Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Estados Unidos: el fin de su patriarcado internacional. Análisis del preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Primera Parte)

En este artículo se evidencia como, a partir del orden del discurso del preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se configura un dispositivo de familia occidental. En futuras entregas se reafirmará el análisis aquí comenzado y se explicará la decadencia de este orden imperial.

Artículos Contra-Académicos 08 de junio de 2020 MSc. Esteban Paniagua MSc. Esteban Paniagua
arton58367
Imagen que refleja la familia patriarcal occidental Foto tomada de: https://www.laizquierdadiario.cl/Origen-de-las-palabras-trabajo-familia-padre-y-patriarcado

El 10 de setiembre de 1948 se celebró en París una Asamblea General de las Naciones Unidas y se aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esta declaración fue estipulada como un ideal común para todos los pueblos y constituyó un parámetro de identidad para los estados nacionales afiliados a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la ideología de sus pueblos. Por lo tanto, la defensa de la libertad de las personas y los pueblos llega a estar asociada a una serie de derechos humanos fundamentales que deben protegerse en todo el mundo y por eso esta declaración ha sido traducida a más de 500 lenguas a lo largo y ancho del planeta.

Esta primera mirada nos indica que la declaración representa un logro para toda la humanidad, después de las nefastas consecuencias de la segunda guerra mundial. Constituye un punto de partida para alcanzar el ideal kantiano de la paz perpetua, brindándole ciertas condiciones básicas de libertad y ciertos derechos inalienables a los pueblos y los individuos.

Sin embargo, la Declaración Universal de los Derechos Humanos encierra un arcano político que es necesario analizar con mayor detenimiento. Un análisis profundo del Preámbulo de la declaración es capaz de mostrarnos como este proyecto político no tiene la intención de “universalizar” estos derechos, sino de extenderlos a aquellos países que responden a los intereses de determinados bloques de poder como el denominado pensamiento trasatlántico u occidental.

El primer párrafo del Preámbulo dice literalmente: “Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana”. 

De este se puede desprender que hay que pertenecer a la “familia humana” para que se nos reconozca “dignidad intrínseca” y “derechos iguales e inalienables”, tanto en nuestra condición de naciones como de pueblos y de individuos.

¿Cuál es la noción de la “familia natural” que ha impulsado Occidente, después de 1950, a través de la religión, la filosofía y la teoría política?

La familia conservadora, que se ajusta a los criterios canónicos impuestos por autores como Leo Strauss, comienza a gestarse en Aristóteles, para quien existe un “hombre griego” que gobierna de un modo diferente a “su” mujer, “sus” hijos y “sus” esclavos. En San Agustín, los “padres de familia” deben gobernar en tanto que aman a la mujer y los hijos y estos deben obedecer, al igual que en Aristóteles. Para Santo Tomás de Aquino, la asociación civil tiene como objetivo castigar y corregir al hijo rebelde que no ha podido ser disciplinado por el padre. En John Locke, el hombre puritano que gobierna a “su” mujer, “sus” hijos, “sus” esclavos y la servidumbre, ha recibido la razón natural de Dios y gracias a esta concesión es “libre e igual” a otros hombres que poseen cierta propiedad y con ellos ha creado un gobierno civil. Según Rousseau, la familia, tal y como se ha venido exponiendo, es la única sociedad natural y el modelo para la sociedad política que surgirá, después del contrato social.

En conclusión, de acuerdo con la tradición conservadora que se exalta en una versión analítica de la historia, después de 1950, la “familia natural” es heteronormada (no acepta la homosexualidad), monógama (papá y mamá son fieles por principios morales cristianos), machista (el macho es “naturalmente” superior a la hembra y, por tanto, papá es el macho proveedor que tiene acceso al espacio público y a la política, mientras mamá es la hembra que se dedica al cuido de la familia y la administración del hogar), adultocéntrica (las y los niños deben obedecer y no pueden discutir los mandatos, ya que son adultos solamente en potencia, la adolescencia y la juventud son el futuro y no el presente) y autoritaria (la voz del padre es la que debe imperar, por encima de cualquier otra debe imponerse en las decisiones más importantes de la familia y las y los demás, deben obedecer sumisamente los mandatos del padre). En conclusión, la familia occidental es un modelo de familia patriarcal y así trata de imponérsenos desde la visión del hombre estadounidense y europeo conservador de la segunda mitad del siglo XX.

Quien no se adecua a este modelo patriarcal es señalado, censurado, excluido, castigado, segregado e incluso expulsado de la familia por no seguir los criterios  “naturales” de mando y obediencia que dicta el “padre de familia” para gozar de cierta libertad y tener un sentido de pertenencia.

Análogamente a como los individuos se ven presionados para calzar los parámetros del poder de la familia occidental, a partir del Preámbulo de la Declaración de los Derechos Humanos los pueblos se ven obligados a cumplir con ciertas condiciones para formar parte de la “gran familia occidental”, en la cual Estados Unidos, a partir del Plan Marshall llega a ser el padre, proveedor, dueño de la voz política y del monopolio del castigo; Europa la madre sometida en condiciones machistas al fálico dominio de con quien se ha casado, mediante un contrato; y las colonias, principalmente en Nuestra América, los hijos que deben obedecer los mandatos del padre para pertenecer a la familia y recibir cierto margen de libertad.

Al igual que en una familia conservadora un individuo gay, lesbiana, trans, crítico de la religión y de la política, ateo, rebelde, etc., puede ser expulsado de la familia por el padre; durante la segunda mitad del siglo XX, Estados Unidos definirá cuáles de sus hijos cumplen con sus exigencias para pertenecer a la familia natural y occidental.

Estados Unidos asume también un doble discurso, como el de un padre de familia de una familia conservadora. El hombre, por ser un macho, puede mantener relaciones sexuales con otras mujeres y engaña a su esposa y a sus hijos, a quienes les exige principios cristianos de fidelidad. Sin embargo, si alguno de sus hijos es cómplice de sus aventuras, entonces puede incluso ganarse ciertos privilegios y acompañar al padre al prostíbulo de la ciudad capital.

El discurso oficial de Estados Unidos, durante la segunda mitad del siglo XX, fue el de “la democracia liberal” y le servía para distinguir aquello que podía pertenecer a la familia y aquello que no. Este discurso era hipócrita, ya que en el fondo lo que importaba era cuales estados nacionales eran cómplices de los intereses de las élites estadounidenses y cuales no. Gobiernos de países como Costa Rica eran “hijos responsables” al asumir el discurso de “lo políticamente correcto”, mientras que Nicaragua, Venezuela y Cuba fueron expulsados de la familia por el gran macho alfa hegemón.

La democracia liberal de la segunda mitad del siglo XX imponía como criterios aparentes para ser parte de la familia humana occidental, el respeto por ciertos derechos naturales (el derecho a la propiedad privada); ciertos derechos civiles (libertad de prensa, libertad de tránsito, libertad de comercio); el derecho del pueblo a la protesta (cuando no atentaba contra los intereses de Estados Unidos); una democracia representativa (basada en un sistema electoral) y una división tripartita de los poderes (ejecutivo, legislativo y judicial).

Cada uno de estos criterios de identidad, diferenciaban a la familia occidental de otras familias como la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) o los países no alineados. Sin embargo, los hijos cómplices de las aventuras bélicas de Estados Unidos obtenían ciertas licencias para actuar en contra de algunos de esos principios, siempre y cuando esto satisfaciera los deseos de padre imperial. 

Por otro lado, los hijos rebeldes eran expulsados de la familia, pero para que “escarmentaran” y Estados Unidos buscaba castigarles para que regresaran al orden de la familia occidental, a toda costa (el Chile de Salvador Allende, por ejemplo).

Continúa el Preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias”.

Este párrafo tiene dos mundos conceptuales que se corresponden con la familia occidental y con lo que no pertenece a la familia occidental, respectivamente. 

Quienes forman parte de la familia natural de la humanidad occidental esperan, dentro de su familia, un mundo donde los pueblos y los individuos dejen de temer a lo no-occidental y “la miseria que esto acarrea”, disfruten de la libertad que promueve Estados Unidos como premio por la obediencia, una libertad de expresarse libremente y de creer libremente. En otras palabras, una libertad que no es tal, ya que solo sirve para diferenciarse de la política de la URSS, pero no garantiza ni la libertad de expresión ni de creencia, fuera de lo que se puede expresar y creer para pertenecer a la familia occidental y no ser castigado ni expulsado de esta por el macho hegemón.

Contrariamente, lo no-occidental, así como otros modelos de familia que no son heteronormados, es visto como la causa de “actos de barbarie ultrajantes para la conciencia humana”. O sea, un modelo de familia “anti-natural” transgrede la conciencia permitida por “lo políticamente correcto”, en la misma medida que lo que es diferente, vaya o no vaya en contra de Estados Unidos y el doble discurso de la democracia liberal, necesariamente actúa con “el descontento y el menosprecio de los derechos humanos”.

Espere nuestras siguientes entregas en la cuales analizaremos los siguientes párrafos del Preámbulo de la Declaración de los Derechos Humanos para reforzar la visualización de este orden discursivo del poder patriarcal, en el plano de las relaciones internacionales, así como la decadencia de este orden discursivo. Las entregas se alternarán entre la sección de Derechos Humanos y la sección de Internacionales.

_______________________________________________________________________

Síguenos en Facebook: Más allá de la Cortina

Si le ha gustado esta noticia, puede realizar una donación PayPal con solo darle clik aquí.

Emítanos sus comentarios a: [email protected]

Modo de citado: 

Paniagua Vega, E. (8 de junio, 2020). Estados Unidos: el fin de su patriarcado internacional. Análisis del preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Primera Parte). Sección Cátedra. Más allá de la Cortina. Heredia, Costa Rica: Cátedra Autónoma de Filosofía Política.

 

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

Bernabé Berrocal-HQ0C0843-m

Narración "Los pejesapos" de Bernabé Berrocal

Bernabé Berrocal
Ni pena ni miedo 03 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración de Bernabé Berrocal (Alajuela, Costa Rica. 1978). En Uruk Editores publicó Hombre hormiga, Archosaurio y La Mujer que vendría lunes. Ha participado como invitado en la Feria Internacional del libro de Guatemala y en la Feria Internacional del libro de Guadalajara. Una muestra de su obra fue seleccionada para integrar la antología centroamericana de microrrelato Tierra Breve. Artículos de su autoría han aparecido en diferentes medios escritos.

FARC de la guerrilla al partido: entrevista con Omar de Jesús Restrepo

FARC de la guerrilla al partido: entrevista con Omar de Jesús Restrepo

Omar de Jesús Restrepo y Esteban Paniagua
Internacionales 17 de agosto de 2020

Omar de Jesús Restrepo, alias Olmedo, es Representante ante la Cámara por el departamento de Antioquia (Colombia). Forma parte del Partido FARC y participó del proceso desde que la agrupación era un movimiento armado. Su vos representa a gran parte del campesinado de Antioquia en su lucha por la tierra y la dignidad en Colombia. Esta es la primera de varias entregas en las cuales entrevistaremos a miembros del partido FARC para ir conociendo un poco de esa otra Colombia que se ha hecho tabú en los medios de comunicación occidentales.

images

Inestabilidad en Argentina: manifestaciones poco convencionales de la policía de Buenos Aires

MSc. Esteban Paniagua
Internacionales 10 de septiembre de 2020

En los últimos días, la policía de Buenos Aires realizó una serie de manifestaciones, empleando tácticas peligrosas, para exigir mejoras salariales y una serie de petitorias al gobierno de Argentina. A pesar de que se ha llegad a un acuerdo entre las partes, es necesario estar alertas ante el empleo de este tipo de tácticas que pudieran ser pequeños ensayos o abrir las puertas para la planificación de algo que podría ser atroz no solo para Argentina sino para Nuestra América en general

Conversatorio Franz Hinkelammert, Enrique Dussel, Ramón Grosfoguel

Conversatorio Franz Hinkelammert, Enrique Dussel, Ramón Grosfoguel

Hinkelammert, Dussel y Grosfoguel
Reflexiones 15 de septiembre de 2020

Este converastorio fue un encuentro que se dio en el 2016, en el marco del I Simposio Internacional de Filosofía Latinomericana, Diálogos Anti y Descoloniales. Algunas de las reflexiones aquí planteadas reflejan la fase de madurez de la filosofía de la liberación de Hinkelammert y Dussel, cuando tienden a dialogar con otras culturas no occidentales desde Nuestra América, para desmontar los mitos desde otras perspectivas

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

multimedia.grande.bf2c37bc8c41a875.494d475f35313639202831295f6772616e64652e4a5047

La babosa

Sebastián Arce
Ni pena ni miedo 11 de octubre de 2020

Poeta y narrador. Profesor en la Universidad de Costa Rica. Ha publicado los poemarios Emigrar hacia la Nada, Variantes de una herida y La grieta en el espejo. Aparece en la antología de poesía centroamericana Deudas de sangre (2015), reunida por Magdiel Midence; varios de sus microrrelatos han sido publicados en la Antología iberoamericana de microcuento, compilada por Homero Carvalho (2017, Editorial Torre de papel).

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

Gian

Poemas de Gian Pierre Codarlupo (Perú)

Gian Pierre Codarlupo
Ni pena ni miedo 12 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración de Gian Pierre Codarlupo (Paita, Perú, 1997), quien ha publicado el libro Caída de un pájaro en el mar (Universidad Nacional de Piura, 2018), con el que obtuvo en Primer Premio en el II Concurso Nacional de Cuento y Poesía “Huauco de Oro”. En 2017 fue Mención Honrosa en el X Concurso “El Poeta Joven del Perú”, organizado por la Fundación Marco Antonio Corcuera.

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

121598625_4413174065424298_9091582137641734474_o

Habrá represión por orden de la Sala Constitucional

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 14 de octubre de 2020

En el presente texto, Rogelio Cedeño Castro nos habla de la realidad que afrontamos como movimientos sociales a partir del mandato que ha realizado la Sala Constitucional de reprimir los bloqueos que son un acto de presión social por medio de los cuales, el pueblo busca reivindicar sus derechos

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal