Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Los Postres del hambre y el debacle ambiental en Costa Rica

Costa Rica enfrenta una crisis socioambiental generalizada. La relación estrecha con el modelo productivo, la dirección político y económica del país con los monocultivos, los agroquímicos la salud humana y la debacle ambiental son la peor pandemia que enfrentamos. Desde la sección de Ecología Política, hacemos un análisis de esta coyuntura histórica desde la propuesta del Ecosocialismo y la ética ecológica. Como venimos repitiendo, para una liberación ante las jerarquías y las hegemonías de este modelo, no queda más que radicalizar hacia la ecosuficiencia.

Ecología Política 22 de agosto de 2020 Bernardo Corrales Briceño Bernardo Corrales Briceño
Los postres del hambre
Los postres del hambre Ecología Política. María José Monterroso

Costa Rica, desde sus inicios en la exportación de productos agrarios, ha sido monocultuvista y estos productos de la tierra se han vendido en el mercado internacional como postres, en el caso del banano o la piña para Europa y Estados Unidos principalmente, y con anterioridad, el café, que dio vida y fuerza a la oligarquía cafetalera y liberal. El café, una selecta bebida para la aristocracia inglesa, llegó a ser de culto mundial hasta nuestros días, historia que se repite con la sabrosa banana o el dulzor de la piña. Nos convertimos en consumidores de sus remanentes de menor calidad. Algunas semejanzas que estos productos comparten en nuestro país es el rastro de contaminación, explotación de mano de obra, latifundio, monocultivo, poder político, económico y social de los pocos dueños que concentran la riqueza de estas producciones, aparte de ser frutos foráneos, que por la benevolencia climática y la naturaleza del suelo más una cantidad astronómica de insumos agroquímicos dan al fruto una calidad de exportación y un sabor o estándar digno de premios internacionales.

Vale aclarar que el sabor, la forma, el aroma, incluso el precio, sufren una transformación y manipulación para acoplarse al paladar del gran capital exportador. El capitalismo como pensamiento hegemónico, político, también tiene su estética predominante en forma, tamaño, gusto y estándar de belleza para las frutas, desplazando a especies criollas y demás variedades no mercantilizables, menos domesticables, no aptas para empaquetados, trasporte o para la homogenización del paladar, dentro del campo o el área de rango de poder cultural que ostenta la oficialidad de la gastronomía o el mercado de alimentos.

Los productores y su poder, a nombre del país y del pueblo, felizmente nos han metido dentro de este círculo anti natura, dentro del ciclo productivista de esclavitud. El suelo, la tierra como origen y arraigo, como fuente de vida, cambió para desplazar al campesinado de subsistencia, anclándolo a la dependencia de empréstitos que le sujetan los genitales y el cuello, al cambiar la parcela por comida y volverse empleado, inquilino en su propia casa o dependiente suicida de la industria agrotóxica.

El fenómeno de las grandes luchas sociales en Costa Rica, las reivindicaciones laborales y de vivienda, tiene un gran componente y relación con la contradicción capital-trabajo y la relación producción-ecosistemas. Los pueblos han pasado una larga lucha en contra de las afectaciones directas e indirectas de la producción de estos postres para el disfrute de los del otro lado del  charco. No es de gratis que Costa Rica fuera la “Banana Republic” y ahora la  “Piña Republic”.

Las personas trabajadoras y comunidades no solo se han levantado en contra de la explotación laboral como la Gran huelga Bananera de 1934, sino también contra el uso de agroquímicos como el Nemagón por las afectaciones a la salud, lo anterior generó una larga lucha que aún  40 años después sigue siendo un referente histórico de la peligrosidad de los agrovenenos, utilizados para el cultivo de estos postres, así como sentimos los daños a la salud humana, fuimos sintiendo la contaminación de las fuentes de agua. 

Como dato más actual, en un artículo de la Universidad de Costa Rica, se informó que el país enfrentó 134 conflictos por el agua en una década, como en las comunidades del Milano y el Cairo en el cantón de Siquirres, donde las fuentes de agua se contaminaron con Bromacil producto estrella de la piñería. Estas personas vivieron por 10 años con solo tres baldes de agua al día hasta el 2016 que se construyó un nuevo acueducto.

Entre todo esto, no se nos quedará por fuera, el avance de los transgénicos que vinieron a deformar y alterar la relación genética ecológica de las plantas, ni el cultivo de flores y follajes también para la exportación que consume y contaminan los suelos por el uso de esos productos. Es completamente innecesario para una subsistencia digna y sustentable, termodinámica, el uso de estos agrovenenos y fertilizantes sintéticos, cuando la humanidad evolucionó y llegó hasta aquí sin la exportación demencial, sin el consumismo y sin su utilización o dependencia.

La ecología o el ambientalismo solo ve por momentos como válidas las luchas que defienden la naturaleza, el río, el árbol, el agua, no están siempre en todos sus discursos el ser humano su sistema de producción y consumo, las relaciones de poder, explotación, injusticia, apropiación cultural y agresión a los territorios indígenas. Es a partir de la ecología política y el ecosocialismo donde vemos como un todo, la defensa de la vida y la posibilidad de una relación y coexistencia justa, libre y ecosustentable, un cambio de paradigma, el momento de ese encuentro virtuoso del ecologismo y un sistema social solidario es urgente, para lograr esto, solo se puede con organización popular. Tampoco podemos dejar de lado el enfoque anti-patriarcal, antiimperialista y anticapitalista para que se logre la justicia socio-ambiental y la ecoeficiencia.

Volviendo a los postres y su historial de debacle ambiental en el país y la región latinoamericana, se vive un momento clave ya que, para mantener la producción, la famosa y cuestionable competitividad, sus excesos, excedentes y bajos precios en la compra de las cosechas del pequeño productor y altas ganancias para el intermediario, el exportador o las grandes franquicias del mercado de alimentos o insumos agropecuarios, hemos empeñado la patria y sus órganos. La crisis del capital, y la crisis sanitaria no solo desenmascararon al sistema, también a la crisis y colapso ambiental inminente, dejando en hambre la economía de consumo y de los capitales ficticios, dejando hambreado a la clase obrera y pasándola de forma automática al precariado, a la mujer, la niñez y a los ancianos en estados deplorables en manos de muchas pandemias, olvidos, desolaciones, triples jornadas y múltiples enajenaciones, con la amenaza de la venta de las instituciones públicas. 

Más violencia económica al campesinado, violaciones sistemáticas a los territorios indígenas, Brunca, Cabecar, Bribrí, Maléku, entre otros y propuestas mesiánicas llamando a una nueva normalidad y reactivación económica explotando y saqueando las zonas protegidas del país. Se propone el extractivismo de gas y petróleo, donde ya se ha prohibido y vetado dichas opciones por sus implicaciones a los frágiles ecosistemas naturales, afloran las ideas de la minería a cielo abierto de nuevo en Crucitas de San Carlos como cura al desastre ambiental que dejaran en la zona al tratar de concesionar a Infinito Gold la actividad, la inoperancia de los gobiernos y casi con su complacencia a degenerado una extracción ilegal, al mejor estilo del pasado, estamos en total regresión con la trata de personas y organizaciones criminales, que dan la impresión de ser gestadas con toda intención de venganza y culpabilización del movimiento ecologista y ambiental por oponerse con éxito al proyecto minero. El descuido de la zona sigue generando una problemática socioambiental, muy conveniente.

Los postres del hambre, postres para algunos, hambre para las comunidades. Nos dejan en la debacle más terrible a puertas de un caos mayor, en el principio del colapso económico y ambiental.

Amanecemos en la Ecología Política con el reto y la certeza de que solo diversificando la producción y dejando la dependencia económica histórica de la exportación del monocultivo de postres, el uso de agrovenenos y la importación de alimentos, podemos pasar a producir en el país lo que ocupamos como población ecológica y esto nos darían soberanía alimentaria. 

Por eso radicalizamos la propuesta del ecosocialismo y ecología política, porque se nos presenta la oportunidad de trasformarnos, de pasar la página del sistema obsoleto, de revolucionarlo guiándonos hacia una ecosensibilidad, pasando de la burbuja social a la comuna.

___________________________________________

Si le ha gustado esta noticia puede donar vía SINPE del BCR al número 6340 0176

Emítanos sus comentarios a: [email protected]

Modo de citado: 

Corrales Briceño, B. (22 de agosto, 2020). Los Postres del hambre y el debacle ambiental en Costa Rica. Sección de Ecología Política. Más allá de la Cortina. Heredia, Costa Rica: Cátedra Autónoma de Filosofía Política.

 

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

Veto a la ley de pesca de arrastre de camarón

Veto a la ley de pesca de arrastre de camarón

Era Verde
Ecología Política 28 de octubre de 2020

La siguiente nota explica las circunstancias en las que se da la huelga de hambre contra la aprobación de la ley que legaliza la pesca de arrastre en Costa Rica e ilustra distintas manifestaciones en contra de este retroceso jurídico ambiental, así como su poca rentabilidad económica.

Problemáticas medioambientales en el contexto de pandemia

Problemáticas medioambientales en el contexto de pandemia

Ronald Sánchez y Álvaro Sagot
Ecología Política 26 de octubre de 2020

En el siguiente conversatorio Ronald Sánchez nos habla un poco sobre el surgimiento del COVID-19 y su relación con la vida silvestre. Por su parte, Álvaro Sagot, menciona el escenario tan negativo que enfrenta el país con respecto a lo ambiental, mencionando casos como la pesca de arrastre, las moratorias a empresas piñeras (Pococí y Los Chiles) y el caso del APM TERMINALS.

logo-fecon

Llamado al Ecologismo Costarricense desde FECON

FECON
Ecología Política 02 de septiembre de 2020

Un llamado urgente al ecologismo Costarricense, el nuevo comunicado y propuesta pais desde FECON la Federación Ecologista en tiempos de crisis económica social y ambiental, nos propone muy atinadamente la re-activación de un amplio movimiento social de sectores.

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

IMG_0036

Poemas de Jaime Huenún Villa (Poeta Mapuche)

Jaime Huenún Villa
Ni pena ni miedo 18 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración del poeta mapuche Jaime Huenún Villa (Valdivia, sur de Chile, en 1967). Él es poeta y escritor mapuche-huilliche. Obtuvo el premio Pablo Neruda de poesía (2003), la beca Guggenheim de Nueva York (2005), el premio a la mejor obra poética publicada en Chile otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2013), el premio Manuel Montt otorgado por la U. de Chile (2019), el premio Nacional de Poesía Jorge Teillier (2020), entre otros reconocimientos. Posee una gran variedad de libros de poesía con alto reconocimiento internacional y de los cuales tenemos el agrado de hacerles llegar una valiosa muestra

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

Clase XIII - Desmontando algunos mitos del libertarismo de Robert Nozick

Desmontando algunos mitos políticos del libertarismo de Nozick, a la luz del contexto político costarricense

MSc. Esteban Paniagua
Desmontando los mitos 24 de octubre de 2020

Esta es una de las últimas clases del curso: "Desmontando los mitos de la teoría política occidental: un exordio frente a la muerte de la filosofía política". Aquí analizamos los argumentos básicos del libertarismo y los relacionamos con la política costarricense, ya que es necesario comprender que nuestro contexto no es blanco y negro y que enemigos del bien público los encontramos tanto dentro como fuera del gobierno

WhatsApp Image 2020-10-06 at 17.35.07

Crisis de los Cuidados, FMI y ajuste (Segunda parte)

DANIELA JIMÉNEZ MONTERO
Lo personal es político 15 de octubre de 2020

En esta segunda parte, la economista, Daniela Jiménez Montero, nos habla sobre como la crisis sanitaria se recarga en las espaldas de las mujeres. También aborda como las propuestas político económicas brindadas por el gobierno, dejan por fuera la redistribución de los cuidados, y por tanto a las mujeres.

unnamed

El mito de la democracia, un comodín de la derecha (V Parte)

Rogelio Cedeño Castro
Reflexiones 24 de octubre de 2020

"Las denominaciones o calificativos encerrados en las palabras populismo y comunismo, constituyen el anatema por excelencia para el logro de los propósitos de una derecha, cada vez más temerosa y exasperada por la emergencia de lo popular en nuestras sociedades, esa presencia creciente de nuevos y dinámicos actores sociales que ya no responden a sus juegos de control político tiene que ser frenada a cualquier costo y dentro de la historia reciente de nuestros países encontramos abundantes ejemplos de ello, siendo el caso de Honduras uno de los más reveladores de estas actuaciones cruentas y hasta homicidas de las viejas élites del poder, con tal de alcanzar sus no siempre tan ocultos propósitos de perpetuar la dominación oligárquica, aun a riesgo de enfrentarse después con graves problemas de legitimación."

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal