Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

ESTADOS UNIDOS, CHINA Y VENEZUELA: APUNTES SOBRE LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

Usted puede colaborar con la continuidad de este proyecto auto-gestionado, realizando una donación a la siguiente cuenta PayPal: [email protected]

Internacionales 27 de abril de 2020 MSc. Esteban Paniagua MSc. Esteban Paniagua
donald-trump-mantiene-conflicto-china_15_6_921_573
Xi Jinping, Donald Trump y Nicolás Maduro Foto tomada de : Usted puede colaborar con la continuidad de este proyecto auto-gestionado, realizando una donación a la siguiente cuenta PayPal: [email protected]

La situación de Venezuela en medio del COVID-19 ha tenido dos caras. Ha sido el blanco de un fuerte ataque por parte del gobierno de Estados Unidos, pero ha contenido adecuadamente la pandemia y asumido medidas ejemplares, en oposición a otros países suramericanos.

Estados Unidos se enfrenta a la peor situación política y económica de su historia. Ha perdido la guerra comercial con China y ha sido derrotado militarmente en el Medio Oriente.

Al respecto de la guerra económica, desde 2018 Donald Trump inició una escalada de tensiones con China y China supo responder con medidas adecuadas a sus propios intereses. De ahí que en diciembre de ese año Trump tuvo que pedir una tregua de tres meses sin imponer nuevos aranceles, para evitar el colapso de muchas grandes empresas estadounidenses. 

En mayo de 2019 inició la guerra tecnológica por el dominio de la tecnología 5G y Estados Unidos pretendió sacar del mercado a la compañía china Huawei. Sin embargo, nuevamente China pudo revertir la situación e idear una estrategia que terminó afectando a grandes empresas estadounidenses como Microsoft y Apple.

Paralelamente, Estados Unidos no ha podido asegurar un control estable del comercio del petróleo en el Medio Oriente. Afganistán e Irak no fueron presas tan sencillas de las intensiones de Estados Unidos de bloquear la entrada del petróleo a China y Siria e Irán no pudieron ser controladas por el país norteamericano, viéndose este presionado, desde inicios de 2020, a abandonar el Medio Oriente.

Esto evidencia que, en muchos aspectos, Estados Unidos ya no puede hacer lo que quiera en el mundo.

Como respuesta, el gobierno de Donald Trump, para evitar su cuota de responsabilidad en la mala gestión del COVID-19, desviar la atención de los Estados Unidos y promover una política anti-china en el mundo, ha centrado sus ataques mediáticos en contra de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y China y ha dirigido su mirada militar a Venezuela y el gigante asiático.

La politización de la gestión del COVID-19 por parte de Trump fue muy cuestionada, incluso por sus propios aliados. Estados Unidos congeló sus aportes económicos a la OMS, en medio de la pandemia, limitando su capacidad de gestión. Sus argumentos fueron que la OMS no le informó al mundo a tiempo del peligro del COVID-19 y que es demasiado amable con China, en el proceso de contención de la pandemia.

A pesar del rechazo que generó esta medida, esta logró su objetivo primordial: allanó el camino para culpar a China de la pandemia, a partir del empleo de una teoría de la conspiración, de acuerdo con la cual, sin el sustento médico ni científico suficiente, Estados Unidos afirma que el virus fue creado en un laboratorio chino, ubicado en la ciudad china de Wuhan. 

Previamente, el Comando Sur del ejército de Estados Unidos se había desplazado a las costas de Venezuela, para asumir el control militar de la Cuenca Caribe. El discurso mediante el cual Estados Unidos legitimó este desplazamiento posee la estructura de un chantaje. 

En primer lugar, se propuso un plan de transición política en Venezuela, de acuerdo con el cual si Nicolás Maduro renunciaba a la presidencia y se formaba un gobierno de transición con representantes de Juan Guaidó (quien no ha sido elegido presidente por el pueblo venezonalo y ha sido ratificado como tal por la Organización de Estados Americanos y Estados Unidos), Estados Unidos eliminaría todos los bloqueos económicos y embargos que pesan sobre el país suramericano, por no adecuarse a las políticas yanquis. 

Paralelamente, Estados Unidos inició una investigación, inculpando a Nicolás Maduro y otras personas funcionarias del gobierno de Venezuela, de narcotráfico y ofreció $15 millones de dólares por información que llevara a su captura y enjuiciamiento en Estados Unidos. 

Finalmente, en una conferencia de prensa, cuyo objetivo era informar al pueblo estadounidense sobre la gestión del COVID-19, Trump informó sobre el mayor despliegue militar del Comando Sur a las costas venezolanas, para “combatir el narcotráfico”.

A pesar de este tipo de amenazas, el país bolivariano ha sido un ejemplo por la contención que le ha podido dar al COVID-19, en su propio territorio. 

A diferencia de Ecuador, donde las políticas neoliberales han ido avanzando de la mano del presidente Lenin Moreno, en donde la pandemia ha causado sensibles pérdidas humanas y colapsado no solo los sistemas de salud, sino el orden de la vida misma, llegándose a encontrar los cadáveres en las vías públicas; en Venezuela, el número de casos ha ido aumentando lentamente y la atención médica ha sido garantizada para toda la población.

A diferencia de la presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, quien cerró las fronteras de su país al regreso de personas bolivianas varadas en otras partes del mundo, no solo por miedo al COVID-19, sino también al reforzamiento de la oposición a su gobierno; Nicolás Maduro abrió sus fronteras con Colombia para recibir a muchas personas disidentes que habían abandonado el país y que estaban sufriendo fuertes ataques xenofóbicos en el país vecino y les brindó atención médica y humanitaria, en lugar de pensar en la infiltración de personas que pudieran atentar en contra de su gobierno.

La presencia de personal médico chino y de militares rusos le ha dado un soporte significativo a Venezuela en la contención de la pandemia y a la hora de evitar un ataque directo del ejército de Estados Unidos.

Finalmente, otro punto de tensión militar creciente, en medio de la pandemia, ha sido el mar del Sur de China, una zona en disputa entre varios países, entre ellos China, Vietnam, Malasia y Singapur. 

Estados Unidos ha venido aumentando sus movimientos de provocación en la región. Esto podría conjugarse con las acusaciones hechas a China de haber creado el virus en un laboratorio, ya sea para tratar de imponer bloqueos económicos y sanciones al gigante asiático o para entrar en una confrontación bélica directa con China.

En el primer caso, Estados Unidos podría seguir acumulando derrotas, porque China tiene la capacidad de revertir muchas medidas como estas y afectar directamente los intereses de Estados Unidos y Europa. A modo de ejemplo, China es la principal proveedora de tierras raras y las tierras raras son necesarias para la industria tecnológica (desde celulares hasta controles remotos) y militar (para la fabricación de misiles).

En el segundo caso, el mundo podría verse en una fase nuclear de la tercera guerra mundial, lo cual afectaría significativamente el medio ambiente y provocaría una devastación mundial peor que la del COVID-19.

Estos hechos deberían hacernos reflexionar como seres humanos sobre el rumbo que debe seguir el mundo. Aquellas políticas que hemos asimilado como las mejores, a partir del pensamiento occidental, están demostrando sus peores flaquezas al aumentar el egoísmo, la sinrazón y la tiranía en el mundo occidental. Los acontecimientos bélicos no están bajo nuestro control, pero sí el modo en que asumimos nuestras vidas, nuestra auto-determinación y nuestra libertad.

Vivimos un tiempo de cambios radicales en todos los tipos de ordenamientos políticos, ideológicos y sociales y debemos asumir nuestra responsabilidad histórica de participar en estos procesos de transformación y no ser solamente agentes pasivos que esperan lo que les vendrá, cuando no halla qué comer y los ejemplos éticos de la política ya no puedan hacernos reflexionar sobre la necesidad de cambiar los esquemas de dominación y las relaciones internacionales de mando y obediencia que le ha tratado de imponer Estados Unidos al mundo.

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

download-1

Venezuela: Elección en Carne Viva

Carola Chávez
Internacionales 06 de diciembre de 2020

El día de hoy se celebran elecciones parlamentarias en Venezuela. Los resultados de estas elecciones tendrán un efecto significativo en las relaciones internacionales del país. O se refuerza el antiimperialismo bolivariano o la ultra derecha se concentra en ese espacio. Ante esta realidad, les dejamos el discurso de Carola Chávez al respecto de estas elecciones.

pp

Perú y sus "presidentes"

Ítalo Cortés
Internacionales 20 de noviembre de 2020

"El Ing. Alberto Fujimori, tuvo que ser extraditado para ser juzgado,  actualmente en la cárcel. Alejandro, el "Cholo" Toledo, en estos momentos, prófugo de la justicia, intentando evitar ser extraditado al Perú para ser juzgado por corrupto. Ollanta Humala, que usó la imagen de ser "chavista", para una vez elegido, transformarse en neoliberal, hoy con "arresto domiciliario", al igual que su esposa, ambos acusados de corrupción. Alan García, acusado de diversos delitos, tantos que terminó suicidándose, ante la inminencia de su detención. Pedro Pablo Kuczynski, el gestor del "cartel de Lima", negoció renunciar antes que lo encarcelaran por corrupto."

Lo más visto

download

¿Qué es el empleado público?

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 04 de enero de 2021

Este artículo trata de explicar como la mal llamada "clase política", compuesta por el presidente, ministros, diputados y altos jerarcas de las instituciones son los empleados públicos culpables de la crisis económica del país, a pesar de que se nos presentan como si no fueran empleados públicos y los otrosempleados públicos tuvieran la culpa de su mala administración

download

¿Figueres Ferrer un héroe de paz? O de la necesidad de cepillar la historia a contrapelo

Omar J. Ureña Soto
Realidad Nacional 21 de enero de 2021

Un cuestionamiento que debemos hacernos sobre la historia de Costa Rica, desde la filosofía política y la historia de las ideas es la reciente resolución que sostiene que José María Figueres Ferrer es un héroe de la paz. No debemos dejar en la oscuridad sectores de por sí ya oscurecidos del ser y que poco a poco debemos debelar y hacer parte de nuestra memoria reciente. De nuestra memoria histórica.

rafael rubio

Poemas de Rafael Rubio, Chile.

Rafael Rubio
Ni pena ni miedo 23 de enero de 2021

Rafael Rubio Barrientos: poeta y académico. Autor de los siguientes libros de poesía: Arbolando (1998), Madrugador Tardío (2000), Luz Rabiosa (2004), Mala Siembra (2010), Caudal (2012), Viernes santo (2019). Ha obtenido los siguientes premios: Premio FEUC (Federación Estudiantes de la Universidad Católica), Premio poesía joven Armando Rubio, Premio de Poesía Pablo Neruda (2006), Premio Academia Chilena de la Lengua, Premio Municipal de Literatura, Premio Gabriela Mistral. Ha sido incluido en diversas antologías y revistas de circulación nacional e internacional.

Foto Olivas

LA POESÍA COMO DISCIPLINA: Un acercamiento a la obra de Juan Carlos Olivas, Costa Rica.

Sebastián Miranda Brenes
Ni pena ni miedo 12 de enero de 2021

A continuación un acercamiento al trabajo literario del poeta costarricense Juan Carlos Olivas, Turrialba, 1986. "...yendo un poco más allá de sus libros, como conozco a Juan Carlos personalmente, su obra ya numerosa y reconocida internacionalmente, no se debe solo a su talento, sino que como todo artista, trabajador o persona sobresaliente, hay una ardua disciplina atrás de su trabajo. Un escritor que se sienta a diario en su estudio a leer, a escribir y autocorregir sus textos con rigurosidad. Un escritor que estudia a conciencia estilos, formas, uso del lenguaje de los y las grandes poetas de las distintas lenguas. Un artista dedicado completamente a su oficio, ... Alguien atento a su contexto, a su entorno y que ha ido plasmándolo en su obra".

Captura de Pantalla 2021-01-03 a la(s) 10.41.43

El maletín y la cajita

David Monge Arce
Reflexiones 03 de enero de 2021

Con esta entrega iniciamos una serie de críticas de cine, realizadas por el escritor costarricense David Monge. Esperamos sean de su agrado y les invitamos a comentar sus apreciaciones sobre las películas analizadas

Boletín Semanal