Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Estados Unidos, la protesta y la tercera guerra mundial

El siguiente artículo se refiere a la decadencia del discurso de la democracia liberal de la segunda mitad del siglo XX y la derrota de Estados Unidos en la tercera guerra mundial, como parte de las causas de las actuales manifestaciones sociales en Estados Unidos.

Internacionales 02 de junio de 2020 MSc. Esteban Paniagua MSc. Esteban Paniagua
descargar
Manifestaciones en Estados Unidos contra el asesinato de George Floyd Imagen tomada de: https://www.rtve.es/noticias/20200530/muerte-george-floyd-ultimo-episodio-violencia-racial-policia-estados-unidos/2015232.shtml

Las protestas en Estados Unidos representan algo más que una reivindicación de las personas afroamericanas y una reacción legítima en contra del racismo.

Estas protestas constituyen el síntoma más evidente del fracaso de ciertas élites occidentales, que están siendo derrotadas en la tercera guerra mundial.

Estas élites son las que le impusieron el discurso de la democracia liberal a Nuestra América y el mundo occidental, después de 1950. 

Este discurso implantó un carácter de doble moral y de lo “políticamente correcto” que caracteriza un quiebre progresivo de nuestras relaciones humanas.

La “democracia liberal” es tan solo un relato a partir del cual Estados Unidos afirmaba como democracias a los gobiernos sometidos a sus intereses, justificaba como tiranos a aquellos cuyas formas de organizarse políticamente fueran en contra de sus dictados imperiales y “legitimaba” la imposición de dictaduras “transicionales”, que fueran capaces de conducir a las naciones que se oponían a sus mandatos, hacia la “democracia liberal”.

Toda la cívica ha sido un juego para reafirmar a Estados Unidos y las élites que le son leales. Esto es evidente en las primeras dos décadas del siglo XXI, cuando este discurso ya no le es tan funcional a Estados Unidos y ha promovido la instauración de la tiranía moderna como la mejor forma de gobierno y la piratería como una de sus principales instituciones.

Los principios básicos de la “democracia liberal” son: a. ciertos derechos naturales, principalmente el derecho a la propiedad; b. ciertos derechos civiles, entre estos “libertad de prensa”, “libertad de expresión” y libertad de tránsito; c. el derecho legítimo a la resistencia popular; d. un sistema de democracia representativa, basado en un sistema electoral; e. la división de los poderes del estado en ejecutivo, legislativo y judicial.

Este discurso, durante la segunda mitad del siglo XX iba dirigido en contra de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) y todo lo no-occidental (países no alineados, grupos disidentes en Estados Unidos y Occidente, en Nuestra América, indígenas, organizaciones autónomas, etc.). 

En el fondo a Estados Unidos no le interesaba su promoción de la “libertad” de la “democracia liberal”, tanto como la imposición de ciertos criterios capaces de frenar el avance de cualquier tipo de pensamiento que fuera en contra de sus intereses. 

Su lo sedimentaba incluso en lo que la gente hacía y decía de la política, su doble discurso, su asimilación de “lo políticamente correcto”, derivada de muchos millones de dólares invertidos en conductismo político.

Al caer la URSS (1991), Estados Unidos se considera a sí mismo como un nuevo hegemón mundial. Cree que ya no tiene oposición significativa y los discursos de la “democracia liberal” entran en crisis. 

El derecho a la propiedad comienza a entenderse como el de sus elites y sus aliados. La “libertad de prensa” y la “libertad de expresión”, una pantomima de dominación de las masas populares y son reprimidas, incluso en medios como la Internet. Se reduce al mínimo posible el derecho de resistencia legítima de los pueblos, primero satanizando la protesta y declarando terroristas a agrupaciones y manifestantes y luego imponiendo legislaciones que pasan por encima de los derechos laborales, como la reciente Reforma Procesal Laboral en Costa Rica. Los sistemas electorales evidencian aún más el carácter ritual y justificatorio de la obligación política, en lugar de la elección. Finalmente, las elites vasallas de Estados Unidos, en países de Nuestra América como Costa Rica, han atravesado los tres poderes de la república para imponer políticas tiránicas que tiendan a proteger sus propios intereses y los de las empresas trasnacionales.

Este fracaso de la “democracia liberal” se torna mayor cuando, ya no solo en Nuestra América y el llamado “mundo occidental”, Estados Unidos impone estos criterios. Luego de darse cuenta, en 1998, de que no es un hegemón económico y que su deuda externa con China es insostenible, se dio a la tarea de conquistar el Medio Oriente y someterlo a su poder arbitrario.

Lo que hoy Estados Unidos está viviendo en su propio territorio es lo que ha promovido en Siria, Irak, Afganistán y otras partes del mundo con cierta importancia geoestratégica, como Libia y Yemen.

La tiranía como la mejor forma de gobierno legítimo va en contra de toda la tradición occidental que justificaba el discurso de la “democracia liberal” y su imposición de “lo políticamente correcto”. Desde Aristóteles, todo el pensamiento estipulado como el canon de la política occidental a partir de 1950, ha censurado a la tiranía como la peor forma de gobierno y la han catalogado como un gobierno ilegítimo.

El modelo de gobierno que promueve Estados Unidos en el mundo ya no puede ser entendido como una oligarquía, porque sus intereses mezquinos, sus discursos retrógrados y la brutalidad de sus mecanismos, trasciende incluso la categoría de oligarquía. 

Los tiranos modernos solo son la cara de un élite corporativa que constituye al verdadero tirano. Donald Trump (Estados Unidos), Alejandro Giammattei (Guatemala), Nayid Bukele (El Salvador), Carlos Alvarado (Costa Rica), Jair Bolsonaro (Brasil), entre otros, son solo la cara que defiende grupos e intereses económicos que están siendo derrotados en la tercera guerra mundial.

La tiranía se caracteriza porque el tirano gobierna para sí mismo, impone un régimen injusto. Busca el interés privado. Desprecia el bien común. Agravia a los gobernados, tanto en lo que concierne a los bienes corporales (derechos básicos) como espirituales (culturales y educativos). Lleva a la ruina la riqueza común, el estado de bienestar, el commonwealth, el estado social de derecho. Obstruye las ventajas de los gobernados que no pertenecen a su círculo de influencia. Sospecha más de las personas honestas que de las corruptas y a estas últimas concede cargos en su gobierno. Teme a la virtud o el pensamiento crítico, porque promueven la no tolerancia de las injusticias. Trata de romper los lazos de amistad y la organización de los movimientos sociales y colectivos de oposición. Genera discordia entre las personas gobernadas. Prefiere que los individuos tengan desconfianza entre sí y actúen unos contra otros, para que no puedan conspirar en contra de su dominio.

Todas estas características no son antojadizas. Las encontramos en los escritos de muchos autores que pertenecieron al canon de la teoría política occidental de la segunda mitad del siglo XX y a partir de quienes se nos enseñó a pensar la “democracia liberal”. Están presentes en Aristóteles, San Agustín, Santo Tomás, John Locke y Jean Jacobo Rousseau, entre otros.

Las manifestaciones en Estados Unidos son una protesta de la sociedad civil en contra de la máxima expresión de la tiranía en el “país de la libertad”. El “país democrático” con mayor violencia policial legitimada en el mundo. Un país con incomensurables brechas entre la pobreza y la riqueza.

Donald Trump ha cosechado una derrota tras otra. Desde 2018 viene perdiendo batallas económicas y tecnológicas con China. En enero de 2020 perdió la guerra en el Medio Oriente con Irán; su papel definitorio de “lo políticamente correcto” en la política internacional, debido a su pésima gestión del COVID-19 como un arma de guerra. 

Ahora está perdiendo una guerra en contra, no solo de la sociedad civil estadounidense, contra la cual podría accionar empleando las fuerzas de las milicias paramilitares y supremacistas blancas que le sigue y están armadas; la Guardia Nacional y el Ejército. Está perdiendo una guerra contra ciertos intereses políticos y económicos que conducen a la fragmentación de la nación ante el fracaso del proyecto imperial de Estados Unidos. Una fragmentación que no se se pronostica en términos ideológicos, sino incluso geográficos.

Usted puede colaborar con la auto-gestión del diario Más allá de la Cortina realizando una donación a la siguiente cuenta PayPal: [email protected]

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

wiphala

Bolivia: Estado Plurinacional vrs república colonial y racista

Insurgente
Internacionales 13 de agosto de 2020

Esta entrega llega a ustedes gracias a una alianza estratégica entre el medio de comunicación boliviano Insurgentes y Más allá de la Cortina. Estas alianzas estratégicas son necesarias para romper con los sesgos de la comunicación masiva. Pueden consultar Insurgentes en: https://www.insurgentescrp.com

Causas del golpe de Estado en Bolivia: entrevista con actores sociales

Causas del golpe de Estado en Bolivia: entrevista con actores sociales (Primera Parte)

Elvira, Diego Fernández y Esteban Paniagua
Internacionales 23 de agosto de 2020

¿Cuáles son los hechos por medio de los cuales se dio el golpe de estado a Evo Morales, en noviembre de 2019?; ¿Cuáles fueron las principales causas por las que se dio el golpe de estado y cuáles fueron los actores sociales más destacados que participaron en el proceso? ¿Cuáles políticas sociales, económicas y culturales han cambiado en Bolivia, después del golpe de estado? Encuentre una respuesta directa de actores sociales quienes han participado y vivido directamente estos procesos

ab0aa6ad9df809f4f9f85cd5b07a2051

Bolivia: Frente al abuso patronal en complicidad con el Ministerio de Trabajo: unidad para defender los derechos laborales

Colectivo Revolucionario Plurinacional
Internacionales 16 de septiembre de 2020

El Colectivo Revolucionario Plurinacional nos brinda un análisis sobre las acciones del Gobierno Defacto de Bolivia respecto al ámbito laboral y nos entrega propuestas que tomar en cuenta para luchar en contra de la crisis de Laboral producto de la pandemia y la mala gestión del Gobierno de Añez.

d917de2c-4149-4a37-8c18-8459ca5da946

República o gobernanza local

María Alejandra Díaz
Internacionales 19 de agosto de 2020

En este artículo usted encontrará un análisis detenido de los cambios geopolíticos que está afrontando el mundo con el éxito de la estrategia china y el fracaso de las operaciones estadounidenses para consolidarse como hegemón del mundo. Un análisis que es necesario comprender para poder interpretar no solamente los acontecimientos globales sino también aquellos específicos de cada una de las naciones de Nuestra América

Pueblos Originarios: 6to Foro de Denuncias del Juicio Popular a la Deuda y al FMI

Pueblos Originarios: 6to Foro de Denuncias del Juicio Popular a la Deuda y al FMI

Autoconvocatoria Deuda
Internacionales 01 de septiembre de 2020

El siguiente foro nos brinda una crítica profunda de los pueblos originarios del cono sur de Nuestra América, sobre la deuda y el FMI, a través de un juicio popular de denuncia. Es importante que analicemos lo aquí expuesto en vistas de la situación actual de Costa Rica y la aprobación de un préstamo más con el FMI. La transmisión inicia en el minuto 11:38

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

IMG_0036

Poemas de Jaime Huenún Villa (Poeta Mapuche)

Jaime Huenún Villa
Ni pena ni miedo 18 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración del poeta mapuche Jaime Huenún Villa (Valdivia, sur de Chile, en 1967). Él es poeta y escritor mapuche-huilliche. Obtuvo el premio Pablo Neruda de poesía (2003), la beca Guggenheim de Nueva York (2005), el premio a la mejor obra poética publicada en Chile otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2013), el premio Manuel Montt otorgado por la U. de Chile (2019), el premio Nacional de Poesía Jorge Teillier (2020), entre otros reconocimientos. Posee una gran variedad de libros de poesía con alto reconocimiento internacional y de los cuales tenemos el agrado de hacerles llegar una valiosa muestra

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

Clase XIII - Desmontando algunos mitos del libertarismo de Robert Nozick

Desmontando algunos mitos políticos del libertarismo de Nozick, a la luz del contexto político costarricense

MSc. Esteban Paniagua
Desmontando los mitos 24 de octubre de 2020

Esta es una de las últimas clases del curso: "Desmontando los mitos de la teoría política occidental: un exordio frente a la muerte de la filosofía política". Aquí analizamos los argumentos básicos del libertarismo y los relacionamos con la política costarricense, ya que es necesario comprender que nuestro contexto no es blanco y negro y que enemigos del bien público los encontramos tanto dentro como fuera del gobierno

unnamed

El mito de la democracia, un comodín de la derecha (V Parte)

Rogelio Cedeño Castro
Reflexiones 24 de octubre de 2020

"Las denominaciones o calificativos encerrados en las palabras populismo y comunismo, constituyen el anatema por excelencia para el logro de los propósitos de una derecha, cada vez más temerosa y exasperada por la emergencia de lo popular en nuestras sociedades, esa presencia creciente de nuevos y dinámicos actores sociales que ya no responden a sus juegos de control político tiene que ser frenada a cualquier costo y dentro de la historia reciente de nuestros países encontramos abundantes ejemplos de ello, siendo el caso de Honduras uno de los más reveladores de estas actuaciones cruentas y hasta homicidas de las viejas élites del poder, con tal de alcanzar sus no siempre tan ocultos propósitos de perpetuar la dominación oligárquica, aun a riesgo de enfrentarse después con graves problemas de legitimación."

Boletín Semanal