Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

La poesía como salvación: reflexión sobre el trabajo poético de Alberto Arce Daikini

En este texto, Sebastián Miranda se despierta de noche y se encuentra con nuestro querido amigo Alberto Arce Daikini. En sus letras comienza a sentir una catarsis y escribe haciendo una oda de sus letras. Una oportunidad para acercarnos a la obra de este poeta y productor costarricense

Ni pena ni miedo 02 de octubre de 2020 Sebastián Miranda
8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba
Sebastián Mjiranda Reflexiones sobre la obra de Alberto Arce Daikini

Es la madrugada, se mezcla el insomnio, la ansiedad y el cansancio. Dibujo, pinto y trato de escribir. En el borde de la desesperación, que es más angustiante que la desesperación misma, sigo mi dedo con mi mirada cuando va pasando lentamente por el primer estante de la biblioteca de mi estudio. 

Me detengo en un libro negro y delgado, que saco lentamente para recordar cuál es: Lentes para la media noche de Alberto Arce Daikini. Atrapado por la causalidad lo abro y me topo con la dedicatoria. Continúo ojeándolo, pues llevo años sin leer este poemario, y seguidamente paso las páginas de forma random, hasta que enfoco los versos:

Mi cordón umbilical se termina
C
A
I
G
O

Nazco
hacia donde nada sé
y el trauma es inevitable.

Había leído esos mismos versos muchas veces, pero esa madrugada, al llegar inevitablemente al final de este poema, paró de golpe la tormenta en mi cabeza, pude echar un par de pasos hacia atrás de ese vertiginoso borde del abismo, hasta que me invadió el silencio de un mar en calma.

Inmediatamente, llega a mí la imagen de mi cuerpo agrietado después de leer Angelus Novus de Enrique Verástegui, el recuerdo de sentirme ínfimo después de leer Canto Cósmico de Ernesto Cardenal, las veces que lloré al sentirme parte de un continente después de leer Canto General de Pablo Neruda y las veces que decidí ahogarme en el mar de Chile cuando leí INRI de Raúl Zurita. 

Este tipo de recuerdo aparecen en bandadas de versos, poemas o libros que me rompieron los cantaros de los ojos, que me dejaron inmovilizados en una cama o absorto ante el asombro de la belleza o de una certeza, dejándome de una u otra forma una marca en el rostro de por vida.

Toda esta introducción es un mero pretexto para hablar sobre el trabajo de un escritor poco conocido en la literatura costarricense, que algunos hemos tenido la oportunidad de escuchar y pocos hemos tenido la oportunidad de leer, pues aún con su calidad literaria y su místico manejo de la palabra, su obra la ha mantenido de forma underground.

Es común escribir sobre la obra de autores publicados, sobre sus libros y su tratamiento poético, pero en este caso, como en otros, resulta necesario hablar sobre Arce Daikini, quien sin duda en algún momento sorprenderá a la escena literaria costarricense y latinoamericana con uno de sus libros.

Alberto es un escritor no tan joven nacido en los 70, dentro de sus libros se encuentran El Hombre alado y Lentes para la media noche, ambos autopublicados de manera artesanal hace más de 10 años. Este último, el mismo autor lo denomina video-poesía, pues el libro es un trabajo experimental que plantea cada poema como una escena de una película, como se muestra a continuación:

_____________________________________________________________________________________
Film 22

Toma: Un niño arroja fotografías desde la baranda de un puente. Después de unos segundos la cámara sigue una de las fotos que cae al suelo. La cámara enfoca y se mira a un hombre de cabello largo que se desvanece pronto.

Banda sonora: Stairway to heaven de Led Zeppelin

____________________________________________________________________________________
VISIÓN

Hoy sería tan fácil de llegar a la orilla del espejo,

descalzarase, probar equilibrio en una pierna

y que el viento o una moneda lanzada al aire lo decida,

igual da cualquiera de los lados

                                                     C

                                                     A

                                                     E

                                                     R

como caen las fotografías que resumen nuestra vida,

o esa inmortalidad del yo absurda en la que creímos,

ese envejecer de pelo largo

subiendo la escalera al cielo del Zeppelín.

 

Pero no seamos absurdos

que no tenemos báculos ni alas

y lo más cercano al cielo es una noche de cervezas

o el gemido mutuo que a media noche despierta excitados a los vecinos.

 

Ser escriba es soñar con que una sola frase resuma nuestra vida

es el juego de vivir buscando

quien escuche el alarido de nuestra palabra,

quien ofrezca pan al niño hambriento que queda cuando nos callamos.

 

El poeta escribe y una mujer llora

alguien ríe

y aúllan los perros de la noche.

 

Pero como todo escritor evoluciona, y en el caso de Arce Daikini su misticismo fue creciendo cuando llegó a trabajar al Caribe costarricense en proyectos culturales, y tuvo un fuerte vínculo con los pueblos originarios de esta área, donde pudo mezclar su cosmovisión con la cosmovisión cabécar y, quienes hemos escuchado sus textos inéditos, nos ha dado una serie de instrucciones para volver a Casa, que es la raíz de la ceiba, la tierra o el vuelo del zopilote como señal de buen augurio.

Sus poemas nos abren un sendero en donde encontramos símbolos luminosos que habíamos perdido, animales que nos guían hasta sitios que habíamos olvidado sagrados, en donde podemos extender nuestras alas ante un sol que nos despierta el mito endógeno que fue borrado con espadas y cruces, y expulsado a lo profundo del bosque de donde la poesía de Arce Daikini emerge.

Su trabajo es producto de una vasta lectura de nuestro entorno, al dedicarse principalmente a la producción audiovisual, el sentido estético cinematográfico se difumina en sus textos, y al final nos interna en una fotografía un poco tarkosvkiana, o en una escena en donde revivimos un viaje astral y liberador a través del vuelo de un águila, el merodeo de los coyotes o en el siseo de la serpiente.

Daikini nos muestra una ruta ancestral para ingresar a supra o al inframundo, y reencontrarnos con un posible lugar de origen. O sea, nos muestra una raíz que nos ha sido cortada y sus palabras puede darnos nuevamente un sentido de pertenencia, que en el fondo todos añoramos al transitar actualmente a la deriva en un mar completamente oscuro.

 Es de madrugada, y termino de escribir esta nota con una certeza, y no porque llegué a ella por una extensa disertación filosófica, como lo hubiera hecho María Zambrano, ni porque un libro de poesía me ha evitado el suicidio, sino porque en esta noche caótica reencontré un libro de un escritor que debe ser leído y difundido, y que con la veracidad de un oráculo me lo dedicó escribiendo:

Sebastián, LA POESÍA SALVA.

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

foto Sebastián Nuñez

Poemas de Sebastián Núñez Torres, Chile.

Sebastián Núñez Torres
Ni pena ni miedo 16 de enero de 2021

Sebastián Núñez Torres (Santiago de Chile, 1984) Poeta, docente e investigador académico. Licenciado en Lengua y Literatura en la Universidad Alberto Hurtado. Magíster en Didáctica de la Lengua y la Literatura en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación. Actualmente es candidato a Doctor en Literatura en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Miembro fundador del grupo «Vórtice», que organiza lecturas y encuentros poéticos en la región de Valparaíso. Ha publicado El bosque de los ausentes (2015) y Las arpas rotas (2020).

Foto Olivas

LA POESÍA COMO DISCIPLINA: Un acercamiento a la obra de Juan Carlos Olivas, Costa Rica.

Sebastián Miranda Brenes
Ni pena ni miedo 12 de enero de 2021

A continuación un acercamiento al trabajo literario del poeta costarricense Juan Carlos Olivas, Turrialba, 1986. "...yendo un poco más allá de sus libros, como conozco a Juan Carlos personalmente, su obra ya numerosa y reconocida internacionalmente, no se debe solo a su talento, sino que como todo artista, trabajador o persona sobresaliente, hay una ardua disciplina atrás de su trabajo. Un escritor que se sienta a diario en su estudio a leer, a escribir y autocorregir sus textos con rigurosidad. Un escritor que estudia a conciencia estilos, formas, uso del lenguaje de los y las grandes poetas de las distintas lenguas. Un artista dedicado completamente a su oficio, ... Alguien atento a su contexto, a su entorno y que ha ido plasmándolo en su obra".

Relatos construccion de micro mundos con Gabriela Alemán, Bernabé Berrocal y Flory Vargas

Relatos construccion de micro mundos con Gabriela Alemán, Bernabé Berrocal y Flory Vargas

Gabriela Alemán, Bernabé Berrocal y Flory Vargas
Ni pena ni miedo 30 de noviembre de 2020

Para esta FILCR 2020 virtual Uruk Editores organizó el conversatorio "Relato: construcción de micro mundos" en el que participan las escritoras Gabriela Alemán y el escritor Bernabé Berrocal. En este conversatorio hablaron de sus más recientes publicaciones: "La muerte silba un blues" de Gabriela Alemán, "La mujer que vendría lunes" de Bernabé Berrocal y "Las hijas del sol de sangre" de Flory Vargas, los tres publicados por Uruk Editores en el 2020.

58581895_10156518831953458_2017236308027506688_n

Poemas de Diana Carolina Daza Astullido, Colombia

Diana Daza Astullido
Ni pena ni miedo 21 de noviembre de 2020

Diana Carolina Daza Astudillo. Bogotá, Colombia 1980. Poeta y promotora cultural. Dirige el proyecto editorial independiente Piedra de Toque y el periódico virtual cultural Tinto y Tinta. Ha publicado: “El abrazo de los días grises”, “Domingo, vendedor de globos”, El “Nacimiento de la Gargoleana” y “El azul de las cosas. Hace parte de la agrupación Pelo e´ Gato como interprete vocal.

FB_IMG_1598250015466

Poemas de Alejandra Becerra, Colombia

Alejandra Becerra
Ni pena ni miedo 28 de noviembre de 2020

Bogotá Colombia. 1992 Es autora de poemas publicados en la antología de poetas de los 90 de la revista la raíz invertida, fue nombrada en un artículo de poetas mujeres de la revista círculo de poesía con el poema un velero suelta la noche. Ha participado en el festival de poesía ojo en la tinta, el poeta tiene la palabra y poemas de resistencia. Asistente a talleres de poesía ojo en la tinta 2013.

Laura Castillo Foto

Poema de Laura Castillo, Colombia

Laura Castillo
Ni pena ni miedo 14 de noviembre de 2020

Laura Castillo (Bogotá, 1990). Abogada de la Universidad Externado de Colombia. En el año 2017 publicó su primer libro Prolongación de la Lluvia, el cual fue ganador del XX Premio Nacional de Poesía de la Universidad Metropolitana de Barranquilla. Hace parte del comité editorial de La Raíz Invertida Editorial. Ha sido incluida en diversas antologías de poesía.

Lo más visto

download

¿Qué es el empleado público?

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 04 de enero de 2021

Este artículo trata de explicar como la mal llamada "clase política", compuesta por el presidente, ministros, diputados y altos jerarcas de las instituciones son los empleados públicos culpables de la crisis económica del país, a pesar de que se nos presentan como si no fueran empleados públicos y los otrosempleados públicos tuvieran la culpa de su mala administración

download

El machismo en la literatura

Katia-Sofía Hakim, Aura Sabina y Tanya Cosio
Festival del Norte 25 de diciembre de 2020

En este interesante foro de discusión, Katia-Sofia Hakim (Francia), Aura Sabina (México) y Tanya Cosío (México) nos brindan importantes testimonios y reflexiones sobre como se vive el machismo en el medio literario. El foro se desenvolvió en el Festival Internacional del Norte, Poesía en Tránsito

download-1

La gigantesca huella de Mario Devandas Brenes

Rogelio Cedeño
Realidad Nacional 26 de diciembre de 2020

El día de ayer, Costa Rica perdió a un gran luchador social, un defensor de la CCSS y de la institucionalidad costarricense. En homenaje a Mario Devandas Brenes, el día de hoy les presentamos este artículo de Rogelio Cedeño, dedicado a su huella y su trayectoria.

Foto Olivas

LA POESÍA COMO DISCIPLINA: Un acercamiento a la obra de Juan Carlos Olivas, Costa Rica.

Sebastián Miranda Brenes
Ni pena ni miedo 12 de enero de 2021

A continuación un acercamiento al trabajo literario del poeta costarricense Juan Carlos Olivas, Turrialba, 1986. "...yendo un poco más allá de sus libros, como conozco a Juan Carlos personalmente, su obra ya numerosa y reconocida internacionalmente, no se debe solo a su talento, sino que como todo artista, trabajador o persona sobresaliente, hay una ardua disciplina atrás de su trabajo. Un escritor que se sienta a diario en su estudio a leer, a escribir y autocorregir sus textos con rigurosidad. Un escritor que estudia a conciencia estilos, formas, uso del lenguaje de los y las grandes poetas de las distintas lenguas. Un artista dedicado completamente a su oficio, ... Alguien atento a su contexto, a su entorno y que ha ido plasmándolo en su obra".

download

¡Policía "bueno" y policía "malo"!

Ítalo Cortés
Internacionales 09 de enero de 2021

En este artículo Ítalo Cortés se refiere a los últimos acontecimientos en el capitolio de Estados Unidos y a como no podemos esperar mejores relaciones con los demócratas en el poder en Nuestra América, ya que estos juegan el papel del "policía bueno"

13.-Noticia-1-820x410

“Mi madre no solo me enseñó la rebelión, también me enseñó a luchar”

Sakine Cansiz
Biografías 10 de enero de 2021

Para conmemorar el aniversario del asesinato de Sakine Cansiz, Fidan Dogan y Leyla Saylemez el 9 de enero de 2013, ANF publicó un extracto de la autobiografía de Sakine Cansiz, “Toda mi vida fue una lucha”, al cumplirse 7 años del asesinato de las tres revolucionarias kurdas. Reproducimos este articulo, con motivo del 8vo aniversario de su muerte.

Captura de Pantalla 2021-01-03 a la(s) 10.41.43

El maletín y la cajita

David Monge Arce
Reflexiones 03 de enero de 2021

Con esta entrega iniciamos una serie de críticas de cine, realizadas por el escritor costarricense David Monge. Esperamos sean de su agrado y les invitamos a comentar sus apreciaciones sobre las películas analizadas

Boletín Semanal