Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Femicidios y Violaciones. Con leyes pero sin acceso a la justicia.

Estamos cansadas de tanta impunidad. En una sociedad permeada por el machismo y la misoginia, no basta con tener leyes, necesitamos que el estado nos garantice seguridad y una justicia pronta y cumplida.

Lo personal es político 01 de septiembre de 2020 Lady Mora Rosales
justicia
Mujeres protestando en Cóbano contra la impunidad y la violencia estructural. fotografía tomada de facebook en https://www.facebook.com/christian.camposlostalo

El otro día participaba en una entrevista y uno de los hombres que nos estaba siguiendo me hizo una pregunta un tanto mal intencionada, no es la primera vez que la escucho, solo basta con alzar un poco la voz por los derechos de las mujeres para tener que recibir preguntas de este tipo, en la mayoría de los casos provenientes de aquellos que niegan la discriminación y la violencia estructural que se ejerce contra las mujeres. ¿Qué leyes existen que le impidan a las mujeres hacer cosas y a los hombres no? ¿Las leyes no son las mismas para hombres y mujeres?

Para responder a estas preguntas es urgente que haya un entendimiento como sociedad y que el estado en particular asuma su responsabilidad, ya que no es un asunto de leyes y normativas, acceder a la justicia empieza por reconocer que la violencia y la discriminación contra las mujeres no son fenómenos aislados, sino que forman parte de una violencia estructural que impregna todo el tejido social. Si entendemos esto, entenderemos que a pesar de que la igualdad es un principio universal reconocido en muchos tratados internacionales sobre derechos humanos, la igualdad real o sustancial de las mujeres se va a dar cuando tengamos la oportunidad de estar en un mundo que no se haya construido en nuestra contra y en asunto de leyes, será cuando las normas androcéntricas  sean remplazadas por otras que reflejen los sentires, experiencias y vulnerabilidades  de  la vida y de las condiciones de las mujeres. Es por eso que en este artículo no voy a referirme a la legislación, porque no es un asunto de leyes, sino del casi nulo acceso a la justicia que venimos teniendo las mujeres en Costa Rica.

Estamos destrozadas de tener que ver tantos femicidios y tanta violencia contra las mujeres, pero estamos realmente hartas de tener que soportar, además, al Estado y a los medios de comunicación perpetuando la violencia contra las víctimas y sus familias. Sólo en las últimas semanas, un día nos enteramos que se anuló la sentencia contra el asesino de Andrea Fernández, quien había sido condenado por femicidio, maltrato y tentativa de femicidio, el mismo que después de muchas agresiones comprobadas y de asfixiar a su esposa recibe una condena de 50 años, que después fue apelada por tecnicismos, supongo. En este caso se están apelaron algunos términos y se busca una reducción de la pena.

Ahí es donde una se pregunta: ¿Cómo se puede anular una sentencia así? ¿Dónde quedó la justicia? Con toda la rabia, no nos queda más que esperar a ver qué pasa con ese proceso.

 Luego nos encontramos con que la fiscalía absuelve al principal sospechoso  de asesinar a María Trinidad Matus (La sirena),  turista mexicana que fue ahogada en la playa de Santa Teresa, en este caso el cómplice, se declaró culpable y cumple una condena de 15 años, además la fiscalía afirma tener pruebas contundentes contra el principal sospechoso y el ministerio público comenta que trabajó con el OIJ en la investigación y presentó una acusación basada en pruebas que acreditaban la participación del imputado. Incluso mencionan que otros jueces del juzgado penal de Cóbano avalaron la acusación y consideraron que el caso debió ser conocido en juicio, pero para los jueces responsables del caso esto no pareciera ser suficiente. Este resultado generó muchísimo dolor y descontento y ha hecho que las mujeres de Cóbano se lancen a la calle a protestar contra las autoridades del poder judicial.

Luego vemos el caso de  la doctora María Cedeño, asesinada en Quepos, tres sospechosos, dos de ellos están descontando prisión preventiva, contra el tercero se recogen pruebas de mordiscos que lo vinculan con el cuerpo de la víctima, el abogado del acusado comenta que “estas pruebas no son concluyentes” y que los mordiscos “podrían ser o podrían no ser de él”, bueno es que además, solo se tomaron fotos y no moldes de la mordedura y  ya habían pasado 24 horas cuando se recogió la prueba. El sospechoso, dicho sea de paso, es una persona que tiene muchos amigos influyentes, y una posición socio-económica que le permite gozar de ciertas ventajas. Actualmente está cumpliendo arresto domiciliario, pero además tuvimos que soportar a uno de los canales más influyentes, haciendo un reportaje sesgado, donde parecieran colocarlo como “el pobre inocente señor mayor, que además es una persona enferma”. Esta investigación se encuentra en proceso, pero si por la víspera se saca el día, ya podemos vaticinar cómo termina la historia. 

Y para cerrar con broche de oro, en las noticias más reciente nos enteramos de que dejan en libertad, al sujeto que hacía pornografía usando a niñas con edades que van desde el año hasta los diez años, bueno en este caso, el asunto es que como tiene arraigo no hay necesidad de prisión preventiva, se puede ir a la casa mientras el OIJ recoge las pruebas necesarias y se logra hacer el juicio, que no sabemos cuándo será.  ¿Qué pasa con este sistema que ni siquiera las niñas  pueden gozar de la justicia pronta y cumplida?

Y es que si seguimos escarbando, vamos a seguir destapando toda esta podredumbre del sistema. Que por un lado nos rigidiza las leyes que van en contra del acceso a derechos de las mujeres y por otro lado nos cierra las posibilidades de acceder a la justicia.  Si revisamos las estadísticas del Observatorio de la Violencia Contra las Mujeres y el Acceso a la Justicia del Poder Judicial, encontramos que para el año 2019, un 88% de las personas víctimas de violencia sexual son mujeres y un 95% de los agresores son hombres. En los casos de abusos sexuales cometidos contra menores  de edad hay 858 sentencias dictadas, de ellas se absolvieron a 386 de los imputados.

Por otra parte en el delito de violación, se presentaron 512 sentencias, se absolvieron a 280 de los imputados, es decir, se absolvió a más de los que se condenó. Ya sabemos lo desgastante que es un proceso penal por violencia sexual, para que al final nos encontremos con tanta impunidad, sentencias  preocupantes realmente por la naturaleza y la lectura del delito mismo, porque como ya lo han mencionado varias autoras, es bien sabido que  la violación es una de las manifestaciones discriminatorias más misóginas del sistema y que representa mayor dificultad para su acceso a la justicia, en algunos casos por la forma en que la legislación tipificó el delito y en otros por el abordaje durante la investigación. Es dolorosa tanta impunidad porque la violación es utilizada como forma de humillación, sometimiento y tortura contra la mujer que es víctima y al denunciar dentro de una sociedad misógina las mismas terminan siendo vistas como las culpables por poseer un cuerpo que provoca. 

En cuanto a los asesinatos, el año anterior se reportaron 44 asesinatos de mujeres, si nos referimos a los Femicidios  que son los asesinatos de mujeres por el simple hecho de ser mujer, usualmente a manos de su pareja actual o pasada y que es producto normalmente de una violencia escalonada y una relación desigual entre la mujer y el asesino, se registraron 15, de los cuales 9 son femicidio según el artículo 21 de la Ley de Penalización de Violencia Doméstica  y 6 de lo que se cataloga como femicidio ampliado según la convención de Belem do Pará, esta clasificación ampliada lo que hace es incluir que el asesino puede ser una persona con la que no se tenga una relación o un desconocido. 

Pero además de estos casos tenemos 34 asesinatos de mujeres que no han sido clasificadas porque no se tienen los informes periciales o policiales correspondientes. ¿Qué ha pasado con los casos de esas 34 mujeres? Ha pasado casi un año para algunas desde que fueron asesinadas ¿Tenemos que creer que no se ha podido definir cuáles fueron las circunstancias que llevaron a ese asesinato y/o quién fue su homicida?

Podríamos seguir sumando análisis sobre los diferentes contextos en los que las mujeres sufren violencia y en los que también el acceso a la justicia no es para nada pronta ni cumplida y si empezamos a preguntarnos el porqué de las cosas nos encontramos con un derecho penal permeado de sexismo y misoginia, prueba de ello son los jueces a los que el término femicidio les resulta innecesario.

Interpelamos al estado como principal responsable de hacer cumplir nuestros derechos de manera que gocemos de todos los recursos y servicios para que se garantice nuestra seguridad, además exigimos que se garantice a las víctimas y sus familias el acceso a una justicia pronta y cumplida, hasta ahora solo nos hemos encontrado con la ausencia de la perspectiva de género por parte de los profesionales encargados de intervenir, proceder y dictar sentencias, rasgos sexistas en el abordaje de las pruebas y testimonios para las investigaciones, ausencia de personal capacitado, ausencia de protocolos de intervención, problemas con la falta de inmediatez, pensamientos machistas de que los testimonios de las mujeres no son creíbles, discursos misóginos de la mala fe de la declaración de las mujeres, todos estos son callejones que desembocan en una única puerta, la puerta de la injusticia y la impunidad. 

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

Foto adulta mayor

De adultas mayores cuidadoras y pandemia

Yuri Pittí
Lo personal es político 02 de agosto de 2020

En los circuitos precarios de cuidados, las mujeres adultas mayores que cuidan han venido siendo especialmente invisibilizadas y oprimidas. Actualmente se constituyen como una población en riesgo frente al COVID19, lo que restringe sus posibilidades de seguir cuidando; no obstante, la aplicación de medidas deliberadas por parte de los Estados neoliberales sigue omitiendo la urgencia y el carácter imprescindible de los cuidados que permiten la vida en los subsistemas familiares y comunitarios. Los más afectados, son los barrios empobrecidos, donde miles de receptores de cuidados quedan a la deriva.

WhatsApp Image 2020-10-06 at 17.35.07

Crisis de los Cuidados, FMI y ajuste (Segunda parte)

DANIELA JIMÉNEZ MONTERO
Lo personal es político 15 de octubre de 2020

En esta segunda parte, la economista, Daniela Jiménez Montero, nos habla sobre como la crisis sanitaria se recarga en las espaldas de las mujeres. También aborda como las propuestas político económicas brindadas por el gobierno, dejan por fuera la redistribución de los cuidados, y por tanto a las mujeres.

117542504_10158761840203383_8709076295439537449_n

¿Violencia de género? "Esto no es urgente en tiempos de COVID-19?"

Colectiva por el Derecho a Decidir
Lo personal es político 24 de agosto de 2020

Desde la Colectiva por el Derecho a Decidir nos unimos a la demanda que muchas mujeres y organizaciones en América Latina y el Caribe han extendido, de que se reconozcan y visibilicen las violencias y desigualdades de género a las que nos enfrentamos las mujeres en el actual contexto de pandemia por Covid-19. Violencias que pasan también por la ausencia y negligencia de los Estados, especialmente cuando se trata de nuestros derechos sexuales y derechos reproductivos.

Tu voz mujer |  Mujeres en Cuarentena | La triple jornada

La mujer en cuarentena, la triple jornada: entrevista del programa "Tu voz mujer" a Lady Mora

Lady Mora y Jessenia Sarmiento
Lo personal es político 07 de agosto de 2020

Para el diario Más allá de la Cortina es un placer hacerles llegar la entrevista que le hizo Jessenia Sarmiento, del programa "Tu voz mujer", del medio de comunicación Hechos Ecuador, a Lady Mora, quien forma parte de la Sección de Feminismos de este diario digital. La entrevista versa sobre la temática de la mujer en cuarentena, la triple jornada.

WhatsApp Image 2020-10-06 at 17.35.07

Crisis de los Cuidados, FMI y ajuste (Primera parte)

Daniela Jiménez Montero
Lo personal es político 08 de octubre de 2020

Este artículo es una primera entrega realizada por la economista feminista, Daniela Jiménez Montero. ¿Qué es la crisis global de los cuidados? ¿Cómo afecta a las mujeres y a la economía la división sexual del trabajo? ¿En las propuestas del gobierno y de la oposición se ha tomado realmente en cuenta a las mujeres como agente clave en la creación de una ruta para la reconfiguración del Estado y la Economía? Son algunas de las preguntas que responde.

1. Poesía y Libertad: reflexiones con Alvaro Mata Guillé

1. Poesía y Libertad: reflexiones con Alvaro Mata Guillé

Alvaro Mata Guillé
Encuentros con Alvaro Mata Guillé 10 de agosto de 2020

La siguiente es la primera entrega de una serie de reflexiones cortas, hechas por el escritor e intelectual costarricense, Alvaro Mata Guillé, sobre la relación entre la poesía y otros temas intrínsecos a nuestra existencia. En pocos minutos usted encontrará argumentos que le ayuden a ejercitar el pensamiento y a profundizar en esos vacíos que conforman nuestro ser.

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

IMG_0036

Poemas de Jaime Huenún Villa (Poeta Mapuche)

Jaime Huenún Villa
Ni pena ni miedo 18 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración del poeta mapuche Jaime Huenún Villa (Valdivia, sur de Chile, en 1967). Él es poeta y escritor mapuche-huilliche. Obtuvo el premio Pablo Neruda de poesía (2003), la beca Guggenheim de Nueva York (2005), el premio a la mejor obra poética publicada en Chile otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2013), el premio Manuel Montt otorgado por la U. de Chile (2019), el premio Nacional de Poesía Jorge Teillier (2020), entre otros reconocimientos. Posee una gran variedad de libros de poesía con alto reconocimiento internacional y de los cuales tenemos el agrado de hacerles llegar una valiosa muestra

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

Clase XIII - Desmontando algunos mitos del libertarismo de Robert Nozick

Desmontando algunos mitos políticos del libertarismo de Nozick, a la luz del contexto político costarricense

MSc. Esteban Paniagua
Desmontando los mitos 24 de octubre de 2020

Esta es una de las últimas clases del curso: "Desmontando los mitos de la teoría política occidental: un exordio frente a la muerte de la filosofía política". Aquí analizamos los argumentos básicos del libertarismo y los relacionamos con la política costarricense, ya que es necesario comprender que nuestro contexto no es blanco y negro y que enemigos del bien público los encontramos tanto dentro como fuera del gobierno

unnamed

El mito de la democracia, un comodín de la derecha (V Parte)

Rogelio Cedeño Castro
Reflexiones 24 de octubre de 2020

"Las denominaciones o calificativos encerrados en las palabras populismo y comunismo, constituyen el anatema por excelencia para el logro de los propósitos de una derecha, cada vez más temerosa y exasperada por la emergencia de lo popular en nuestras sociedades, esa presencia creciente de nuevos y dinámicos actores sociales que ya no responden a sus juegos de control político tiene que ser frenada a cualquier costo y dentro de la historia reciente de nuestros países encontramos abundantes ejemplos de ello, siendo el caso de Honduras uno de los más reveladores de estas actuaciones cruentas y hasta homicidas de las viejas élites del poder, con tal de alcanzar sus no siempre tan ocultos propósitos de perpetuar la dominación oligárquica, aun a riesgo de enfrentarse después con graves problemas de legitimación."

Boletín Semanal