Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Carlos Alvarado: el mentiroso

Marco Vega es un estudiante universitario de la carrera de informática. Tiene importantes reflexiones críticas sobre la situación política de este país. Es importante hacer visible la perspectiva que tienen las personas jóvenes sobre nuestra situación actual y sus aportes para la comprensión de todos sus matices.

Realidad Nacional 03 de junio de 2020 Marco Vega
cab264ac-8a9e-4756-b125-f054e589071c
Carlos Alvarado arremete en contra de manifestantes en la celebración de los 195 años de Anexión del Partido de Nicoya Foto tomada de: https://vozdeguanacaste.com/cronica-de-la-anexion-el-que-grita-mas-fuerte-gana/

Este artículo pretende evidenciar parte de las falencias que tiene el gobierno, sobre todo en comunicación y sinceridad con el pueblo, que el propio gobierno es incapaz de verlas, así como exponer a Alvarado como el presidente mentiroso que es.

Carlos Alvarado Quesada, presidente de la República de Costa Rica es también periodista, pero, ¿acaso ejerce como tal desde la silla presidencial?

La manipulación, hipocresía y falsedad de los políticos no es algo nuevo en Costa Rica ni en el mundo, pero ello no significa que se deba considerar como normal. En los tiempos que estamos, donde el SARS-CoV-2 ha creado un terremoto mundial en todos los ámbitos de nuestra vida y nuestra sociedad, ha demostrado una vez más, la capacidad que tiene el ser humano para adaptarse, para evolucionar como seres y como sociedad.

Si bien Costa Rica ha sido elogiada nacional e internacionalmente por el control que ha tenido de la pandemia, hay más áreas que hay que considerar en el marco de una de las crisis más fuertes que ha vivido la humanidad en los últimos siglos.

En una crisis de este tipo, como bien lo ha dicho el presidente, es necesario abarcar la salud, la economía y la sociedad. Pero estas áreas deben recibir un enfoque integral y público, donde el resto de la ciudadanía entienda lo que está pasando, las posibles consecuencias y los cambios que están surgiendo, para que así esta pueda participar en la construcción del futuro del país, que es más frágil de lo que parece.

El problema es que este gobierno nunca se ha dedicado a informar de una forma profesional, solo se ha dedicado a mostrar lo que al gobierno le favorece y recordemos que decir la verdad de una forma parcial, también cuenta como mentir.

Son decenas los casos sospechosos que ha tenido este gobierno. Para empezar la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD), se generó por motivos sospechosos y no pensando en cierta importancia que pudiera tener el análisis de datos para la toma de algunas decisiones vitales para el bien común. Se creó y se manejó en medio de un secretismo, tanto para otras estructuras del gobierno como para la población en general. Ahora este tema está en manos del Poder Judicial y solo nos queda esperar los resultados de la investigación para saber en qué fueron usados esos datos, porque en Alvarado, desde luego, que no se puede confiar.

El entendible miedo en la población sobre el uso de sus datos, el cual aumentó significativamente gracias a la mala gestión del presidente con la UPAD, ha perjudicado también la atención del Covid-19. Costa Rica, país que impulsó la creación de un repositorio, donde los países de todo el mundo compartirán información para combatir la pandemia, se niega a publicar los modelos que crea el Centro de Investigación en Matemática Pura y Aplicada (CIMPA) de la Universidad de Costa Rica (UCR) con el resto de ciudadanos y comunidad científica costarricense, para validar y evaluar dichos modelos, así como mejorarlos. Impidiendo de esta forma la investigación. 

El tema de la UPAD puede crear un rezago muy importante en el país respecto al uso ético de nuestros datos, porque la ciudadanía ya no confía en el uso que el gobierno les da. El uso perverso de los datos es muy lamentable en un momento donde la cuarta revolución industrial promete crear una avalancha de datos, los cuales podrían ser de mucha utilidad para generar mejores políticas, de mano con la inteligencia artificial. La confianza se pierde muy fácil, pero recuperarla es un largo proceso.

El presidente durante esta pandemia se ha dedicado a publicitar las acciones que él o parte del ejecutivo considera beneficiosas. Digo parte porque claramente el presidente toma decisiones que disgustan a los dirigentes de los distintos ministerios. Solo hace falta ver la semana pasada, donde oficialmente renunciaron tres ministros, el de Hacienda, el de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones así como la ministra de Comunicación. Estas tres renuncias fueron anunciadas por Alvarado como un “refrescamiento”, lo cual contrasta con la carta de renuncia del ahora exministro de Hacienda, quien escribió: “Mantengo las banderas que enarbolé cuando asumí el Ministerio, es decir un compromiso genuino con la lucha contra la evasión fiscal, el comercio ilícito, la corrupción y en favor de la responsabilidad fiscal.”. Y continuó cerrando con un intrigante mensaje: “Sin duda, estas son áreas que tocan intereses y sensibilidades profundas.”. Solo él y el presidente sabrán a qué hace referencia.

Además, el ex-ministro del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) afirmó que su renuncia se debió a su desacuerdo en utilizar los recursos del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (FONATEL) con fines que no fueran “el acceso universal y solidario a los servicios de telecomunicaciones, para que lleguen a las personas más vulnerables del país”. Esto en un momento en el cual el acceso a la señal de internet y medios digitales debería estar a disposición de toda la población, por la innegable importancia que tiene para el desarrollo humano.

Sin embargo, el presidente en lugar de explicar lo sucedido y las verdaderas razones, tal como se dijo antes, se limitó a afirmar que era por el inicio de la segunda parte de la administración y que era un acomodo y refrescamiento en tres ministerios. Una vez más, informando escuetamente.

Nuevamente el presidente fue dejado en evidencia, esta vez por Marcelo Prieto, ministro de Presidencia, quien en conferencia de prensa sostuvo que: “Recordemos los pormenores de este proceso, don Rodrigo Chávez no renuncia a moto propio, don Luis Adrián Salazar no renuncia a moto propio, no renuncian porque ellos quieren ni renuncian porque tengan una relación, ellos, que quieran resolver en su función de ministro con el gobierno de la República, don Rodrigo Chávez y don Luis Adrián Salazar presentan su renuncia porque el presidente de la República les pide, les solicita que presenten su denuncia y lo hace porque no se siente del todo conforme con la relación que tiene con ellos y con el estilo de gestión que ellos habían venido desarrollando.”.

Esto evidencia como al presidente no le importa mentirle a la población y al resto del gobierno con tal de quedar él bien, muestra una actitud descarada y tiránica frente al pueblo. Nos recuerda a presidentes tan criticables como Donald Trump y Jair Bolsonaro, quienes son mentirosos compulsivos, sin remordimiento alguno y despiden a sus subordinados ante el primer desacuerdo. Muy cerca de ese nivel tan bajo está Alvarado, mintiédole al pueblo muestra que es un presidente carente de valores éticos y morales.

El presidente sigue buscando halagos y aplausos en el exterior, olvidándose de lo interno. El día en que se permitió el matrimonio igualitario, el cual llegó gracias a la deliberación de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, se jactó internacionalmente, en medios como la BBC, de que Costa Rica es un país defensor de todos los derechos humanos, pero el país no vela por los derechos de los pueblos indígenas, dónde hay zonas que hasta un 85% de las tierras están en manos ilegales, gracias a un estado que ha guardado silencio a lo largo de décadas y que, a pesar de la agresión que sufren estos pueblos (que son muchas más que solo el robo de tierras) no parece que vaya a pronunciarse al respecto, ante hechos que han sido condenados por la Defensoría de los Habitantes y la oficina de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el país. Mostrándose así una fuerte hipocresía por parte del estado costarricense.

El presidente no recuerda en sus redes sociales que hay un desempleo mayor al 13% y que más de un 20% de la población vive en la pobreza. Tampoco dice que un 50% de los trabajadores está en el sector informal. En lugar de eso, él prefiere anunciar el inicio de obras públicas, las cuales muchas estaban planificadas desde administraciones anteriores. Él prefiere seguir hablando del ingreso del país a la OCDE, como si esto fuera un tipo de remedio mágico para el avance del país, en lugar de iniciar un proceso de conversación para reorganizar la sociedad en una más prospera, con la educación como estandarte. Él tampoco quiere comentar en sus redes sociales que en este 2020 el país tiene el presupuesto más bajo en educación en los últimos siete años, pero sí se celebra el éxito que tienen esas instituciones.

