Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

La orfandad política en Costa Rica

El siguiente artículo de reflexión evidencia el vacío político y en complicado panorama operativo e ideológico para articular una lucha social, en las actuales circunstancias costarricenses. Es un escenario desde el que debemos partir para diagnosticar el modo mediante el cual podemos y debemos organizarnos

Reflexiones 24 de septiembre de 2020 Sebastián Miranda Brenes
8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba
Sebastián Miranda Brenes, escritor y gestos ambiental Foto de Trauma Films

No hay duda de que estamos viviendo uno de los momentos más críticos en la historia de nuestro país, no solo por la pandemia que nos condujo a una crisis sanitaria mundial, sino que desde hace décadas venimos arrastrando serios problemas económicos, sociales, culturales y ambientales, que han generado, poco a poco, una fuerte presión sobre los grupos sociales, llevándonos cada vez más al límite. Esto provoca una fuerte tensión y que cada vez estemos más cerca de un estallido social.

Esta situación tiene como responsables directos a las élites económicas del país, que durante décadas han formado una clase política con la que han blindado sus privilegios y sus riquezas, y han venido dictando el norte político del Estado costarricense, orientándolo a satisfacer sus propios intereses, sin tener el mínimo grado de misericordia para las clases más vulnerabilizadas y empobrecidas.

Se puede afirmar entonces, que desde hace mucho tiempo en Costa Rica vivimos dentro de una tiranía económica que se sostiene a través de una plutocracia disfrazada de una democracia representativa, que, utilizando los medios de comunicación masiva y las tecnologías de la información, nos someten a una ilusión de paz, bienestar y felicidad, para mantener las aguas de nuestra sociedad en calma.

La constitución de esta clase política ha superado cualquier ideología política. En Costa Rica, los tiempos de las contiendas ideológicas hace mucho que murieron, y ahora los intereses electorales se mueven como un negocio personal, donde las figuras políticas emigran de un partido a otro, no por su visión o proyección, sino para garantizarse una buena retribución económica, ya sea por deuda política o para la ocupación de cargos bien remunerados en la administración de turno.

Este vaciamiento ideológico, que ahora es utilizado como mampara para ponerle nombre algún partido o con fines meramente demagógicos, ha permeado en todas las fuerzas políticas del país, sea cual sea su supuesta tendencia, y ha provocado que, además de que estas agrupaciones se muevan según sus interés y beneficios particulares, el pueblo costarricense padezca de una crónica orfandad política.

Este término se relaciona al eufemismo que se utiliza con los representantes políticos de un país quienes generalmente son llamados padres o madres de la patria, que antes eran escogidos por afinidades ideológicas. Por esto, en una época anterior era común autoproclamarse de un partido o de otro, defender a un candidato o a otro según su color político, y que las plazas públicas en tiempo de elecciones se abarrotaran de simpatizantes. Antes, un color político representaba casi un linaje familiar, y aunque muchas veces las elecciones se celebraban como si fuera un partido de futbol, había una clara línea de pensamiento que marcaban las diferencias entre estos.

Sin embargo, la decepción, la desconfianza y la apatía que nuestro país siente por la clase política cada vez es más marcada, pues que el cinismo y la descarada corrupción se hace más evidente por parte de esta.

Este síntoma se evidencia cada cuatro años en las elecciones presidenciales, donde el abstencionismo es el ganador, pues siempre supera significativamente el porcentaje obtenido por los partidos políticos participantes, ya que el grueso de la población no se siente representado por ninguno de estos. Lo que quiere decir que, volviendo al eufemismo anteriormente mencionado, la mayor parte de los ciudadanos en nuestro país pueden declararse abiertamente huérfanos políticos, y obviamente yo me incluyo en estos.

A pesar de ser mayoría existe una coyuntura que ha debilitado a todos lo movimientos opositores que impide organizarnos, y hacerle frente a esta crisis que vivimos, puesto que estás contrafuerzas también han sido tomadas por la clase dominante.

Ejemplo de esto son las universidades públicas, donde en los últimos años rectorías y federaciones estudiantiles vienen siendo asesoradas y apoyadas por partidos políticos específicos. Así que no es de extrañar actualmente ver a un rector o dirigentes estudiantiles de una universidad pasando a ocupar un cargo público dentro de un gobierno de turno, además de impulsar medidas a lo interno para debilitar los movimientos de oposición y moldear el sistema universitario para que respondan a los intereses de la élite económica del país.

No obstante, uno de los sectores más golpeados por esta orfandad son los sindicatos, que también han perdido gran parte de su credibilidad y su fuerza opositora, principalmente aquellos del sector público. A lo largo de los últimos 40 años, estas organizaciones, han sido señaladas por irregularidades, corrupción y por velar por los intereses de un pequeño grupo de líderes sindicales y no realmente por la clase trabajadora del país.

Por lo general, estas agrupaciones se mueven de forma autocrática y ególatra. Su forma de trabajo no refleja el discurso democrático que profesan y no le garantizan a los agremiados ni tiempo sindical, ni la seguridad salarial durante un periodo indefinido de huelga, aunque estos paguen, mes a mes, sumas cuantiosas que son rebajadas directamente de sus salarios. Además, en las últimas luchas sociales, también han sido señalados por pésimas negociaciones que terminan afectado al grueso de los trabajadores públicos, y se les ha recriminado que los altos jerarcas sindicales, poco a poco han ido formando de esta clase política, dejando también huérfanos a quienes creían en este sector.

