Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Nuevo “Entendimiento” entre Estados Unidos y Panamá viola el ‎Tratado de Neutralidad, el Derecho Internacional y la Constitución panameña

Esta noticia pertenece a la Red Voltaire y fue publicada en Panamá, el 4 de setiembre de 2020. Encabezada por Robert O’Brien, consejero de seguridad nacional del presidente de ‎Estados Unidos, una delegación estadounidense realizó una extraña visita relámpago a Panamá ‎a mediados de agosto, en lo que ya se perfila como la apertura de un nuevo capítulo en la cruzada ‎particular de Estados Unidos contra China, país cuyo enorme potencial económico se ha ‎convertido en preocupación de primer plano para Washington. El especialista panameño en ‎relaciones internacionales Julio Yao aborda nuevamente un tema prácticamente desconocido ‎fuera del ámbito regional.‎

Internacionales 07 de septiembre de 2020 Julio Yao Villalaz
gatun-locks-panama-canal-cr-rsz-6cd89

Para conocer qué vino a hacer a Panamá Robert O’Brien, el consejero de seguridad nacional del presidente Donald Trump, acompañado del almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de ‎Estados Unidos (SouthCom); de Mauricio Claver-Carone, director del Consejo de Seguridad ‎Nacional para el Hemisferio Occidental; y de Adam Boehler, director general de la Corporación ‎Financiera de Desarrollo Internacional de Estados Unidos, revisemos los antecedentes de estos ‎funcionarios y contextualicemos.‎

‎¿Quién es Robert O’Brien? ¿Cuáles son los antecedentes inmediatos de su misión? ¿Qué hizo ‎en Panamá? ¿Qué significan sus actos a la luz del Derecho Internacional y de la Constitución de Panamá?‎

Robert O’Brien es el cerebro estadounidense detrás de los ataques a Rusia y de la guerra ‎contra China, está encargado específicamente de castigar a quienes no sigan las directrices de ‎Estados Unidos contra Pekín, de conformidad con el Clean Network Program, bajo la campaña ‎denominada “América Crece” (donde dice “América” léase “Estados Unidos”).‎

Mauricio Claver-Carone es el candidato de Washington a la presidencia del Banco ‎Interamericano de Desarrollo (BID), y está siendo sumamente cuestionado por un sector ‎representativo de la región. De origen cubano pero con ciudadanía “gringa”, Mauricio Claver-‎Carone promueve el plan “Regreso a las Américas”, que propone la reinstalación en América ‎Latina de las empresas estadounidenses que desde hace décadas se mudaron a China. ‎

Juntos, O’Brien y Claver-Carone tienen la misión de sabotear a China en Latinoamérica, ‎empezando por Panamá.‎

La misión de O’Brien estuvo precedida de la visita de otro funcionario estadounidense, David ‎Malpass, subsecretario para Asuntos Internacionales del Departamento del Tesoro, quien vino a ‎Panamá el 17 de agosto de 2018, precisamente cuando se cumplía un año de la apertura de ‎las relaciones entre Panamá y China, el 17 de julio de 2017.‎

En Panamá, David Malpass suscribió un Memorándum de Entendimiento con el gobierno del ‎entonces presidente Juan Carlos Varela. En ese documento se acuerda ampliar el papel de ‎Panamá como plataforma de distribución de gas natural licuado (estadounidense) a ‎Centroamérica y el Caribe –un mal paso para Panamá, ya que, antes de Estados Unidos, Hugo ‎Chávez, el fallecido presidente de Venezuela, había planteado a Panamá el mismo ofrecimiento, ‎durante el gobierno de Martín Torrijos, que no aceptó la propuesta venezolana.‎

Ahora, el 17 de agosto de 2020, O’Brien suscribió con Panamá otro Memorándum de ‎Entendimiento, esta vez con el gobierno del presidente Laurentino Cortizo. ‎

La gran diferencia entre el nuevo “entendimiento” y el anterior es que O’Brien añadió que ‎Estados Unidos y Panamá promoverán la participación de capital privado estadounidense en ‎‎«obras de infraestructura», como «recursos hídricos, carreteras, ferrocarriles, puertos, ‎aeropuertos, instalaciones logísticas, transmisión de electricidad» (Sección 2-B del nuevo ‎‎“entendimiento”), o sea en casi todo.‎