Una de las medidas paliativas para contener la crisis de la pandemia, es el Bono Proteger. Con las solicitudes de las familias costarricenses se evidenció distintas problemáticas sociales conexas como la pobreza, la desigualdad social, el desempleo, el sub-trabajo, etc. Si bien la creación de este bono es relativamente positiva y brinda un soporte mínimo de aproximadamente 125 000 colones o menos al mes y de que este mínimo se puede gracias a las instituciones públicas del estado social de derecho de Costa Rica, preocupa que se estime que aproximadamente un 10% de la población lo quiera e incluso que en la realidad sean muchas más personas las que lo necesiten, ya que se le ha entregado a unas 400 mil personas, pero lo van solicitando hasta el momento, más de 800 mil. Algo que nos permite irnos haciendo una idea del estado económico del país y lo que podría venir en un futuro cercano, lleno de incertidumbre.

Si el estado no comienza a recortar gastos de una forma eficiente (sin perjudicar en lo absoluto el estado del bienestar, ya que es gracias a él que estamos controlando la crisis de momento) en salarios o pensiones que son exorbitantes e inimaginables para la mayoría de la población, ni aumenta los impuestos a los millonarios del país y tampoco soluciona el problema de la evasión fiscal (consulte la lista de empresas que son “grandes contribuyentes” que reportaron cero ganancias durante años, para que se ría y llore), puede ser que una vez más, sean las clases más bajas y perjudicadas las que sigan pagando por un sistema que las tiene y las quiere mantener empobrecidas.

Carlos Alvarado ignora muchos de los problemas que presenta Costa Rica y se concentra en una agenda que parece improvisada o perversa, que él dice es dedicada a la reactivación económica, la generación de empleos y el respeto a los derechos humanos, pero hasta ahora sus medidas no han ayudado a cambiar la situación del país y esto era así desde antes de la llegada de la pandemia.

El gobierno tiene que tomar acciones inmediatas e innovadoras, que generen beneficios a corto plazo. Las medidas a medio plazo (que también deben ser implementadas) llegarán demasiado tarde para el país y podrían no ser las más adecuadas. Podría impulsarse la creación de empleo con nuevas industrias como la investigación y producción de cáñamo y cannabis, así como un sistema público de educación abierta digital, creado por profesores de universidades públicas o el INA, que sea formado rápidamente (uno o dos meses) con un producto inicial y que se vaya mejorando y actualizando conforme pase el tiempo. Entablar conversaciones abiertas con las comunidades indígenas para ayudarles en lo que consideren necesario, respetando el derecho a mantener su propio concepto de desarrollo. Mejorar de una forma eficiente el control en la evasión fiscal de las grandes compañías. Lo importante es empezar lo antes posibles, porque cada día la situación es más desgastante.

Este país, al igual que el resto del mundo, es una bomba de tiempo. La pobreza y la pobreza extrema se están asomando más que nunca y las sociedades no lo soportarán. Si no se toman más decisiones ya, con un ambiente social todavía un poco estable, lo tendrán que hacer con el pueblo en las calles, como está empezando a suceder en Ecuador y en Chile. 

Este es un momento clave para la historia de Costa Rica. Ahora mismo todos los países y sus sociedades están en jaque y el gobierno y la sociedad deben decidir si le se le sacan provecho a esta crisis, reinventándonos y fortaleciendo las estructuras que hacen grande a este país. Pero esto es muy difícil si se tiene un presidente mentiroso, que engaña al pueblo descaradamente, que usa sus datos a escondidas y lidera un gobierno que prefiere dejarse los datos malos solo para ellos, sin presentarlos a la sociedad, para que esta entienda y mejore en conjunto. 

Para finalizar, este tipo de mentiras al pueblo por parte de Alvarado y de campaña propagandística del gobierno, no sería posible sin la explícita complicidad de muchos medios de comunicación en el país, que replican y mejoran todo lo dicho por Alvarado en sus redes, cuando va acorde con el discurso de las grandes empresas, mostrándolo de una forma “linda” y, muchas veces olvidando analizar el trasfondo. Los medios alternativos y la población en general deben exigir información clara y veraz sobre el estado del país y no conformarse con las medidas que se anuncian, como si estas fueran la solución de la crisis.

El papel del estado debe implicar brindar los datos para que la interpretación de los mismos, quede a juicio de cada ciudadano y a partir de ellos plantee mecanismos políticos de acción y resistencia.


Usted puede colaborar con la auto-gestión del diario Más allá de la Cortina realizando una donación a la siguiente cuenta PayPal: [email protected]

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

guarda en la mina

¿Qué ha estado pasando en Abangares? Mineros con hambre, cooperativas bloqueadas, empresas y políticos aprovechados

Ivania Rojas
Realidad Nacional 22 de septiembre de 2020

En la siguiente nota se abordan distintos elementos importantes sobre la situación de Abangares, respondiendo a las siguientes interrogantes: ¿Por qué se manifestaron los mineros coligalleros en Abangares? ¿Qué propuestas perjudiciales del gobierno no aceptaron los mineros coligalleros, en los procesos de negociación? ¿Qué reflexiones debemos hacernos, a partir del actuar del gobierno, con la situación de los mineros coligalleros?

3985

Denuncia pública de carácter nacional e internacional: sabotaje a la democracia participativa

SITRAINA, Cátedra Autónoma y Frente Cívico
Realidad Nacional 03 de agosto de 2020

A través del siguiente comunicado, SITRAINA, la Cátedra Autónoma de Filosofía Política y el Frente Cívico Nacional por la Defensa del INA realizan una denuncia pública, de carácter nacional e internacional, por el sabotaje de la actividad "Plantón Virtual por la Defensa del INA" y por el golpe rotundo que está sufriendo la democracia participativa en Costa Rica

Argumentos para No privatizar la FANAL

Argumentos para NO privatizar FANAL en 5 minutos

Óscar Rodríguez
Realidad Nacional 07 de septiembre de 2020

En menos de 5 minutos, Oscar Rodríguez, Secretario General Adjunto del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras del CNP explica las incoherencias de los argumentos que promueven la privatización de la FANAL, así como las verdaderas intenciones que yacen de fondo en las actuales e históricas arremetidas en contra de esta institución publica.

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

IMG_0036

Poemas de Jaime Huenún Villa (Poeta Mapuche)

Jaime Huenún Villa
Ni pena ni miedo 18 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración del poeta mapuche Jaime Huenún Villa (Valdivia, sur de Chile, en 1967). Él es poeta y escritor mapuche-huilliche. Obtuvo el premio Pablo Neruda de poesía (2003), la beca Guggenheim de Nueva York (2005), el premio a la mejor obra poética publicada en Chile otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2013), el premio Manuel Montt otorgado por la U. de Chile (2019), el premio Nacional de Poesía Jorge Teillier (2020), entre otros reconocimientos. Posee una gran variedad de libros de poesía con alto reconocimiento internacional y de los cuales tenemos el agrado de hacerles llegar una valiosa muestra

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

Clase XIII - Desmontando algunos mitos del libertarismo de Robert Nozick

Desmontando algunos mitos políticos del libertarismo de Nozick, a la luz del contexto político costarricense

MSc. Esteban Paniagua
Desmontando los mitos 24 de octubre de 2020

Esta es una de las últimas clases del curso: "Desmontando los mitos de la teoría política occidental: un exordio frente a la muerte de la filosofía política". Aquí analizamos los argumentos básicos del libertarismo y los relacionamos con la política costarricense, ya que es necesario comprender que nuestro contexto no es blanco y negro y que enemigos del bien público los encontramos tanto dentro como fuera del gobierno

unnamed

El mito de la democracia, un comodín de la derecha (V Parte)

Rogelio Cedeño Castro
Reflexiones 24 de octubre de 2020

"Las denominaciones o calificativos encerrados en las palabras populismo y comunismo, constituyen el anatema por excelencia para el logro de los propósitos de una derecha, cada vez más temerosa y exasperada por la emergencia de lo popular en nuestras sociedades, esa presencia creciente de nuevos y dinámicos actores sociales que ya no responden a sus juegos de control político tiene que ser frenada a cualquier costo y dentro de la historia reciente de nuestros países encontramos abundantes ejemplos de ello, siendo el caso de Honduras uno de los más reveladores de estas actuaciones cruentas y hasta homicidas de las viejas élites del poder, con tal de alcanzar sus no siempre tan ocultos propósitos de perpetuar la dominación oligárquica, aun a riesgo de enfrentarse después con graves problemas de legitimación."

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal