Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

¿Acaso bestia, acaso alter ego? Brevísimas notas sobre “La mujer que vendría lunes”, de Bernabé Berrocal

La presente nota arroja nuestra mirada hacia algunos de los aspectos estéticos y literarios más llamativos de la exquisita obra de uno de los principales narradores costarricenses de hoy en día. Se trata de la obra "La mujer que vendría lunes", de Bernabé Berrocal

Ni pena ni miedo 20 de septiembre de 2020 Gustavo Arroyo
0ed4cd57-9fd9-4fad-93cc-b2c5a42a0014
"La mujer que vendría lunes" Esta obra forma parte de la colección de Uruk Editores

¿Cómo se enmarañan las historias de un hijo con su padre moribundo, de un funcionario del Ministerio de Salud que fumiga la peste mientras espera —por fin— haber encontrado el amor, de una mujer que en una semana desmenuza sobre sus pies veinte años de imágenes y sonidos? La única respuesta posible es la memoria, razón por la cual, como un hilo de Ariadna tales historias logran también desenmarañarse y fluir grácilmente. He aquí, pues, la memoria como causa, compilador y desenlace.

“La mujer que vendría lunes”, tercera entrega publicada de obra narrativa del escritor costarricense Bernabé Berrocal, es un compendio de tres relatos, a saber: “La verdad sobre nosotros”, “Ulises no volverá”, y el tercero es, justamente, el que aporta su título al libro.

Bernabé Berrocal-HQ0C0843-m
Bernabé Berrocal, narrador costarricense

Este cuentario, ante todo, amalgama un entretejido que se construye desde el recuerdo, acrisolándose en la idea, para soltarse en el instante relatado. De esta forma, el autor se desliza (con evidente acierto) entre imaginación, coloquialismo y sencillez, para construir estampas muy sólidas y de elegancia innegable; el entarimado de esas estampas erige cada una de las narraciones de la obra. Claro ejemplo de lo anterior se encuentra en el primero de los relatos:

“Calló. Pero en sus adentros volvió a halar el hilo que despuntó en su memoria, cuando, franqueando la pared de agua que avanzaba por las calles en procesión de goterones levantando polvo, jugaba con otros niños a decir: ahora lluvia… y daban un salto… y ahora no lluvia. Con el cielo escindido sobre sus cabezas adivinaban el desconcierto de los bichos rastreros que huían de la odiosa humedad y, en las copas de los árboles, redondeando el fenómeno que interpretaban como broma de la naturaleza, una bandada de pájaros adormilados”.

No conforme con la solidez y elegancia, hay un cuarteto de expresión e intensidad variable, común en los relatos. Así, la dinámica abuso-resentimiento-desolación-resignación, emerge como nota prismática de la derrota de los personajes. Aquí no debe asimilarse derrota a fracaso o infelicidad, sino a inevitabilidad humana, sazón última del conjunto que urde el autor. 

Vale destacar, también, un sutil uso de elementos seudofantásticos, que exceden el imaginario popular a partir de su intención simbólica, para aterrizar en examen, culpa y consecuencia. Qué mejor ejemplo que la criatura aberrante del segundo relato (acaso bestia, acaso alter ego), o el caminar por las paredes de aquel trágico personaje del tercero. Para muestra, la cita: 

“El pasmo se explica en la creencia de que la criatura hace emerger en quien le mira recuerdos velados. Desentierra lo callado. Ventila las vergüenzas y corre la cortina de los males hechos al prójimo. Y ya que reblandece la conciencia, también la intranquiliza. Y como unos se confiesan, otros se matan, víctimas de sus propias mezquindades”.

Adicional sabor lo ofrece la tangente que atraviesa los tres relatos: en todos ellos están ocurriendo hechos cotidianos y comunes, que a la vez significan momentos de quiebra y puntos sin retorno para cada uno de sus personajes centrales. Se parte así de la semilla fáctica del momento específico, para llegar a la historia significativa que no logra contarse sola, sino a través de la interacción de historias adyacentes que se cuentan entre sí. Y esto es, sin duda, síntoma y evidencia de un escritor con oficio que aprovecha el recurso y lo exprime a voluntad.

Ese escritor maduro y hábil, cuya labor acá destacamos, es entonces capaz de zurcir elementos referenciales sin que estos lleguen a ser un pretexto para suplir su esfuerzo, ni una desabrida manifestación de jactancia; con lo cual ganan tanto la obra como el lector. Justo sobre esto, dejo el indicio

“En la niñez aceptamos con naturalidad todo lo que se escapa a nuestro entendimiento. Con limitado contexto para cotejar hechos, en esta etapa la imaginación, lejos aún de ser pensada como aptitud que brinde réditos a la manera de, por ejemplo, un artista o un publicista, nos atañe indistintamente como catalizador que volviera el entorno flexible al pensamiento, de posibilidades infinitas. Por ello es la infancia y no la edad madura, escribió Schopenhauer, el tiempo más apropiado para inocular la semilla de la fe”.

Sirvan estas breves anotaciones como feliz invitación a una lectura exquisita.

Gustavo Arroyo, setiembre de 2020.

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

foto 1

Poemas de Angélica Hoyos Guzmán (Colombia)

Angélica Hoyos Guzmán
Ni pena ni miedo 01 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración de Angélica Hoyos Guzmán (Barranquilla, Colombia, 1982). Tiene publicados varios artículos científicos y divulgativos en Colombia, Latinoamérica y España. Tiene publicado un libro de poemas cuyo título es Hilos sueltos (Madrid, España, 2014). Ha publicado un proyecto de fotografía y poesía titulado Cosas del Caribe, y ha sido también incluida en varias antologías internacionales de la poesía contemporánea en Colombia y Latinoamérica.

unnamed

Poemas de Jennifer García (Colombia)

Jennifer García
Ni pena ni miedo 13 de septiembre de 2020

La siguiente es una colaboración de Jennifer García. Ella nació en Medellín, en 1995. Poemas suyos han sido publicados en diversas revistas y periódicos de su país y del exterior. Premio Nacional de Poesía José Santos Soto (Tarso 2019). Ha participado en festivales internacionales de cine y literatura, entre ellos el Festival Internacional de Poesía de Medellín, que organiza y convoca la revista Prometeo. Es tallerista y fundadora del Festival de Poesía de Fredonia (Colombia). Ha publicado Estaciones de lo invisible (Sakura ediciones, 2019)

maxresdefault

Poemas de Marta Cwielong (Argentina)

Marta Cwielong
Ni pena ni miedo 01 de septiembre de 2020

La siguiente es una colaboración de Marta Cwielong (Argentina). Algunos de sus libros son Razones para huir, De nadie, Morada (Valencia, España), Pleno de ánimas, Las vírgenes terrestres, (Observación de poetas latinoamericanas, trabajo de investigación y creación), La orilla, Memorias del hambre, (Ediciones POE Guatemala), Su poesía ha sido traducida al catalán, polaco, italiano y francés. Embajadora de La Guacha Revista Nacional de Poesía. Pertenece a la consejería editorial de la revista Revista Literaria Taller Igitur de Mexico.

Fadir Delgado Acosta (14)

Poemas de Fadir Delgado (Colombia)

Fadir Delgado
Ni pena ni miedo 27 de agosto de 2020

Fadir Delgado Acosta: Escritora de Colombia. Autora de los libros: La Casa de Hierro, El último gesto del pez (Colombia) Lo que diga está lleno de polvo (Ecuador), Sangre seca en el espejo (Costa Rica), La tierra que se tragó el cuerpo (España) Tiene un libro de cuentos publicado en Colombia titulado: No es el agua que hierve.

Ariel Romero

Poemas de Ariel Romero Hernández (Panamá)

Ariel Romero Hernández
Ni pena ni miedo 17 de septiembre de 2020

La siguiente es una colaboración de Ariel Romero Hernández. Escritor panameño (La Chorrera, 1985). Con su poemario Los faroles sostienen la noche ganó el concurso Gustavo Batista Cedeño 2015; con Los hombres de la tierra obtuvo un segundo lugar en los premios del Instituto Panameño de Estudios Laborales (2016), y con Niñez de aire entre la piedra ganó el segundo lugar en el Concurso Nacional de Poesía León A. Soto (2016). Poemas suyos han sido publicados en la Revista Literaria La Maga de la Universidad Tecnológica de Panamá y en blogs literarios como: Internatural, Letralia Tierra de Letras, Revista de Literatura y Arte LP5.

foto Cecilia Podestá

Escritos de "Desaparecida" de Cecilia Potestá (Perú)

Cecilia Potestá
Ni pena ni miedo 02 de agosto de 2020

La siguiente es una colaboración de Cecilia Podestá Cárdenas ( Ayacucho, Perú, 1981). Ella estudió Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha publicado los poemarios Fotografías escritas (Premio Dedo crítico 2002) reeditado en el 2007 en Lima, Perú; La primera anunciación (2006) reeditado en Paraguay por la editorial Felicita cartonera 2010, Muro de carne (Lima, 2007), Desaparecida (2008) y Vía Crusis en Chepén (2010) y varias obras dramáticas.

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

WhatsApp Image 2020-10-06 at 17.35.07

Crisis de los Cuidados, FMI y ajuste (Primera parte)

Daniela Jiménez Montero
Lo personal es político 08 de octubre de 2020

Este artículo es una primera entrega realizada por la economista feminista, Daniela Jiménez Montero. ¿Qué es la crisis global de los cuidados? ¿Cómo afecta a las mujeres y a la economía la división sexual del trabajo? ¿En las propuestas del gobierno y de la oposición se ha tomado realmente en cuenta a las mujeres como agente clave en la creación de una ruta para la reconfiguración del Estado y la Economía? Son algunas de las preguntas que responde.

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

Gian

Poemas de Gian Pierre Codarlupo (Perú)

Gian Pierre Codarlupo
Ni pena ni miedo 12 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración de Gian Pierre Codarlupo (Paita, Perú, 1997), quien ha publicado el libro Caída de un pájaro en el mar (Universidad Nacional de Piura, 2018), con el que obtuvo en Primer Premio en el II Concurso Nacional de Cuento y Poesía “Huauco de Oro”. En 2017 fue Mención Honrosa en el X Concurso “El Poeta Joven del Perú”, organizado por la Fundación Marco Antonio Corcuera.

a17ae2c4-3e67-463d-b624-3cbfe8faeff3

Costa Rica, un país pequeño con élites mezquinas e ingenuas: insumos para analizar la lucha civil social.

MSC. ESTEBAN PANIAGUA
Realidad Nacional 06 de octubre de 2020

Este artículo trata sobre algunas de las principales características de la élite en Costa Rica y la situación actual de protesta y crisis: ¿Cuáles son algunos de los efectos que ha tenido la lucha que inicia el 30 de setiembre en los intereses de las élites? ¿Cómo ha sido el pensamiento pragmático de las élites? ¿Cuál es el resultado que esperan las élites? son algunas de las preguntas que responde.

121598625_4413174065424298_9091582137641734474_o

Habrá represión por orden de la Sala Constitucional

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 14 de octubre de 2020

En el presente texto, Rogelio Cedeño Castro nos habla de la realidad que afrontamos como movimientos sociales a partir del mandato que ha realizado la Sala Constitucional de reprimir los bloqueos que son un acto de presión social por medio de los cuales, el pueblo busca reivindicar sus derechos

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal