rentables. Nadie va a comprar un negocio que no proyecte le pueda dejar un buen margen de ganancia. Por lo tanto, muchas de nuestras instituciones deben ser reformadas, pero no en pos de debilitarlas ni quebrarlas para que las puedan comprar muy baratas “los empresarios”, sino para que cumplan con los principios básicos de la justicia por los cuales fueron creadas, aunque esto sea negado por “los empresarios”.

Con esto último se relaciona el tercer conjunto de argumentos. “Los empresarios” no solamente dicen que las instituciones públicas no sirven y deben ser vendidas, también pretenden que se vendan a precios ridículos para que las puedas comprar ellos mismos: “los empresarios”. Con esto, una riqueza que nos pertenece a todas las personas que habitamos el país pasaría a manos de “los empresarios” y por precios ridículos. ¿Acaso esto no es un robo de quienes se promueven, desde discursos como el de Abel Pacheco, como los nuevos héroes nacionales? ¿Pensaría alguna vez Abel Pacheco en levantar una estatua para William Walker en el lugar de la Juan Santamaría?

El cuarto grupo de argumentos parte de la existencia de un discurso estructurado desde las élites financieras mundiales que exalta la figura de “los empresarios”, como si se tratase de una cadena alimenticia y ellos fueran la máxima expresión del poder, el desarrollo y la economía. Este discurso atraviesa no solamente a “los empresarios” sino a la organización del estado, desde la planificación hasta la educación.

La estandarización, promovida por instancias como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), se evidencia en el uso técnico del lenguaje. La reforma fiscal que impuso el IVA no es el resultado de un invento exclusivo de Carlos Alvarado y “los empresarios” que le rodean. El IVA es una terminología impuesta a muchos países de Nuestra América y el mundo occidental. Lo mismo pasa con las Pruebas Pisa, que aparecen con ese mismo nombre en los sistemas educativos de otros países como Colombia y Argentina.

El quinto conjunto de argumentos es que no todos ni todas somos “los empresarios”. Si tienes un pequeño negocio, puedes detenerte y pensar, ¿tengo injerencia en las políticas del gobierno?, ¿puedo promover la privatización de instituciones del estado para luego comprarlas a bajos precios y aumentar mi riqueza? Si tu respuesta es no, entonces definitivamente no eres parte de la clase de “los empresarios”, ya que “los empresarios” ni siquiera son una clase; no representan al sector privado; son simplemente un grupúsculo pequeño de individuos con muchas ambiciones egoístas, pretensiones de superioridad y avaricia.

Sin embargo, la prensa, PROCOMER y muchas instancias, tanto estatales y privadas (a modo de ejemplo, los medios de comunicación masiva) constantemente nos recalcan que “somos empresarios”, pertenecemos a la pretendida clase de “los empresarios” y, por tanto, tenemos que defender los intereses de “los empresarios”, cuando en realidad a “los empresarios” no les importan nuestros propios intereses como personas que tenemos negocios pequeños y la pulseamos para salir adelante.

Es de esta manera que “los empresarios” utilizan las fuerzas productivas del sector privado para promover sus intereses, aunque sus intereses vayan en contra del beneficio mismo del sector privado que no es “los empresarios”.

Si un negocio pequeño se torna rentable y crece como la espuma, probablemente “los empresarios” lo van a ver, van a copiar la idea, le van a montar competencia y si pueden lo van a quebrar. A “los empresarios” no les interesa que muchos negocios pequeños quiebren.

“Los empresarios” no consideran a este tipo de negocios como “empresarios”, sino es en función de engañarlos para que promuevan sus intereses. Por tanto, aquí la lucha no es entre el sector público y el sector privado, ya que “los empresarios” atentan contra las instituciones que le brindan calidad de vida a muchas personas que estamos en el sector privado. La lucha debe ser en contra de ese grupúsculo de “los empresarios” que quiere hacer de Costa Rica un feudo que les pertenezca y que, además, debemos rendirles pleitesía.

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

download

Nota Editorial XVI. Un merecido reconocimiento para Raúl Zurita, autor del poema "Ni Pena ni MIedo"

MSc. Esteban Paniagua
Editorial 09 de septiembre de 2020

El día de ayer, Raúl Zurita fue galardonado con el XXIX Premio Reina Sofía. Este importante poeta de Nuestra América estuvo en Costa Rica en 2006, gracias a Norberto Salinas y el Festival Internacional de Poesía. Ahí nos influenció a varias y varios poetas jóvenes de aquellas épocas, entre ellos Sebastián Miranda y mi persona, quienes a principios de este año fundamos la Sección Literaria con una revista a la cual pusimos como nombre uno de sus poemas: "Ni Pena ni Miedo".

unnamed

Nota Editorial XV. Mas allá de la cortina presenta con agrado la nueva Sección: El jardín de Ophelia

Andrea Marone
Editorial 30 de agosto de 2020

Por medio de esta nota realizamos el lanzamiento oficial de nuestra pestaña “El jardín de Ophelia”. En esta pestaña estaremos compartiendo poemas que pertenecen al dossier “El jardín de Ophelia” de “Revista Ophelia”. Publicación -que se edita desde Argentina y desde Chile- dedicada a difundir y promocionar a artistas plásticos de todo el mundo.

En la biblioteca

Poemas de Agustín García (México)

Agustín García
periscopio 13 de septiembre de 2020

Agustín García Delgado. Nacido en Jiménez, Chihuahua, 1958. Residente en Ciudad Juárez, Chihuahua, México, desde los cinco años. La mayor parte de su vida se dedicó a la carpintería y a diversos oficios. Estudió Literatura y un poco de Filosofía. Cuatro poemarios y un ensayo literario publicados. Ha sido coordinado y coordinador de talleres literarios desde 1989 a la fecha.

logo-fecon

Llamado al Ecologismo Costarricense desde FECON

FECON
Ecología Política 02 de septiembre de 2020

Un llamado urgente al ecologismo Costarricense, el nuevo comunicado y propuesta pais desde FECON la Federación Ecologista en tiempos de crisis económica social y ambiental, nos propone muy atinadamente la re-activación de un amplio movimiento social de sectores.

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

116360744_10158000956431896_3527101244214911171_o

Poemas de Marialuz Albuja (Ecuador)

Marialuz Albuja
Festival del Norte 06 de agosto de 2020

Marialuz Albuja (Quito, 1972). Magíster en Estudios de la Cultura, con mención en Literatura Hispanoamericana, por la Universidad Andina Simón Bolívar. Ha publicado los poemarios Las naranjas y el mar (1997), Llevo de la luna un rayo (1999), Paisaje de sal (2004), La voz habitada (coautora, 2008) y La pendiente imposible (2008), obra premiada y publicada por el Ministerio de Cultura del Ecuador.

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

WhatsApp Image 2020-10-06 at 17.35.07

Crisis de los Cuidados, FMI y ajuste (Primera parte)

Daniela Jiménez Montero
Lo personal es político 08 de octubre de 2020

Este artículo es una primera entrega realizada por la economista feminista, Daniela Jiménez Montero. ¿Qué es la crisis global de los cuidados? ¿Cómo afecta a las mujeres y a la economía la división sexual del trabajo? ¿En las propuestas del gobierno y de la oposición se ha tomado realmente en cuenta a las mujeres como agente clave en la creación de una ruta para la reconfiguración del Estado y la Economía? Son algunas de las preguntas que responde.

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

Gian

Poemas de Gian Pierre Codarlupo (Perú)

Gian Pierre Codarlupo
Ni pena ni miedo 12 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración de Gian Pierre Codarlupo (Paita, Perú, 1997), quien ha publicado el libro Caída de un pájaro en el mar (Universidad Nacional de Piura, 2018), con el que obtuvo en Primer Premio en el II Concurso Nacional de Cuento y Poesía “Huauco de Oro”. En 2017 fue Mención Honrosa en el X Concurso “El Poeta Joven del Perú”, organizado por la Fundación Marco Antonio Corcuera.

a17ae2c4-3e67-463d-b624-3cbfe8faeff3

Costa Rica, un país pequeño con élites mezquinas e ingenuas: insumos para analizar la lucha civil social.

MSC. ESTEBAN PANIAGUA
Realidad Nacional 06 de octubre de 2020

Este artículo trata sobre algunas de las principales características de la élite en Costa Rica y la situación actual de protesta y crisis: ¿Cuáles son algunos de los efectos que ha tenido la lucha que inicia el 30 de setiembre en los intereses de las élites? ¿Cómo ha sido el pensamiento pragmático de las élites? ¿Cuál es el resultado que esperan las élites? son algunas de las preguntas que responde.

121598625_4413174065424298_9091582137641734474_o

Habrá represión por orden de la Sala Constitucional

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 14 de octubre de 2020

En el presente texto, Rogelio Cedeño Castro nos habla de la realidad que afrontamos como movimientos sociales a partir del mandato que ha realizado la Sala Constitucional de reprimir los bloqueos que son un acto de presión social por medio de los cuales, el pueblo busca reivindicar sus derechos

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal