Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Guatemala: no es solo el Congreso

Los males de Guatemala no son solo de este Congreso, ni de su actual, inepto y corrupto presidente. Si así fuera, que terminara su período el presidente anterior habría mejorado las cosas. Pero todo ha ido para peor, si es que eso es posible en un país en el que, para la mayoría de la población, todo va muy mal.

Internacionales 06 de enero de 2021 Rafael Cuevas Molina
giamma

En Guatemala ha estallado la ira. Hartos de las componendas mafiosas de los diputados, una parte de la población decidió manifestarse y algunos grupos llegaron hasta las instalaciones del histórico edificio del Congreso de la República y lo incendiaron parcialmente. La noticia se difundió inmediatamente por el mundo y el país volvió a ser objeto de atención. Será una atención transitoria, esporádica, como de la que viene siendo objeto cada vez que se destapa alguna nueva zanganada de la clase política de un país que solo parece brillar por las noticias malas, nefastas algunas, que evidencian que ahí hace falta una reingeniería (como dicen ahora) de gran calado.

Los males de Guatemala no son solo de este Congreso, ni de su actual, inepto y corrupto presidente. Si así fuera, que terminara su período el presidente anterior habría mejorado las cosas. Pero todo ha ido para peor, si es que eso es posible en un país en el que, para la mayoría de la población, todo va muy mal.  

Uno podría pensar, entonces, por qué es que ahora hay una explosión y no antes. Muy simple: porque una pequeña gota ha colmado el vaso. Decimos “pequeña” no porque lo que ha hecho ahora el Congreso sea intrascendente, sino porque es, en verdad, algo pequeño en comparación con la magnitud de lo que pasa: los diputados, al aprobar el presupuesto de la nación del año entrante, quitaron dinero a programas sociales y lo redireccionaron a gastos suntuarios del mismo Congreso. 

Es un gesto que evidencia la naturaleza insensible y corrupta de los diputados. Les importa un comino la suerte de la inmensa mayoría de sus compatriotas que en todas las estadísticas de América Latina aparecen en los últimos lugares. Posiblemente el presupuesto, que decidieron que en vez de orientarse a tratar de paliar la desnutrición que alcanza a más de la mitad de los niños del país fuera para carros de lujo y almuerzos de los ya de por sí rechonchos diputados, no habría alcanzado para cubrir ni en una mínima parte las necesidades que se tienen. Pero que ni siquiera estuvieran dispuestos a otorgar eso que originalmente estaba presupuestado muestra su naturaleza canalla.

Así que una parte de la población no pudo contener su enojo y se manifestó, la mayoría pacíficamente, algunos de forma violenta. Entre sectores de oposición se discute si los acontecimientos violentos fueron producto de infiltraciones del gobierno para justificar la represión y descalificar las protestas o formas justas y válidas de protesta popular. No es raro que no exista consenso entre ellos; más bien lo que los caracteriza es no solo la desunión sino las descalificaciones y las acusaciones mutuas. 

Sin embargo, en ese entorno confuso y conflictivo ha habido avances desde los acontecimientos de 2015, cuando protestas ciudadanas masivas lograron sacar de la presidencia y vicepresidencia al binomio mafioso conformado por Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti. Desde entonces, sectores importantes de la población se han organizado políticamente y han ganado protagonismo. Son grupos de origen indígena, campesino y de la resistencia popular a los proyectos del capitalismo extractivista. En un país en el que sigue privando el racialismo neocolonial a tales grupos no se les puede augurar, sin embargo, buenas posibilidades en el ámbito urbano y con los sectores ladinos. Su poca presencia en los acontecimientos que han desembocado, entre otras cosas, en la quema parcial del Congreso, muestra ese divorcio existente entre movimientos que responden a realidades distintas que conviven en un territorio pero que no logran encontrar una agenda común. Mientras no se pongan de acuerdo, podrá haber acontecimientos puntuales como estos que pusieron al país en los titulares de los medios de comunicación del mundo, pero los de arriba seguirán haciendo de las suyas sintiéndose impunes y poniendo a punto el tinglado institucional que los ampara. 

Dos veces han logrado los de abajo articular procesos unitarios en la historia moderna del país e impulsar proyectos que abrían esperanzas de que pudiera haber cambios: cuando en 1944 se derrocó al dictador Jorge Ubico y se abrió la década de los gobiernos modernizantes de Juan José Arévalo y Jacobo Árbenz, que desdichadamente culminó con el fatídico golpe de Estado de 1954, y el acuerdo que, a principios de los años 80, permitió el trabajo conjunto de las fuerzas insurgentes en la Unión Revolucionario Nacional Guatemaltecas (URNG).

Desde entonces, el movimiento popular no ha encontrado el camino que permita desbancar a esa capa de viejos y nuevos ricos, aliados con los sectores corruptos del ejército y el crimen organizado que gobierna al país, y los avances que se han logrado son insuficientes. 

Estas son las condiciones en las que se dan las protestas de estos últimos días que han tenido, como foco de atención sobresaliente, la quema parcial de las instalaciones del Congreso. Ahora, nuevamente Guatemala parece estar desapareciendo de la atención mundial hasta que una nueva oleada de migrantes parta hacia Estados Unidos o se publiquen las nuevas estadísticas de la CEPAL o la ONU en la que el país aparezca con sus cifras dantescas de hambre, pobreza, desnutrición, violencia y feminicidios.

Este artículo pertenece a la Revista Con Nuestra América

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

eM4RywPX_400x400

El auspicio de Manuel González al golpe de estado y la tiranía en Bolivia

Óscar Barrantes Rodríguez
Internacionales 25 de octubre de 2020

Tras el aplastante trunfo del MAS en las elecciones de Bolivia de la semana pasada, queda más que evidente en engaño de Luis Almagro, secretario general de la OEA, cuando afirmó que hubo fraude en las tras anteriores elecciones bolivianas, donde fue reelecto Evo Morales. Pero no solo el descaro de Almagro ha quedado al descubierto, sino también otros miembros de la OEA que fueron observadores en aquel momento, como el costarricense Manuel González

f4f88777042123ad380e74f842e25c64

Bolivia: El fraude en las elecciones

Insurgentes
Internacionales 18 de octubre de 2020

En el siguiente artículo, Insurgentes, medio de comunicación boliviano aliado de Más allá de la Cortina, nos explica las condiciones del fraude que se está gestando en medio de las elecciones de hoy domingo 18 de octubre en ese país suramericano.

123858044_117827990123022_7083798988730579419_o

Capítulo 2: La Salida. Operación Venezuela

Operación Venezuela
Internacionales 20 de noviembre de 2020

En este segundo capítulo de la Serie Operación Venezuela, usted podrá conocer un poco de la historia de Leopoldo López, uno de los principales promotores de las incursiones estadounidenses a Venezuela y defensor de las élites oligárquicas del país bolivariano.

Lo más visto

download

¿Qué es el empleado público?

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 04 de enero de 2021

Este artículo trata de explicar como la mal llamada "clase política", compuesta por el presidente, ministros, diputados y altos jerarcas de las instituciones son los empleados públicos culpables de la crisis económica del país, a pesar de que se nos presentan como si no fueran empleados públicos y los otrosempleados públicos tuvieran la culpa de su mala administración

download

El machismo en la literatura

Katia-Sofía Hakim, Aura Sabina y Tanya Cosio
Festival del Norte 25 de diciembre de 2020

En este interesante foro de discusión, Katia-Sofia Hakim (Francia), Aura Sabina (México) y Tanya Cosío (México) nos brindan importantes testimonios y reflexiones sobre como se vive el machismo en el medio literario. El foro se desenvolvió en el Festival Internacional del Norte, Poesía en Tránsito

download-1

La gigantesca huella de Mario Devandas Brenes

Rogelio Cedeño
Realidad Nacional 26 de diciembre de 2020

El día de ayer, Costa Rica perdió a un gran luchador social, un defensor de la CCSS y de la institucionalidad costarricense. En homenaje a Mario Devandas Brenes, el día de hoy les presentamos este artículo de Rogelio Cedeño, dedicado a su huella y su trayectoria.

Foto Olivas

LA POESÍA COMO DISCIPLINA: Un acercamiento a la obra de Juan Carlos Olivas, Costa Rica.

Sebastián Miranda Brenes
Ni pena ni miedo 12 de enero de 2021

A continuación un acercamiento al trabajo literario del poeta costarricense Juan Carlos Olivas, Turrialba, 1986. "...yendo un poco más allá de sus libros, como conozco a Juan Carlos personalmente, su obra ya numerosa y reconocida internacionalmente, no se debe solo a su talento, sino que como todo artista, trabajador o persona sobresaliente, hay una ardua disciplina atrás de su trabajo. Un escritor que se sienta a diario en su estudio a leer, a escribir y autocorregir sus textos con rigurosidad. Un escritor que estudia a conciencia estilos, formas, uso del lenguaje de los y las grandes poetas de las distintas lenguas. Un artista dedicado completamente a su oficio, ... Alguien atento a su contexto, a su entorno y que ha ido plasmándolo en su obra".

codo05

72 años de los asesinatos del Codo del Diablo

Ivania Rojas
Museo virtual contra-hegemónico 20 de diciembre de 2020

En el siguiente artículo se aborda los asesinatos del Codo del Diablo. La nota intenta responder las siguientes preguntas: ¿Cuál era el escenario político de Costa Rica en que se producen los asesinatos del Codo del Diablo? ¿Cómo fue la violencia de los vencedores de la Guerra Civil de 1948 en contra de los comunistas? ¿Cómo asesinaron a los mártires del Codo del Diablo?

Captura de Pantalla 2021-01-03 a la(s) 10.41.43

El maletín y la cajita

David Monge Arce
Reflexiones 03 de enero de 2021

Con esta entrega iniciamos una serie de críticas de cine, realizadas por el escritor costarricense David Monge. Esperamos sean de su agrado y les invitamos a comentar sus apreciaciones sobre las películas analizadas

Boletín Semanal