Dentro de este desolado panorama, nos encontramos con pequeños partidos políticos cuya popularidad es escaza y débil, agrupaciones sociales de distintos cortes, que intentan, con poco éxito, organizar movimientos masivos para hacerle frente a la crisis económica, social, cultural y ambiental que vivimos.

Ya se aproxima un nuevo y particular año electoral, marcado por una pandemia, que probablemente será una excusa para atacar o defender intereses partidarios. Ya vemos como algunas figurillas comienzan a moverse de una agrupación a otra según su conveniencia. Ya se observa gárgolas aspirantes a presidente, que no son más que parte del paisaje electorero, y como los medios de comunicación masiva comienzan a presentar a sus posibles candidatos, mientras otros desempolvan sus libros sagrados para utilizar los dogmas religiosos como estrategia.

Así entre coaliciones, acuerdos, pactos, ataques y contrataques, nos encontramos la mayoría de nosotros y nosotras, en medio de esta farsa electoral, debajo de una cúpula económicamente poderosa, que proclama no tenernos miedo, pues están seguros de que estamos desarticulados, que no se ha generado ninguna coyuntura capaz de organizarnos para desmontarles los negocios, y que atados de manos, por impuestos, deudas, recortes salariales y pandemia, nos encontramos aislados, preocupados y ocupados, en buscar la forma de sobrevivir ante esta situación crítica.

Pero en el fondo, la mayoría de nosotros y nosotras, habitantes de este orfanato político, llamado Costa Rica, conservamos la esperanza de que en algún momento podamos acuerparnos para iniciar un cambio, pues a causa de la inconformidad y de la indignación, ya se sienten los fuertes vientos de lucha que están a punto de reventar.

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

IMG_8801

La infancia y los juegos como motor de desarrollo y formación

Rita Ramos
Reflexiones 03 de septiembre de 2020

Rita Ramos, viene de Jaqué-Darién, la provincia verde de Panamá. Es socióloga. Estudia Antropología, arqueología y un máster en Ciencias Sociales. Escribe poemas y es una apasionada amateur de la fotografía. Su interés como escritora está relacionado con temas de ambiente, corrupción, alimentación, salud, identidades y género.

unnamed

A los 80 años del asesinato de León Trotsky (Primera Parte)

Rogelio Cedeño
Reflexiones 04 de septiembre de 2020

En este artículo se introduce a una serie de reflexiones a través de las cuales visualizaremos la trayectoria de uno de los personajes rusos de mayor influencia en la política latinoamericana y mundial, quien fuera asesinado viviendo exiliado en México

mafalta.net

El Adultocentrismo, una discriminación invisibilizada

Natasha Pacheco
Reflexiones 27 de septiembre de 2020

En el siguiente artículo Natasha Pacheco nos habla sobre el adultocentrismo: ¿Qué es adultocentrismo? ¿Desde el discurso del adultocentrismo como se visualiza la juventud? ¿Cuáles son algunas prácticas del adultocentrismo? ¿Cómo afecta el adultocentrismo a las personas? son algunas de las preguntas que responde.

CEDRÓN - 2018 (1)

La CIA: Mecenas del arte abstracto en Latinoamérica

José Antonio Cedrón
Reflexiones 03 de agosto de 2020

En el siguiente artículo José Antonio Cedrón expone como la Agencia Central de Inteligencia (CIA) coordinó y fomentó clandestinamente las más diestras ofensivas a favor del arte abstracto en el contexto de Guerra Fría ¿Por qué la CIA fomentó el arte abstracto? ¿Cuáles fueron algunos de los mecanismos empleados por la CIA para la promoción del arte abstracto? son algunas de las preguntas que se intentan responder.

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

multimedia.grande.bf2c37bc8c41a875.494d475f35313639202831295f6772616e64652e4a5047

La babosa

Sebastián Arce
Ni pena ni miedo 11 de octubre de 2020

Poeta y narrador. Profesor en la Universidad de Costa Rica. Ha publicado los poemarios Emigrar hacia la Nada, Variantes de una herida y La grieta en el espejo. Aparece en la antología de poesía centroamericana Deudas de sangre (2015), reunida por Magdiel Midence; varios de sus microrrelatos han sido publicados en la Antología iberoamericana de microcuento, compilada por Homero Carvalho (2017, Editorial Torre de papel).

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

Gian

Poemas de Gian Pierre Codarlupo (Perú)

Gian Pierre Codarlupo
Ni pena ni miedo 12 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración de Gian Pierre Codarlupo (Paita, Perú, 1997), quien ha publicado el libro Caída de un pájaro en el mar (Universidad Nacional de Piura, 2018), con el que obtuvo en Primer Premio en el II Concurso Nacional de Cuento y Poesía “Huauco de Oro”. En 2017 fue Mención Honrosa en el X Concurso “El Poeta Joven del Perú”, organizado por la Fundación Marco Antonio Corcuera.

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

121598625_4413174065424298_9091582137641734474_o

Habrá represión por orden de la Sala Constitucional

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 14 de octubre de 2020

En el presente texto, Rogelio Cedeño Castro nos habla de la realidad que afrontamos como movimientos sociales a partir del mandato que ha realizado la Sala Constitucional de reprimir los bloqueos que son un acto de presión social por medio de los cuales, el pueblo busca reivindicar sus derechos

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal