Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Estados Unidos, la protesta y la tercera guerra mundial

El siguiente artículo se refiere a la decadencia del discurso de la democracia liberal de la segunda mitad del siglo XX y la derrota de Estados Unidos en la tercera guerra mundial, como parte de las causas de las actuales manifestaciones sociales en Estados Unidos.

Internacionales 02 de junio de 2020 MSc. Esteban Paniagua MSc. Esteban Paniagua
descargar
Manifestaciones en Estados Unidos contra el asesinato de George Floyd Imagen tomada de: https://www.rtve.es/noticias/20200530/muerte-george-floyd-ultimo-episodio-violencia-racial-policia-estados-unidos/2015232.shtml

Las protestas en Estados Unidos representan algo más que una reivindicación de las personas afroamericanas y una reacción legítima en contra del racismo.

Estas protestas constituyen el síntoma más evidente del fracaso de ciertas élites occidentales, que están siendo derrotadas en la tercera guerra mundial.

Estas élites son las que le impusieron el discurso de la democracia liberal a Nuestra América y el mundo occidental, después de 1950. 

Este discurso implantó un carácter de doble moral y de lo “políticamente correcto” que caracteriza un quiebre progresivo de nuestras relaciones humanas.

La “democracia liberal” es tan solo un relato a partir del cual Estados Unidos afirmaba como democracias a los gobiernos sometidos a sus intereses, justificaba como tiranos a aquellos cuyas formas de organizarse políticamente fueran en contra de sus dictados imperiales y “legitimaba” la imposición de dictaduras “transicionales”, que fueran capaces de conducir a las naciones que se oponían a sus mandatos, hacia la “democracia liberal”.

Toda la cívica ha sido un juego para reafirmar a Estados Unidos y las élites que le son leales. Esto es evidente en las primeras dos décadas del siglo XXI, cuando este discurso ya no le es tan funcional a Estados Unidos y ha promovido la instauración de la tiranía moderna como la mejor forma de gobierno y la piratería como una de sus principales instituciones.

Los principios básicos de la “democracia liberal” son: a. ciertos derechos naturales, principalmente el derecho a la propiedad; b. ciertos derechos civiles, entre estos “libertad de prensa”, “libertad de expresión” y libertad de tránsito; c. el derecho legítimo a la resistencia popular; d. un sistema de democracia representativa, basado en un sistema electoral; e. la división de los poderes del estado en ejecutivo, legislativo y judicial.

Este discurso, durante la segunda mitad del siglo XX iba dirigido en contra de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) y todo lo no-occidental (países no alineados, grupos disidentes en Estados Unidos y Occidente, en Nuestra América, indígenas, organizaciones autónomas, etc.). 

En el fondo a Estados Unidos no le interesaba su promoción de la “libertad” de la “democracia liberal”, tanto como la imposición de ciertos criterios capaces de frenar el avance de cualquier tipo de pensamiento que fuera en contra de sus intereses. 

Su lo sedimentaba incluso en lo que la gente hacía y decía de la política, su doble discurso, su asimilación de “lo políticamente correcto”, derivada de muchos millones de dólares invertidos en conductismo político.

Al caer la URSS (1991), Estados Unidos se considera a sí mismo como un nuevo hegemón mundial. Cree que ya no tiene oposición significativa y los discursos de la “democracia liberal” entran en crisis. 

El derecho a la propiedad comienza a entenderse como el de sus elites y sus aliados. La “libertad de prensa” y la “libertad de expresión”, una pantomima de dominación de las masas populares y son reprimidas, incluso en medios como la Internet. Se reduce al mínimo posible el derecho de resistencia legítima de los pueblos, primero satanizando la protesta y declarando terroristas a agrupaciones y manifestantes y luego imponiendo legislaciones que pasan por encima de los derechos laborales, como la reciente Reforma Procesal Laboral en Costa Rica. Los sistemas electorales evidencian aún más el carácter ritual y justificatorio de la obligación política, en lugar de la elección. Finalmente, las elites vasallas de Estados Unidos, en países de Nuestra América como Costa Rica, han atravesado los tres poderes de la república para imponer políticas tiránicas que tiendan a proteger sus propios intereses y los de las empresas trasnacionales.

Este fracaso de la “democracia liberal” se torna mayor cuando, ya no solo en Nuestra América y el llamado “mundo occidental”, Estados Unidos impone estos criterios. Luego de darse cuenta, en 1998, de que no es un hegemón económico y que su deuda externa con China es insostenible, se dio a la tarea de conquistar el Medio Oriente y someterlo a su poder arbitrario.

Lo que hoy Estados Unidos está viviendo en su propio territorio es lo que ha promovido en Siria, Irak, Afganistán y otras partes del mundo con cierta importancia geoestratégica, como Libia y Yemen.

La tiranía como la mejor forma de gobierno legítimo va en contra de toda la tradición occidental que justificaba el discurso de la “democracia liberal” y su imposición de “lo políticamente correcto”. Desde Aristóteles, todo el pensamiento estipulado como el canon de la política occidental a partir de 1950, ha censurado a la tiranía como la peor forma de gobierno y la han catalogado como un gobierno ilegítimo.

El modelo de gobierno que promueve Estados Unidos en el mundo ya no puede ser entendido como una oligarquía, porque sus intereses mezquinos, sus discursos retrógrados y la brutalidad de sus mecanismos, trasciende incluso la categoría de oligarquía. 

Los tiranos modernos solo son la cara de un élite corporativa que constituye al verdadero tirano. Donald Trump (Estados Unidos), Alejandro Giammattei (Guatemala), Nayid Bukele (El Salvador), Carlos Alvarado (Costa Rica), Jair Bolsonaro (Brasil), entre otros, son solo la cara que defiende grupos e intereses económicos que están siendo derrotados en la tercera guerra mundial.

La tiranía se caracteriza porque el tirano gobierna para sí mismo, impone un régimen injusto. Busca el interés privado. Desprecia el bien común. Agravia a los gobernados, tanto en lo que concierne a los bienes corporales (derechos básicos) como espirituales (culturales y educativos). Lleva a la ruina la riqueza común, el estado de bienestar, el commonwealth, el estado social de derecho. Obstruye las ventajas de los gobernados que no pertenecen a su círculo de influencia. Sospecha más de las personas honestas que de las corruptas y a estas últimas concede cargos en su gobierno. Teme a la virtud o el pensamiento crítico, porque promueven la no tolerancia de las injusticias. Trata de romper los lazos de amistad y la organización de los movimientos sociales y colectivos de oposición. Genera discordia entre las personas gobernadas. Prefiere que los individuos tengan desconfianza entre sí y actúen unos contra otros, para que no puedan conspirar en contra de su dominio.

Todas estas características no son antojadizas. Las encontramos en los escritos de muchos autores que pertenecieron al canon de la teoría política occidental de la segunda mitad del siglo XX y a partir de quienes se nos enseñó a pensar la “democracia liberal”. Están presentes en Aristóteles, San Agustín, Santo Tomás, John Locke y Jean Jacobo Rousseau, entre otros.

Las manifestaciones en Estados Unidos son una protesta de la sociedad civil en contra de la máxima expresión de la tiranía en el “país de la libertad”. El “país democrático” con mayor violencia policial legitimada en el mundo. Un país con incomensurables brechas entre la pobreza y la riqueza.

Donald Trump ha cosechado una derrota tras otra. Desde 2018 viene perdiendo batallas económicas y tecnológicas con China. En enero de 2020 perdió la guerra en el Medio Oriente con Irán; su papel definitorio de “lo políticamente correcto” en la política internacional, debido a su pésima gestión del COVID-19 como un arma de guerra. 

Ahora está perdiendo una guerra en contra, no solo de la sociedad civil estadounidense, contra la cual podría accionar empleando las fuerzas de las milicias paramilitares y supremacistas blancas que le sigue y están armadas; la Guardia Nacional y el Ejército. Está perdiendo una guerra contra ciertos intereses políticos y económicos que conducen a la fragmentación de la nación ante el fracaso del proyecto imperial de Estados Unidos. Una fragmentación que no se se pronostica en términos ideológicos, sino incluso geográficos.

Usted puede colaborar con la auto-gestión del diario Más allá de la Cortina realizando una donación a la siguiente cuenta PayPal: [email protected]

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

Huellas 46 Análisis geopolítico del Kurdistan

Análisis geopolítico del Kurdistán con Antonio Barrios Oviedo

Antonio Barrios Oviedo y YEIMER RAMOS TORRES
Internacionales 22 de diciembre de 2020

En el siguiente programa de Huellas, el Dr. Antonio Barrios Oviedo, especialista en relaciones internacionales, nos habla acerca del pueblo Kurdo, refiriéndose a su historia, sus luchas nacionalistas y el papel geopolítico y estratégico que juega en el Oriente Próximo.

123858044_117827990123022_7083798988730579419_o

Capítulo 2: La Salida. Operación Venezuela

Operación Venezuela
Internacionales 20 de noviembre de 2020

En este segundo capítulo de la Serie Operación Venezuela, usted podrá conocer un poco de la historia de Leopoldo López, uno de los principales promotores de las incursiones estadounidenses a Venezuela y defensor de las élites oligárquicas del país bolivariano.

unnamed

Bolivia en su hora más dramática (Tercera Parte)

Rogelio Cedeño
Internacionales 15 de noviembre de 2020

A continuación les presentamos la tercera entrega sobre la temática de Bolivia del sociólogo y escritor, Rogelio Cedeño. En esta ocasión, se refiere a la coyuntura del año 2008, cuando la derecha fascista intentaba, al igual que ahora, desestabilizar y destruir a la nación boliviana.

Lo más visto

download

¿Qué es el empleado público?

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 04 de enero de 2021

Este artículo trata de explicar como la mal llamada "clase política", compuesta por el presidente, ministros, diputados y altos jerarcas de las instituciones son los empleados públicos culpables de la crisis económica del país, a pesar de que se nos presentan como si no fueran empleados públicos y los otrosempleados públicos tuvieran la culpa de su mala administración

download

El machismo en la literatura

Katia-Sofía Hakim, Aura Sabina y Tanya Cosio
Festival del Norte 25 de diciembre de 2020

En este interesante foro de discusión, Katia-Sofia Hakim (Francia), Aura Sabina (México) y Tanya Cosío (México) nos brindan importantes testimonios y reflexiones sobre como se vive el machismo en el medio literario. El foro se desenvolvió en el Festival Internacional del Norte, Poesía en Tránsito

download-1

La gigantesca huella de Mario Devandas Brenes

Rogelio Cedeño
Realidad Nacional 26 de diciembre de 2020

El día de ayer, Costa Rica perdió a un gran luchador social, un defensor de la CCSS y de la institucionalidad costarricense. En homenaje a Mario Devandas Brenes, el día de hoy les presentamos este artículo de Rogelio Cedeño, dedicado a su huella y su trayectoria.

Foto Olivas

LA POESÍA COMO DISCIPLINA: Un acercamiento a la obra de Juan Carlos Olivas, Costa Rica.

Sebastián Miranda Brenes
Ni pena ni miedo 12 de enero de 2021

A continuación un acercamiento al trabajo literario del poeta costarricense Juan Carlos Olivas, Turrialba, 1986. "...yendo un poco más allá de sus libros, como conozco a Juan Carlos personalmente, su obra ya numerosa y reconocida internacionalmente, no se debe solo a su talento, sino que como todo artista, trabajador o persona sobresaliente, hay una ardua disciplina atrás de su trabajo. Un escritor que se sienta a diario en su estudio a leer, a escribir y autocorregir sus textos con rigurosidad. Un escritor que estudia a conciencia estilos, formas, uso del lenguaje de los y las grandes poetas de las distintas lenguas. Un artista dedicado completamente a su oficio, ... Alguien atento a su contexto, a su entorno y que ha ido plasmándolo en su obra".

download

¡Policía "bueno" y policía "malo"!

Ítalo Cortés
Internacionales 09 de enero de 2021

En este artículo Ítalo Cortés se refiere a los últimos acontecimientos en el capitolio de Estados Unidos y a como no podemos esperar mejores relaciones con los demócratas en el poder en Nuestra América, ya que estos juegan el papel del "policía bueno"

codo05

72 años de los asesinatos del Codo del Diablo

Ivania Rojas
Museo virtual contra-hegemónico 20 de diciembre de 2020

En el siguiente artículo se aborda los asesinatos del Codo del Diablo. La nota intenta responder las siguientes preguntas: ¿Cuál era el escenario político de Costa Rica en que se producen los asesinatos del Codo del Diablo? ¿Cómo fue la violencia de los vencedores de la Guerra Civil de 1948 en contra de los comunistas? ¿Cómo asesinaron a los mártires del Codo del Diablo?

Captura de Pantalla 2021-01-03 a la(s) 10.41.43

El maletín y la cajita

David Monge Arce
Reflexiones 03 de enero de 2021

Con esta entrega iniciamos una serie de críticas de cine, realizadas por el escritor costarricense David Monge. Esperamos sean de su agrado y les invitamos a comentar sus apreciaciones sobre las películas analizadas

Boletín Semanal