Pero este Memorándum de Entendimiento de O’Brien viola la Declaración Conjunta suscrita por ‎el presidente chino Xi Jingpin y el presidente Juan Carlos Varela en ocasión de la visita de Xi en Panamá, ‎el 1º de diciembre de 2018. Como escribimos entonces en el diario La Estrella de Panamá:‎

«La Declaración Xi-Varela afirma, además, que Panamá se incorpora a la iniciativa ‎‎“La Franja y la Ruta” como socio complementario para promover el diálogo y ‎la cooperación en la región; da la bienvenida a las empresas chinas para proyectos de ‎inversión y establecer sedes en toda América Latina y el Caribe y pone a disposición ‎de China su plataforma logística para propiciar un mayor intercambio comercial ‎con Asia.» (Julio Yao, La Estrella de Panamá, 13 de diciembre de 2018)
Por lo tanto, el Memorándum de Entendimiento firmado con O’Brien se opone a la Declaración ‎Conjunta de los presidentes de Panamá y China y carece de validez jurídica.‎

Por supuesto, en Panamá O’Brien reiteró los ataques recurrentes y cansinos de Estados Unidos ‎contra Cuba, Nicaragua, Venezuela, Irán, Corea del Norte y China, con calumnias y difamaciones ‎directas al Partido Comunista Chino (esto último fue cortesía de la Embajada de ‎Estados Unidos), ataques que constituyen violaciones del Derecho Internacional –también lo sería que la ‎embajada de cualquier país en Panamá se permitiese expresar juicios negativos sobre el Partido Republicano o ‎sobre la Casa Blanca. ‎

Como es usual, O’Brien también habló en privado contra los países antes mencionados, buscando ‎específicamente que Panamá desista de su solicitud de ayuda médica cubana para enfrentar la ‎pandemia de Covid-19 y ejerció presión en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ‎acusándolo de «narcotraficante».‎

‎¿Cuál es el propósito más importante del Memorándum de Entendimiento de O’Brien?‎

A nuestro juicio, Robert O’Brien intenta prohibir y de hecho obstruye la presencia de China ‎en Panamá y el acceso chino al Canal –algo que ya no es de la competencia de ‎Estados Unidos porque el Canal es ahora exclusivamente panameño–, impidiendo que China y ‎sus empresas colaboren en el desarrollo de Panamá y haciendo imposible la neutralidad ‎verdadera de nuestra vía interoceánica, que se vería sometida nuevamente a la hegemonía y a los ‎‎“intereses” de seguridad nacional de Estados Unidos.‎

El Tratado de Neutralidad [1], vigente ad perpetuam, obliga a Panamá a no exponer el Canal ‎ni el Istmo a ninguna amenaza o peligro.‎

China ofreció hacer de Panamá la puerta de entrada a Latinoamérica y el Caribe. De hecho, ‎Panamá es el único país de Latinoamérica que se incorporó oficialmente a la nueva Ruta de la ‎Seda, como reconoce la Declaración Presidencial Conjunta, firmada durante la visita del ‎presidente Xi. Pero el Memorándum de Entendimiento de Robert O’Brien intenta bloquear esta ‎posibilidad y tiende a paralizar toda la actividad china en Panamá, incluidos el Ferrocarril Panamá-‎David, el Cuarto Puente sobre el Canal (proyecto que fue degradado), el Puerto de Cruceros ‎‎(Panamá ya le está debiendo dinero a la empresa china), entre otros proyectos.‎

Estados Unidos intenta imponer un monopolio de sus empresas privadas sobre el territorio de ‎Panamá y ejercer supuestos derechos de extraterritorialidad a través de sanciones que violan el ‎Derecho Internacional.‎

La consecuencia inmediata del Memorándum de Entendimiento de O’Brien es que Estados Unidos ‎convierte a Panamá en aliado de su “guerra” particular contra China. Pero no es el presidente de ‎la República quien puede declarar o hacer la guerra, del tipo que sea, a ningún país. Según la ‎Constitución panameña esa prerrogativa corresponde a la Asamblea Legislativa.‎

Aunque una reciente erosión de las facultades legislativas en favor del Ejecutivo debilita ese ‎mandato (pero sin anularlo), el Artículo 159.5 de la Constitución de Panamá autoriza únicamente ‎al Órgano Legislativo a declarar la guerra y a facultar al Órgano Ejecutivo para asegurar y ‎concretar la paz.‎

Por tanto, el presidente Cortizo debe desoír las órdenes de Washington contra China, que son ‎además órdenes contra el desarrollo mismo de Panamá. De lo contrario, “enemigos” de ‎Washington (¿terroristas?) podrían destruir el Canal y el país.‎

Panamá está obligado como país a cumplir la Resolución 2625 (XXV) de la Asamblea General de ‎Naciones Unidas, emitida el 24 de octubre de 1970, que contiene la Declaración Relativa a los ‎Principios de Derecho Internacional Referentes a las Relaciones de Amistad y a la Cooperación ‎entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.‎

Como ya hemos visto, la Declaración Conjunta presidencial China-Panamá adopta la ‎Resolución 2625 como norma de conducta en sus relaciones internacionales.‎ Esa Declaración condena todas las formas de agresión empleadas por Estados Unidos contra ‎‎“enemigos”, razón por la cual –especialmente los que no son potencias– deben guarecerse bajo ‎estas normas. Dicha Declaración contiene las normas a las que se refiere el Artículo 4 de la Constitución ‎de Panamá, cuando estipula que: ‎«La República de Panamá acata las normas del Derecho Internacional.»‎

Veamos ahora el significado del Memorándum de Entendimiento de Robert O’Brien.‎

En primer lugar, ¿qué es un Memorándum de Entendimiento? Es una forma de tratado ‎internacional, al igual que los acuerdos simplificados, canjes de notas, Actas y otros que, ‎en función de su contenido, deben someterse a la aprobación del poder legislativo, tomando ‎en cuenta siempre que el Artículo 2 de la Constitución panameña estipula que «el poder público ‎emana del Pueblo».‎

El Memorándum de Entendimiento del consejero de seguridad nacional de Estados Unidos, ‎suscrito el 18 de agosto de 2020 el ministro de Economía y Finanzas de Panamá, Héctor ‎Alexander, y Steward D. Tuttle, Encargado de Negocios ad interim de la Embajada de ‎Estados Unidos, no aparece publicado en ningún medio de difusión escrito ni en la página web ‎de la cancillería panameña, motivo por el cual permanece secreto y oculto a la opinión pública. ‎

Además, el ministro Alexander no está facultado para suscribir tratados, según la Constitución, ‎salvo que haya sido empoderado expresamente por el Ejecutivo.

Yo obtuve una copia del Memorándum de Entendimiento, cuando apareció fugazmente en el ‎sitio web de la cancillería panameña, de donde fue retirado de inmediato y sin que haya vuelto ‎a aparecer nunca. Si no se publica este documento ni se somete a la Asamblea y tampoco se le ‎registra como tratado en la ONU, el tal Memorándum de Entendimiento será un acuerdo secreto ‎‎(algo prohibido por el Derecho Internacional) y no podrá ser invocado en la ONU, quedando ‎Panamá sin protección legal ante posibles arbitrariedades.‎

En conclusión, el Memorándum de Entendimiento de Robert O’Brien convierte a Panamá ‎en enemigo de China, nos obliga como panameños a otorgar un monopolio sobre nuestro ‎territorio al capital de Estados Unidos, atenta contra nuestro desarrollo como país, viola el ‎Tratado de Neutralidad y disminuye y niega la soberanía nacional de Panamá.‎

El resultado final es que el Memorándum de Entendimiento que el consejero de seguridad nacional ‎de Estados Unidos traía en su cartera, carece de validez jurídica y, por lo tanto, ‎es nulo.‎

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

VDR6TB2PRJAUDHVJGLYM5O5V5A

Honduras: la democracia saqueada

Rigoberto Ríos Munjía
Internacionales 22 de enero de 2021

Este artículo se refiere a la migración hondureña debido a condiciones de pobreza, la corrupción y la impunidad, las asimitrías sociales del régimen oligárquico, la deuda externa, así como a las luchas populares en Honduras

123

Cantar la Gesta Heroica del 9 de enero de 1964: Panamá, colonia americana NO.

YURI PITTI
Internacionales 09 de enero de 2021

En el siguiente texto, la autora panameña, Yuri Pitti, rememora la gesta Heroica del 9 de enero de 1964. Ella hace un abordaje breve de los acontecimientos sucedidos en el Canal de Panamá, mencionando cómo el imperio estadounidense ultrajó la bandera panameña y asesinó en su camino a mártires panameños. También, recuerda ese día con un listado de obras musicales, referentes a la historia de las relaciones de Panamá con Estados Unidos.

download

30 años de la “Tormenta del Desierto” 

Manlio Dinuccih
Internacionales 19 de enero de 2021

Este artículo explica como a partir de 1990, George W. Busch padre habla de un nuevo orden mundial, empezando en el Medio Oriente en una guerra contra Irak, cuando la URSS estaba a punto de desintegrarse y sobre los millones de muertos que ha dejado EEUU en el mundo, en su "intensión de llevar la democracia"

unnamed

Bolivia en su hora más dramática (Primera Parte)

Rogelio Cedeño Castro
Internacionales 10 de noviembre de 2020

En esta primera entrega sobre esta temática, el sociólogo y escritor costarricense trata sobre la coyuntura del año 2008, cuando la derecha fascista intentaba, al igual que ahora, desestabilizar y destruir a la nación boliviana.

Lo más visto

download

¿Qué es el empleado público?

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 04 de enero de 2021

Este artículo trata de explicar como la mal llamada "clase política", compuesta por el presidente, ministros, diputados y altos jerarcas de las instituciones son los empleados públicos culpables de la crisis económica del país, a pesar de que se nos presentan como si no fueran empleados públicos y los otrosempleados públicos tuvieran la culpa de su mala administración

download

¿Figueres Ferrer un héroe de paz? O de la necesidad de cepillar la historia a contrapelo

Omar J. Ureña Soto
Realidad Nacional 21 de enero de 2021

Un cuestionamiento que debemos hacernos sobre la historia de Costa Rica, desde la filosofía política y la historia de las ideas es la reciente resolución que sostiene que José María Figueres Ferrer es un héroe de la paz. No debemos dejar en la oscuridad sectores de por sí ya oscurecidos del ser y que poco a poco debemos debelar y hacer parte de nuestra memoria reciente. De nuestra memoria histórica.

rafael rubio

Poemas de Rafael Rubio, Chile.

Rafael Rubio
Ni pena ni miedo 23 de enero de 2021

Rafael Rubio Barrientos: poeta y académico. Autor de los siguientes libros de poesía: Arbolando (1998), Madrugador Tardío (2000), Luz Rabiosa (2004), Mala Siembra (2010), Caudal (2012), Viernes santo (2019). Ha obtenido los siguientes premios: Premio FEUC (Federación Estudiantes de la Universidad Católica), Premio poesía joven Armando Rubio, Premio de Poesía Pablo Neruda (2006), Premio Academia Chilena de la Lengua, Premio Municipal de Literatura, Premio Gabriela Mistral. Ha sido incluido en diversas antologías y revistas de circulación nacional e internacional.

Foto Olivas

LA POESÍA COMO DISCIPLINA: Un acercamiento a la obra de Juan Carlos Olivas, Costa Rica.

Sebastián Miranda Brenes
Ni pena ni miedo 12 de enero de 2021

A continuación un acercamiento al trabajo literario del poeta costarricense Juan Carlos Olivas, Turrialba, 1986. "...yendo un poco más allá de sus libros, como conozco a Juan Carlos personalmente, su obra ya numerosa y reconocida internacionalmente, no se debe solo a su talento, sino que como todo artista, trabajador o persona sobresaliente, hay una ardua disciplina atrás de su trabajo. Un escritor que se sienta a diario en su estudio a leer, a escribir y autocorregir sus textos con rigurosidad. Un escritor que estudia a conciencia estilos, formas, uso del lenguaje de los y las grandes poetas de las distintas lenguas. Un artista dedicado completamente a su oficio, ... Alguien atento a su contexto, a su entorno y que ha ido plasmándolo en su obra".

Captura de Pantalla 2021-01-03 a la(s) 10.41.43

El maletín y la cajita

David Monge Arce
Reflexiones 03 de enero de 2021

Con esta entrega iniciamos una serie de críticas de cine, realizadas por el escritor costarricense David Monge. Esperamos sean de su agrado y les invitamos a comentar sus apreciaciones sobre las películas analizadas

Boletín Semanal