Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Homenaje Póstumo a Dani Inti: Danilo González Azofeifa

Este es un homenaje póstumo a nuestro compañero y hermano del alma, el filósofo y cantante costarricense Danilo González Azofeifa, Dani Inti, quien ya no se encuentra físicamente entre nosotros, pero sigue cantando y filosofando en nuestros corazones.

Ni pena ni miedo 05 de mayo de 2020 Generación de Filosofía 2010
20200423_162605
Danilo González, Acuarela de Amanda Cubillo
Solid as a Rock - Dani Inti

¿QUIÉN ERA DANI INTI?

“El verdadero dolor, el que nos hace sufrir profundamente, hace a veces serio y constante hasta al hombre irreflexivo; incluso los pobres de espíritu se vuelven más inteligentes después de un gran dolor”

Fiódor Dostoievski

Describir a Dani Inti – como se autodenominó - es una tarea sumamente compleja, como lo era precisamente su personalidad, su carácter, su genio y su espíritu. Era un alma libre y amorosa, cálida y alegre; mucha luz para un mundo tan nublado de pesimismo e indiferencia.

Dani era divertido, curioso y valiente. Sabía reírse rodeado de muchos y también sabía llorar a solas con sus demonios, como bautizó a sus tan humanos defectos. Era curioso, por lo que se dedicaba a la tarea de explorar y retar lo impuesto, lo inamovible, lo obligatorio. Por ello, muchas de sus luchas eran más un pasatiempo necesario e impostergable que disfrutaba desenfadadamente a su forma. Empero, era más valiente que otra cosa. Nunca negó su inefable deseo de liberar a su espíritu de las cadenas mentales y materiales. Aún solo, nunca negó sus palabras, su convicción y nunca, nunca negó a sus amigos.

Dani sabía ser amigo de todos y entablar amistades perdurables con solo un intercambio de frases, muchas veces sin siquiera presentarse. Claro, en eso de las relaciones humanas tenía un gran defecto: olvidaba pronto. Olvidaba pronto el nombre y la cara de quienes hirieron, ofendieron o subestimaron esa acuciosa mente, que aún a contracorriente, siempre fue lúcida, sincera y persistente.

José Danilo era el nombre de pila de mi hermano. Herencia de nuestros dos abuelos. Orgulloso de sus estandartes identificativos, siempre se sintió complacido de sus raíces, sus apellidos, sus antepasados y en general de su familia. Siempre indagó con la abuela Luisa sobre sus antepasados y su historia, ya que averiguar de dónde venía, podría responder de alguna manera para dónde iba. Tuvo la suerte de compartir mucho tiempo con el abuelo Danilo, quién era agricultor. Muchas veces le acompañaba a la Feria del Agricultor los sábados, regresando con cientos de historias que nos contaba mientras reía y otras, que jamás podremos conocer.

Compartí al lado de mi hermano toda su vida. Lo vi llegar en brazos de mi madre y en mis hombros lo despedí. Lo vi llorar y reír, lo vi correr y detenerse. De cerca y de lejos fue una persona excepcional, un gran ser humano, un filósofo empedernido, un amoroso hijo, un hombre en busca de respuestas; como todos, o al menos, como quiénes se despiertan del letargo impuesto de la comodidad.

Su vida fue una odisea maravillosa de experiencias. Fue un ilustrado, un bohemio, un aventurero, un guerrero, un músico, un cantante, un fiel amigo, un empresario intermitente, un nieto curioso, un primo generoso, un compañero divertido, un liguista comprometido, un futbolista apasionado, un lector incansable, un sobrino leal, un comensal dispuesto, un filántropo, un enamorado, un poeta, un profeta, un compañero de copas, un prófugo de la rutina, un implacable cazador de momentos, un relator de su propia historia, un misterioso escultor de recuerdos, historias y hazañas.

Dani fue eso y todo lo demás. No tendríamos tiempo en esta vida ni en la siguiente para repasar el irregular trayecto luminoso de Dani Inti. Sería absurdo querer contarles quién fue si no lo conocieron, pues no creerían esta leyenda.

Es más sencillo, contarles lo que Dani será. 

Dani será una lágrima constante, un silencio demoledor, un grito quieto en el pecho y un vacío cercano a la nada. Sus fotografías y sus canciones, sus videos y sus mensajes son recuerdos invaluables para quienes pudimos compartir un pedacito de quien llevaba prisa, mucha prisa, ya que sabía que “hoy estamos y mañana nos vamos”, como escribió unos días antes de emprender el regreso.

El Profesor José Danilo González Azofeifa es el compendio inabarcable de un trazo potente e infinito, que permeo profundamente a quien tuvo la suerte de coincidir con él en este vuelo de vuelta. Querer describir la densidad de su alcance emocional y humano es una tarea ridícula pero no infértil. Es más sencillo, simplemente decir que Dani fue un ser especial para muchas personas y que aún hoy –a diez meses de su partida-  es imposible no sentir un nudo en la garganta por haber perdido a una persona tan valiosa, inteligente y sobre todo, tan autentica.

De parte de la Familia González Azofeifa, queremos agradecer al Profesor Esteban Paniagua Vega de la Universidad Nacional y a los excompañeros de Dani, por patentar en el presente escrito parte del legado y la densa historia de vida de un ser humano increíble, irrepetible e irremplazable, que nos robó sonrisas por 28 años y que al final, cuál profundo romance utópico, nos partió el corazón con su partida, mientras nos sigue enseñando cada día. Un día a la vez.

Desde lo más profundo de nuestros lastimados y agradecidos corazones, les decimos: 

¡Muchas gracias!

Atte.

Profesor: Esteban J. González Azofeifa

LAS AVENTURAS DE DOS HEDONISTAS ANDANTES

Danilo y yo nos iniciamos en la Universidad y en una exploración quijotesca del Universo. Compartimos ese primer curso de “Introducción a los problemas filosóficos de la Antigüedad” que nos imponía el sistema, pero creamos otro: un mundo utópico, en conjunto con otras personas soñadoras como Amanda Cubillo, Cristian el Parce y Erick Quesada, en las afueras de la UNA, con un vinito y un diálogo a lo Sócrates, como tanto nos gustaba; a veces también a lo Heráclito y a lo Parménides; incluso jugamos a ser Diógenes; pero siempre llenos de amor por el conocimiento, la crítica social y el orden universitario, esto porque Danilo siempre quiso un mundo mejor, para todos los seres vivos.

Al igual que Sancho y el Quijote, nos hicimos amigos rompiendo toda convención. Nos enfiestamos en todas las fondas del camino, nos ofrecimos ínsulas y lloramos juntos muchas Dulcineas. Vino a mi casa, fui a la suya y juntos salimos a pasear al patio del Universo. Danilo con su pensamiento, su humildad y su música se ganaba el cariño de cualquiera, siempre que deambulábamos como dos hedonistas andantes, por algún rincón de nuestra historia.

Estaba yo durmiendo en una montaña, cerca de la costa pacífica. Ahí me había retirado, después de renunciar a la docencia universitaria para dedicarme a la agricultura orgánica (algo que solo podía ser concebido como sensato y bueno por las mentes grandes y libres como la de Danilo), cuando un mensaje macabro me informó que Cervantes había puesto un fin pasajero a nuestra historia. 

Por mi mente pasaron todos los recuerdos, no de las dos partes sino de los muchos tomos de nuestras crónicas. Las veces en que nos salimos con la nuestra; las veces que no nos salieron las cosas; los libros que compartimos; las tardes, noches y madrugadas de bohemia. Me llovieron en la cabeza todas aquellas charlas y pensando en el carisma de Danilo, sembré unas maticas al día siguiente en su memoria, impotente por no poder dejar mi huerta ni salir a quijotear una vez más, ahora solo, pero dejándole un regalo espiritual a mi amigo y hermano en su viaje a la eternidad.

El trabajo con la tierra me ha hecho sanar muchas heridas internas y gracias a ese trabajo pude asumir con cierta templanza y resignación la partida temprana de Danilo, no sin dejar de recordar cuantas veces sacaba un libro de Seneca, para leerme alguna frase y comentarla conmigo. Sus plantas hoy en día siguen dando frutos en nuestros adentros.

Danilo no está ausente. Danilo vive en todas las personas que nos iniciamos de alguna manera viva en la vida de la filosofía, cerca de la UNA, en 2010.

Danilo es un invitado de honor en la Cátedra Virtual Autónoma de Filosofía Política, porque él hubiera sido uno de sus más asiduos participantes y colaboradores y lo sigue siendo, desde allá donde se encuentra cada uno de sus pensamiento, todavía dialogando conmigo.

Un compañero de viajes: Esteban Paniagua Vega

PALABRAS DE AMANDA CUBILLO

Aun te siento desde el fondo de mi corazón. Tu recuerdo me calma cuando llegan mis demonios, me llenas de paz cuando mas lo necesito y te sigo hablando ya que tu recuerdo me da alegria y me hace sentir que aún estas aquí a mi lado, que todo sigue igual, es una necesidad. Recuerdo esa luna llena que iluminaba el cielo, la noche luego de la noticia. Y sentí que era tu despedida, un regalo que nos diste para confortarnos. Era muy grande, amarilla, con el cielo despejado, muy luminosa y con tanta energía que no pude dejar de verla y pensar en vos. Era imposible soportar el dolor y aun sigue siendo así.... Recuerdo tus palabras, ya sabías desde mucho antes que serías parte del universo, que serías una estrella más, pero esa noche fuiste luna, la mas bella y poderosa. Todavía suenan tus canciones en mi mente, tu voz sigue ahí, con tanta nostalgia que tengo miedo perderla. Cómo olvidar la ventana de tu cuarto donde nos sentábamos a hablar aún si me interrumpías constantemente, es una de las tantas cosas que más extraño. Pasaron los años y seguías siendo el mismo, siempre en contacto, pendiente de mí, viéndonos constantemente para vacilar o irnos de tour. Cuando llegabas al barrio de sorpresa con unos chocolates para la monchis que nos caracterizaba luego de matizar. Me sentía tan feliz, tan llena y afortunada de compartir y hacer planes con vos que por eso me costó creer lo que había pasado, porque el día anterior habíamos hablado y nos veríamos en unos días, solo 5 días de espera para vernos...  Nunca estuve preparada para esto, nadie lo está, la vida solo es así. Y creo que nunca lo voy a estar porque no lo quiero aceptar, porque aún te siento dentro de mi alma, a veces siento que estas aquí conmigo, no lo puedo explicar. Y No quiero perder tu recuerdo,  aun me sigue doliendo lo que pasó, mi pecho se siente oprimido de tanto pensarte, pero me conforta saber que eres luz y solo regresaste al lugar de donde venías. Sé que estás vivo dentro del corazón de muchas personas y dentro del mío, el cual te adora con locura y agradece cada momento a tu lado. Eres alegría, muchas risas, luz y sobretodo AMOR, uno muy puro y sincero. Danilo, solo quiero pedirte que te quedes a mi lado por siempre, dentro de mi corazón, voy a seguir contando los días para vernos, aunque ya no serán 5, sé que la espera lo vale y mucho. Te mando muchos besos y abrazos, te quiero.

DE CRISTIAN JIMÉNEZ ISAZA, EL PARCE

Hermano, esto te lo escribo de todo corazón, dejándome llevar por todo esto que siento:

Dentro de mi filosofía dentro de mi

cosmogonía

y

dentro de esa quimera

que ahora llamamos vida

Sabes bien que dentro de su incertidumbre

Hubiéramos querido descifrar el espíritu místico,

Alegre y elocuente


Que hoy se encuentra

perplejamente infinito

en cada recuerdo

que trae la música

en cada canción


Y tu sonrisa inmortal.

en la eternidad de tu

voz

Así te recuerda

el parcero

Danilo González mi

bro.

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

IMG_7254

Poemas de Venus Ixchel Mejía (Honduras)

Venus Ixchel Mejía
Ni pena ni miedo 29 de julio de 2020

La siguiente es una colaboración de Venus Ixchel Mejía (Tegucigalpa, Honduras). Ella es poeta, editora y cantautora. Catedrática de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Ganadora del primer lugar en el certamen de narrativa breve: “Julio César Anariba” 2017. Su obra ha sido parcialmente traducida al inglés y al italiano. entre sus publicaciones se encuentran Poesía: Ad Líbitum, (2012); Venus [in] Victa, (2016); Manifiesto de la Mujer Lobo, (2018). Antologías poéticas: Soles de Media Noche, (México, 2014); Women’s poems of protest and resistance, Honduras (EU, 2009-2014) (2014); Chamote, una amalgama de voces poéticas de nuestra América, Punto de encuentro, (Argentina, 2015); Voces de América Latina, MediaIsla, (EU, 2016), Antología Ladrones del Tiempo, (Colombia, 2019). Narrativa: Antología de narradoras hondureñas ANDEH, (2016).

WhatsApp Image 2020-09-03 at 7.53.26 PM

Poemas de Stefhany Rojas Wagner (Colombia)

Stefhany Rojas Wagner
Ni pena ni miedo 25 de septiembre de 2020

La siguiente es una colaboración de Stefhany Rojas Wagner (Bogotá, 1994). Es poeta, novelista, artista collage y gestora cultural. Profesional en Estudios Literarios de la Universidad Autónoma de Colombia y egresada del preparatorio de Artes Plásticas y Visuales de la Academia Superior de Artes de Bogotá.

foto Cecilia Podestá

Escritos de "Desaparecida" de Cecilia Potestá (Perú)

Cecilia Potestá
Ni pena ni miedo 02 de agosto de 2020

La siguiente es una colaboración de Cecilia Podestá Cárdenas ( Ayacucho, Perú, 1981). Ella estudió Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha publicado los poemarios Fotografías escritas (Premio Dedo crítico 2002) reeditado en el 2007 en Lima, Perú; La primera anunciación (2006) reeditado en Paraguay por la editorial Felicita cartonera 2010, Muro de carne (Lima, 2007), Desaparecida (2008) y Vía Crusis en Chepén (2010) y varias obras dramáticas.

unnamed

Poemas de Andrea Marone (Argentina)

Andrea Marone
Ni pena ni miedo 16 de agosto de 2020

La siguiente es una colaboración de Andrea Marone (Mendoza, 1994). Ella es licenciada en Artes de la Escritura en la Universidad Nacional de las Artes. Estudió Licenciatura en Letras en la UNCuyo. Publicó “Vampirización del ego” (Mar Adentro, 2017) y el fanzin “La conspiración de los damascos”(2020). Recita regularmente en ciclos de poesía. Antologada en “Vote Poesía” (Grito Manso) “Cuchillos afilados en la plaza” (Espejo de mundo), “Lo oscuro trabaja” (Carbónico ediciones), “La mirada del cóndor” (Ediciones culturales), Juntadxs 2018 (Baldíos en la lengua), “El café de los encuentros” . Participó de la revistas: Mienten Mucho, Palabras Macabras, Revista Panero, Revista Zero, diario El Otro, El viajero Indeciso, Revista Vómito, Liberoamérica. En la plataforma de Más Poesía y la revista mexicana Tercera Vía. Actualmente lleva adelante un proyecto de difusión de poetas en formato fanzine y coordina “Postales Federales”.

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

WhatsApp Image 2020-10-06 at 17.35.07

Crisis de los Cuidados, FMI y ajuste (Primera parte)

Daniela Jiménez Montero
Lo personal es político 08 de octubre de 2020

Este artículo es una primera entrega realizada por la economista feminista, Daniela Jiménez Montero. ¿Qué es la crisis global de los cuidados? ¿Cómo afecta a las mujeres y a la economía la división sexual del trabajo? ¿En las propuestas del gobierno y de la oposición se ha tomado realmente en cuenta a las mujeres como agente clave en la creación de una ruta para la reconfiguración del Estado y la Economía? Son algunas de las preguntas que responde.

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

Gian

Poemas de Gian Pierre Codarlupo (Perú)

Gian Pierre Codarlupo
Ni pena ni miedo 12 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración de Gian Pierre Codarlupo (Paita, Perú, 1997), quien ha publicado el libro Caída de un pájaro en el mar (Universidad Nacional de Piura, 2018), con el que obtuvo en Primer Premio en el II Concurso Nacional de Cuento y Poesía “Huauco de Oro”. En 2017 fue Mención Honrosa en el X Concurso “El Poeta Joven del Perú”, organizado por la Fundación Marco Antonio Corcuera.

a17ae2c4-3e67-463d-b624-3cbfe8faeff3

Costa Rica, un país pequeño con élites mezquinas e ingenuas: insumos para analizar la lucha civil social.

MSC. ESTEBAN PANIAGUA
Realidad Nacional 06 de octubre de 2020

Este artículo trata sobre algunas de las principales características de la élite en Costa Rica y la situación actual de protesta y crisis: ¿Cuáles son algunos de los efectos que ha tenido la lucha que inicia el 30 de setiembre en los intereses de las élites? ¿Cómo ha sido el pensamiento pragmático de las élites? ¿Cuál es el resultado que esperan las élites? son algunas de las preguntas que responde.

121598625_4413174065424298_9091582137641734474_o

Habrá represión por orden de la Sala Constitucional

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 14 de octubre de 2020

En el presente texto, Rogelio Cedeño Castro nos habla de la realidad que afrontamos como movimientos sociales a partir del mandato que ha realizado la Sala Constitucional de reprimir los bloqueos que son un acto de presión social por medio de los cuales, el pueblo busca reivindicar sus derechos

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal