Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

II Nota Editorial. Introducción a la sección de Defensa de los Derechos Humanos

En esta sección vamos a visualizar la humanidad de personas, grupos y movimientos que han sufrido violaciones de derechos humanos en Costa Rica, Centroamérica, Latinoamérica y el mundo. El enfoque teórico desde el que se hará este abordaje se presenta en la siguiente nota

Editorial 11 de abril de 2020 MSc. Esteban Paniagua MSc. Esteban Paniagua
no-a-la-criminalizacion-de-la-protesta-social-391x260
No a la criminalización de las personas y los movimientos sociales en lucha por los derechos humanos Imagen tomada de: https://desinformemonos.org/no-a-la-criminalizacion-de-la-protesta-social/

En Costa Rica, las élites neoliberales; en concordancia con las políticas impuestas por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la visión de mundo impulsada por un Estados Unidos que se niega a verse a sí mismo como una potencia en decadencia; a lo largo de las primeras dos décadas del siglo XXI ha ido reduciendo paulatinamente el derecho de resistencia de los sectores populares y aumentando su control total del poder político institucional, esto para llegar a ser una tiranía legítima, a finales de la década de 2010.

El derecho a la resistencia legítima ha sido minado y destruido progresivamente, como si se demoliera un edificio histórico que caló hondo en las luchas sociales de las décadas de 1970, 1980, 1990 y 2000, para hacer desaparecer un patrimonio cultural, al mejor estilo del Estado Islámico, pero sobre todo una oposición política concreta. 

Los mecanismos para hacerlo han sido el conductismo político del siglo XXI, que utiliza como principal herramienta de estímulo-respuesta ciertos medios de comunicación masiva (asociados a unas cuantas compañías transnacionales mundiales) y el cambio paulatino de una legislación que se vuelve en contra de sí misma, en función de la doctrina del derecho que se formuló después de 1950, a partir de la teoría política occidental y conforme a la cual, la independencia de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial es una de las garantías de la libertad en los regímenes políticos occidentales.

Otros principios políticos, establecidos por esa misma teoría política racionalista que imperó durante la segunda mitad del siglo XX, (aquellos que fueron empleados como distintivos de la libertad - libertad de pensamiento, libertad de expresión, libertad de tránsito, derecho a elegir - para considerar gobiernos dictatoriales al de la URSS y otros países influenciados por esta, en medio de una guerra fría), han sido transgredidos y abandonados por el avance del neoliberalismo y el capitalismo salvaje que: a. ha llevado al mundo a una tercera guerra mundial, a partir de 2010 (inicio del conflicto en Siria); b. ha conducido a la reafirmación de la tiranía occidental como la mejor forma de gobierno a lo largo de las dos primera décadas del siglo XXI; c. ha legalizado el robo y el saqueo jurídico de recursos, legitimado a partir de 2013 (cuando Estados Unidos demanda a Irán acusándolo de haber participado en los atentados de las Torres Gemelas y pide confiscar 1600 millones de dólares) y d. ha instaurado la piratería moderna como una de las principales instituciones de la tiranía occidental (esto a partir del asedio del estrecho de Ormuz y al acceso de mercancías a Yemen, Cuba y Venezuela)

En este contexto, aquella Costa Rica que pregonaba ser en su imaginario conservador, un país de paz, no queda exenta de estos procesos y las élites neoliberales han deslegitimado, debilitado y prohibido el derecho legal a la huelga y han extendido sus tentáculos por los tres poderes del estado, constituyendo un estado profundo sin oposición real, un estado profundo totalitario y legitimándose como una tiranía, sin que una gran parte de los sectores populares se den cuenta de esto, debido a la miopía ideológica y el sesgo mediático.

Es en este contexto donde la represión de los movimientos sociales, mediante el uso excesivo de una fuerza policial que se ha venido profesionalizando en aspectos técnicos y no humanísticos hasta el grado de militarizar “un país de paz”, es en el que comienzan a criminalizarse las personas líderes de los movimientos sociales e incluso a simples estudiantes, indígenas,  personas campesinas y obreras, que se manifiestan para defender derechos humanos y tratar de evitar el robo de la riqueza colectiva que el neoliberalismo babeó por saquear en sus sueños mojados, durante décadas en la historia costarricense.

      Pero el estado y su aparato represor de in-justicia selectiva, además de perseguir y castigar a quienes levantan su puño en defensa de los derechos humanos y de la naturaleza, también se encargan de negar las ácidas realidades, producidas por las redes del capital que corroe la vida de miles de personas y las condenan al ciclo irreductible de la miseria, de la misma manera que el sistema de injusticia estatal se encarga de proteger a quienes roban territorios indígenas y matan a sus habitantes en total impunidad, sólo para mencionar un ejemplo, en donde se demuestra que la venda de la diosa iustitia se usa de manera complaciente con los grupos dominantes. 

Pero, ¿qué pasa con esas personas criminalizadas? El estado las utilizó como objetos de exhibición para confundir a los sectores populares con el retórico lenguaje político impuesto por Geroge W. Bush hijo, después del 11 de setiembre de 2001: el lenguaje del terrorismo. No debemos olvidar que esta nueva retórica está articulada en la Ley sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo, la cual tiene algunos paralelismos semánticos con algunas políticas fascistas de la primera mitad del siglo XX.

Las personas seleccionadas o escogidas al azar por la tiranía legítima del estado para ejecutar sus actos simbólicos se ven desgarradas en medio de un doble suplicio. Un castigo que es doblemente doloroso porque encierra los mecanismos medievales del juicio público y los modernos del juicio privado. Estas personas son usadas por los medios de comunicación masiva para hacer aprobar en la opinión pública los accionares violentos del gobierno, legitimar la violación de derechos humanos, dejar un mensaje claro de que el pueblo no tiene derecho de reclamar aquello que le pertenece, la riqueza colectiva, porque eso ya le pertenece a las élites grandes contribuyentes de falacias, ¿robo? Esto es una cuestión profunda de derechos humanos.

Esas personas, desprovistas de sus características de personas e investidas injustamente con el traje del enemigo para que el estado saque su falo y se lo muestre al pueblo. Esas personas que afrontan procesos kafkianos donde se les hace ver y verse culpables por pensar de modo crítico y defender sus derechos y los derechos colectivos. Esas personas que han sufrido procesos injustos de encarcelamiento. Esas personas que han quedado marcadas de por vida por el interés de un grupo neoliberal que gobierna tiránicamente. Esa personas, después de que son usadas, sancionadas, manchadas, desacreditadas, ensuciadas, violentadas, quedan en el olvido de la sociedad costarricense.

El objetivo de esta sección del diario digital Más allá de la Cortina es correr esa cortina que nos hace olvidarnos de esas personas, no solo en Costa Rica, sino en Centroamérica, América y el mundo. Hacer visible su dolor y sus marcas. Devolverles su humanidad y hacer que nuestras personas lectoras se solidaricen con sus causas y recuperen la memoria histórica de la impunidad del poder tiránico del mundo occidental.

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

download

Nota Editorial XVI. Un merecido reconocimiento para Raúl Zurita, autor del poema "Ni Pena ni MIedo"

MSc. Esteban Paniagua
Editorial 09 de septiembre de 2020

El día de ayer, Raúl Zurita fue galardonado con el XXIX Premio Reina Sofía. Este importante poeta de Nuestra América estuvo en Costa Rica en 2006, gracias a Norberto Salinas y el Festival Internacional de Poesía. Ahí nos influenció a varias y varios poetas jóvenes de aquellas épocas, entre ellos Sebastián Miranda y mi persona, quienes a principios de este año fundamos la Sección Literaria con una revista a la cual pusimos como nombre uno de sus poemas: "Ni Pena ni Miedo".

Reunion_ExPresidentes_CasaPresidencial_CostaRica_rosanchezphoto_June-14-2018_4522

Nota editorial XIV. ¿Quiénes son los empresarios?

MSc. Esteban Paniagua
Editorial 31 de julio de 2020

Esta nota representa el lanzamiento oficial de nuestra Sección de Realidad Nacional, en la cual agruparemos una serie de artículos que nos hablan de la situación actual de Costa Rica, debido a la necesidad de incentivar procesos de lucha social y defensa de lo que nos queda de la institucionalidad pública

unnamed

Nota Editorial XV. Mas allá de la cortina presenta con agrado la nueva Sección: El jardín de Ophelia

Andrea Marone
Editorial 30 de agosto de 2020

Por medio de esta nota realizamos el lanzamiento oficial de nuestra pestaña “El jardín de Ophelia”. En esta pestaña estaremos compartiendo poemas que pertenecen al dossier “El jardín de Ophelia” de “Revista Ophelia”. Publicación -que se edita desde Argentina y desde Chile- dedicada a difundir y promocionar a artistas plásticos de todo el mundo.

¿La educación secundaria podría ser privatizada? Entrevista con Cyntia Crespo del SINPAE

¿La educación secundaria podría ser privatizada? Entrevista con Cyntia Crespo del SINPAE

Cyntia Crespo y Esteban Paniagua
Realidad Nacional 14 de agosto de 2020

En la siguiente entrevista con Cyntia Crespo, Secretaria General Adjunta del SINPAE, tratamos temas como las Asesorías del MEP, las exigencias de los préstamos con las entidades internacionales para la educación, el tema del salario de las personas docentes, la visión de mercado de la educación, la desmotivación de las y los profesores, generada por el MEP, las transformaciones curriculares, la protesta y la educación dual. Cerramos reflexionando sobre si la educación secundaria corre el peligro de ser privatizada. Les invitamos a seguir el programa y contrastar cada una de nuestras respuestas.

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

multimedia.grande.bf2c37bc8c41a875.494d475f35313639202831295f6772616e64652e4a5047

La babosa

Sebastián Arce
Ni pena ni miedo 11 de octubre de 2020

Poeta y narrador. Profesor en la Universidad de Costa Rica. Ha publicado los poemarios Emigrar hacia la Nada, Variantes de una herida y La grieta en el espejo. Aparece en la antología de poesía centroamericana Deudas de sangre (2015), reunida por Magdiel Midence; varios de sus microrrelatos han sido publicados en la Antología iberoamericana de microcuento, compilada por Homero Carvalho (2017, Editorial Torre de papel).

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

Gian

Poemas de Gian Pierre Codarlupo (Perú)

Gian Pierre Codarlupo
Ni pena ni miedo 12 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración de Gian Pierre Codarlupo (Paita, Perú, 1997), quien ha publicado el libro Caída de un pájaro en el mar (Universidad Nacional de Piura, 2018), con el que obtuvo en Primer Premio en el II Concurso Nacional de Cuento y Poesía “Huauco de Oro”. En 2017 fue Mención Honrosa en el X Concurso “El Poeta Joven del Perú”, organizado por la Fundación Marco Antonio Corcuera.

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

121598625_4413174065424298_9091582137641734474_o

Habrá represión por orden de la Sala Constitucional

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 14 de octubre de 2020

En el presente texto, Rogelio Cedeño Castro nos habla de la realidad que afrontamos como movimientos sociales a partir del mandato que ha realizado la Sala Constitucional de reprimir los bloqueos que son un acto de presión social por medio de los cuales, el pueblo busca reivindicar sus derechos

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal