Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

La infancia y los juegos como motor de desarrollo y formación

Rita Ramos, viene de Jaqué-Darién, la provincia verde de Panamá. Es socióloga. Estudia Antropología, arqueología y un máster en Ciencias Sociales. Escribe poemas y es una apasionada amateur de la fotografía. Su interés como escritora está relacionado con temas de ambiente, corrupción, alimentación, salud, identidades y género.

Reflexiones 03 de septiembre de 2020 Rita Ramos
IMG_8801
Fotografía de Rita Ramos

Datos obtenidos de UNICEF señalan que más de 1.500 millones de niños y jóvenes están afectados por el cierre de las escuelas en todo el mundo. Muchos de ellos toman sus clases y socializan cada vez más a través de internet.

Esto imposibilita las formas habituales de interactuar con otros niños o niñas haciendo que este tiempo confinados - ya sea total o parcialmente- vulnere en gran medida sus derechos; además, la sobre exposición a la tecnología como única forma posible de interactuar con otros, sobre todo para los que viven en las urbes, les hace vulnerables a los peligros de la red. Por lo que su protección, en todos los aspectos de su vida debería ser una prioridad.

El confinamiento crea en la niñez ansiedad, estrés y todo tipo de emociones que no necesariamente puede ser expresadas con palabras, sino que se expresan a través de gestos, berrinches y/o llanto. Dentro del confinamiento las niñas y niños no cuenta con las mismas condiciones y no todos están confinados en las mismas áreas; no es lo mismo estarlo en un lugar que le brinda al niño o niña condiciones para expresarse, distraerse y jugar, a estarlo en otros donde no tienen esa posibilidad. 

Cuando son diferentes las condiciones en que niños y niñas han crecido, lo podemos ver incluso en los juegos y actividades que cada uno desde su nacimiento ha venido realizando; pero también en el cómo se vive este confinamiento en el seno de los hogares y cuáles son las alternativas para no caer en la desesperación y el estrés producto de la acumulación de sensaciones. 

Durante la pandemia la tecnología ha permitido que se hagan famosos algunos juegos que permiten interactuar pese a la distancia - si bien no es lo mismo que jugar a la lata con tus amigos en un patio - estos juegos vienen a ser el aliciente para descargar el estrés y a la vez interactuar con personas de la misma ciudad y de otras partes del mundo a través de la internet. No obstante, está comprobado que los infantes necesitan de otros tipos de juegos que, a través de la interacción cara a cara con otros y la actividad física, les permitan desarrollar ciertas áreas de su cerebro y de su cuerpo. 

Oscar Reyes Ruvalcaba y otros, en un estudio sobre la niñez y la educación, señala que a principio del Siglo XX el Estado concebía a la escuela como el principal vehículo de normalización de la infancia, esto de alguna u otra forma permitía moldear la conducta de los niños y niñas e interiorizar normas sociales. No obstante, no podemos hacer caso omiso a que el rol de las escuelas también ha sido enseñar a las niñas y niños a ser competitivos, a estar por encima unos de otros y a ser segmentados según sus edades, sexo, clases sociales, etc. 

Para muchos niñas y niños que están viviendo estos tiempos de pandemia, el rol antes ejercido por la escuela, ha quedado en manos de las familias, lo cual supone ventajas y desventajas. Y es que sumado a la deficiencia de nuestros sistemas educativos para enfrentar esta crisis, muchos infantes han quedado a la deriva, con poco acompañamiento; incluso algunos solos en casa, dado que sus padres y madres se encuentran laborando. El tiempo y la compañía que se le dedique en casa a los infantes, en este momento más que nunca, podría influir de forma sustantiva en este proceso educativo tan vital para su desarrollo y aprendizaje.  

Independientemente de si un niño está creciendo en la urbe o en el campo, sigue siendo un niño, un ser humano y merece ser feliz. Y así como no debería haber diferencias entre unos espacios y otros en cuanto al acceso a la tecnología, tampoco debería haberla respecto al acceso a espacios verdes donde los niños y niñas puedan desarrollar otras actividades, como los llamados juegos tradicionales heredados de generación en generación, y que hoy en día corren peligro. 

En medio de tanto encierro, para quienes crecimos en el campo, es imposible no pensar en los juegos de antaño, en la libertad que generaba estar en el patio jugando a la matita de cilantro, o al diablo y el ángel, entre cafetales, potreros y ríos. Aún hay niños y niñas que crecen en el medio de la naturaleza, y sin duda, no son las mismas formas de interactuar, y los mismos juegos los que conocen; a diferencia de niños que crecen interactuando con otros niños a través de consolas, computadoras o celulares. 

Pareciera que los avances tecnológicos han venido a competir con esas formas tradicionales de jugar. Es común ver niños que desde temprana edad tienen el celular en su mano la mayor parte del tiempo, con la facilidad de descargar una multiplicidad de juegos; mismos que le permiten entretenerse, pero que poco aportan a su desarrollo psicomotor y solo le brindan una reducida posibilidad de interacción con otros.

Los juegos tradicionales que muchos de nosotros recordaremos, ayudan a los niños y niñas a desarrollar habilidades y actitudes necesarias para su interacción con las demás personas, creando vínculos que muchas veces se mantienen hasta la vida adulta. Son juegos mucho más inclusivos y sanos, donde no se ve esa diferenciación tan marcada por sexo u edad; como sí se observa en algunos juegos digitales o de mesa, que desde su presentación ya generan una división entre unos y otros. 

Las décadas de los 70´s y 80´s fue la última época antes de la entrada del teléfono móvil a la cotidianidad de nuestras vidas; aún para 1990, año en que nací, crecíamos con los juegos de antaño prácticamente como única forma de distracción, de hecho, no fue hasta el año 2000 que en casa tuvimos una televisión. Fue la mejor época, jugando a la lata, la matita de culantro, mirón mirón y el escondite.  

Quiénes también hayan disfrutado de esa experiencia quizás se sentirán muy identificados; no se trataba de competencia sino de compartir junto a otros niños, niñas y hasta adultos; disfrutábamos de las bondades del campo y los espacios abiertos. No era necesario separar hombres y mujeres, incluso recuerdo jugar con mis amigos y amigas de infancia al cocinadito, cosa que pudiera parecer en principio muy femenina; pero que implicaba tanto para niños y niñas, habilidades como conseguir alimentos, prepararlos y hasta servirlos, era uno de los juegos más divertidos.  

No podemos decir lo mismo de la era tecnológica, sin duda el panorama es otro, hemos cambiado los juegos de antaño por los tecnológicos; se han generado y profundizado las barreras entre niños y niñas, se han alterado las formas de acercarnos y convivir, y con ello nuestras comunidades y familias.  

La tecnología para estos tiempos ha sido fundamental, porque ha permitido acercarnos de maneras antes imposibles; pero también ha creado una distancia abismal entre aquellos niños con acceso a la tecnología y los que no la tienen. Paradójicamente, hoy la pandemia pone en evidencia cómo muchos niños, que pueden tener o no acceso a la tecnología, no necesariamente tienen espacios verdes donde recrearse; y eso también, de cierta forma, limita y vulnera sus derechos. 

Ciertamente, sí es necesario proteger a los niños y niñas, no importa que estos vivan en el campo o en la ciudad; pero sobre todo, entender que hoy, protegerlos y brindarles a todos y todas igualdad de oportunidades para educarse, compartir, jugar y ser felices, estando confinados o no, pasa por brindarles tanto acceso a la tecnología como acceso a viviendas dignas, espacios verdes y calidad de vida. 

Si bien durante este siglo XXI los avances tecnológicos traerán consigo otros juegos, hagamos que convivan y coexistan con los juegos tradicionales, demos a los niños mayor espacio, tiempo libre, formas en que puedan liberar estrés, mejorar sus habilidades y confraternizar con otros niños y niñas. Luchemos para que los juegos de antaño no sean olvidados, para que sean incorporados en los programas de estudio dirigidos a la niñez, y démosle su lugar e importancia en la cultura inmaterial de nuestros pueblos, para que sigan siendo transmitidos de generación en generación.

Y, sobre todo, si nos es posible, no dejemos que el confinamiento sea un obstáculo, compartamos mayor tiempo con los niños y niñas, juguemos con ellos, creemos lazos duraderos. Demos a los niños y niñas la oportunidad de desarrollar sus capacidades a través de estos juegos de antaño tan necesarios, y con ellos, revivamos nuestros más hermosos y divertidos recuerdos de infancia. 

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

CEDRÓN - 2018 (1)

La CIA: Mecenas del arte abstracto en Latinoamérica

José Antonio Cedrón
Reflexiones 03 de agosto de 2020

En el siguiente artículo José Antonio Cedrón expone como la Agencia Central de Inteligencia (CIA) coordinó y fomentó clandestinamente las más diestras ofensivas a favor del arte abstracto en el contexto de Guerra Fría ¿Por qué la CIA fomentó el arte abstracto? ¿Cuáles fueron algunos de los mecanismos empleados por la CIA para la promoción del arte abstracto? son algunas de las preguntas que se intentan responder.

unnamed

A los 80 años del asesinato de León Trotsky (Primera Parte)

Rogelio Cedeño
Reflexiones 04 de septiembre de 2020

En este artículo se introduce a una serie de reflexiones a través de las cuales visualizaremos la trayectoria de uno de los personajes rusos de mayor influencia en la política latinoamericana y mundial, quien fuera asesinado viviendo exiliado en México

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

IMG_0036

Poemas de Jaime Huenún Villa (Poeta Mapuche)

Jaime Huenún Villa
Ni pena ni miedo 18 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración del poeta mapuche Jaime Huenún Villa (Valdivia, sur de Chile, en 1967). Él es poeta y escritor mapuche-huilliche. Obtuvo el premio Pablo Neruda de poesía (2003), la beca Guggenheim de Nueva York (2005), el premio a la mejor obra poética publicada en Chile otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2013), el premio Manuel Montt otorgado por la U. de Chile (2019), el premio Nacional de Poesía Jorge Teillier (2020), entre otros reconocimientos. Posee una gran variedad de libros de poesía con alto reconocimiento internacional y de los cuales tenemos el agrado de hacerles llegar una valiosa muestra

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

Clase XIII - Desmontando algunos mitos del libertarismo de Robert Nozick

Desmontando algunos mitos políticos del libertarismo de Nozick, a la luz del contexto político costarricense

MSc. Esteban Paniagua
Desmontando los mitos 24 de octubre de 2020

Esta es una de las últimas clases del curso: "Desmontando los mitos de la teoría política occidental: un exordio frente a la muerte de la filosofía política". Aquí analizamos los argumentos básicos del libertarismo y los relacionamos con la política costarricense, ya que es necesario comprender que nuestro contexto no es blanco y negro y que enemigos del bien público los encontramos tanto dentro como fuera del gobierno

unnamed

El mito de la democracia, un comodín de la derecha (V Parte)

Rogelio Cedeño Castro
Reflexiones 24 de octubre de 2020

"Las denominaciones o calificativos encerrados en las palabras populismo y comunismo, constituyen el anatema por excelencia para el logro de los propósitos de una derecha, cada vez más temerosa y exasperada por la emergencia de lo popular en nuestras sociedades, esa presencia creciente de nuevos y dinámicos actores sociales que ya no responden a sus juegos de control político tiene que ser frenada a cualquier costo y dentro de la historia reciente de nuestros países encontramos abundantes ejemplos de ello, siendo el caso de Honduras uno de los más reveladores de estas actuaciones cruentas y hasta homicidas de las viejas élites del poder, con tal de alcanzar sus no siempre tan ocultos propósitos de perpetuar la dominación oligárquica, aun a riesgo de enfrentarse después con graves problemas de legitimación."

Boletín Semanal