Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Bolivia: Estado Plurinacional: Culturas somos todos.

Este artículo llega a ustedes gracias a una alianza estratégica entre el medio de comunicación boliviano Insurgentes y Más allá de la Cortina. Estas alianzas estratégicas son necesarias para romper con los sesgos de la comunicación masiva. Pueden consultar Insurgentes en: https://www.insurgentescrp.com

Internacionales 09 de junio de 2020 Juan Carlos Pinto Quintanilla
cultura 2
Foto de Insurgentes (Bolivia)

Cuando algunos gobiernos latinoamericanos crearon en sus gabinetes el ministerio de cultura, en temporales aperturas democráticas o bien en gobiernos de facto, lo hicieron bajo la perspectiva monocultural sobre la que se construía su imagen de Estado Nacional. Es decir, sostener la ideología de la colonización en nuestras sociedades, que las hagan lo más universales posible, y se acerquen a la idea de que lo “culto” es lo que el mundo colonial produjo, y nosotros debamos imitar lo mejor posible (a manera de ejemplo, la música culta es la música clásica del primer mundo).
En esa perspectiva colonial hasta ahora vigente, la cultura es una serie de lecturas, conocimientos y títulos que mientras más nos acercan al ideal  occidental del conocimiento, “nos hacen más cultos”. La contrabalanza se encontraba en la promoción de la folklorización de danzas y costumbres de los pueblos indígenas y originarios, que eran parte del plan económico vinculado al turismo. En definitiva el sentido de lo cultural en el mundo republicano y luego neoliberal, estaba dado por la promoción de “una sola cultura” que nos acerque de mejor manera al ideal del mestizaje, necesario para la construcción del Estado nacional, mientras se utilizaba como renta turística el folklore, considerado como un exotismo de “usos y costumbres de los indios” pero que para ellos, tenía muy poco que ver con la construcción del país y del Estado.
Tuvo que ocurrir una transformación social con el proceso de cambio, para que las culturas se hicieran parte del llamado Estado Plurinacional, para que los pueblos IOC impregnaran con su identidad los espacios públicos y de representación, para que empecemos a hablar de Culturas, en plural como buscando reivindicar la negación colonial de tantos años sobre la identidad de los pueblos indígenas. Y los pueblos diversos y plurinacionales invadieron los espacios exclusivos de la bolivianidad republicana y neoliberal, para sellar con su presencia el nuevo país que deseamos construir donde no se niega a nadie y todos están convocados a participar.
Pero esta irrupción cultural no tuvo un acompañamiento revolucionario por parte de la institucionalidad estatal del “Ministerio de Culturas”, que cumplió una labor de promoción hacia el mundo de la revolución que ocurría en Bolivia, del presidente indio que expresaba un modelo alternativo y complementario frente al mundo competitivo del mercado. Sin embargo hacia el país, hacia la plurinacionalidad en revolución, sólo tuvo un papel de organización de espectáculos y ceremonias, de legalización de políticas culturales que ponían vigentes las prácticas culturales antes negadas, más no el de detonar el potencial revolucionario de las culturas que hicieran justamente el que la revolución ideológicamente se definiera en las calles y en las cabezas como un acontecimiento cotidiano que se iniciaba y que no pararía; que le diera a los pueblos toda la palestra y apoyo para que su identidad impregnara al Estado Plurinacional, no sólo con su representación política, sino con todo su ajayu que nos muestre que no sólo vivíamos un cambio de gobierno sino un cambio de época en el que se expresara como la columna vertebral de la revolución.
Nunca terminaron de encontrarse en el Estado, las carteras de Descolonización y Culturas; la primera, cercada y aislada tal si fuera un “Ministerio de asuntos campesinos” del pasado dictatorial; y la segunda, ahogada en el escenario político, sin construir contenidos y menos políticas culturales que hagan de la revolución una movilización de la ciudadanía intercultural.
Tras el golpe, la cartera de Culturas volvió al viejo esquema republicano y neoliberal, de ser un espacio de uso político nombrando convenientemente a una dirigente de El Alto, cuya primera medida cultural fue la de hacer y reglar frazadas con su imagen estampada, o bien la de corromper a dirigentes alteños con ofrecimientos y prebendas, junto a la cantidad de parientes y dirigentes cooptados que llegaron para ocupar un puesto de trabajo en el ministerio.
Por eso no sorprende el que finalmente la presidenta de facto, siguiendo los lineamientos del FMI como condicionante para la obtención de los préstamos solicitados, hubiera decidido cerrar este ministerio junto al de deportes; tal como ya ocurriera con Macri en Argentina y con Bolsonaro en el Brasil. Las argumentaciones para tal cometido, son absolutamente ideológicas pues nos hablan de inoperancia y “gasto absurdo”, lo que es absolutamente coherente desde su perspectiva de creer que la inclusión cultural de las mayorías es un tema del MAS y no del país, pues “ellos” vuelven a reivindicar su colonialismo cultural respecto al primer mundo y todavía más con fuerte sesgo evangélico que expresa la religionización de la política,  como la única cultura a la que deberíamos someternos como Estado y como país (pues como dice la presidenta Añez, “eso del Estado Laico, es un invento del MAS para alejarnos de dios”), en una nueva cruzada evangélica que nos recuerda la llegada de los primeros evangelizadores-colonizadores al continente.
Menuda tarea revolucionaria la que nos espera ahora, en medio de la pandemia y la crisis política, que se refiere no sólo a los gestores culturales que tenían o tuvieron relación con políticas culturales, o con la promoción turística del país, que es lo formal y que definitivamente se encontraba abandonada bajo la excusa de las prioridades estatales, pero que ha generado una reacción movilizada de estos actores sociales. Nos referimos sobre todo al desconocimiento de facto a la plurinacionalidad del Estado, a la construcción de la ciudadanía intercultural, a la ausencia del Estado en ese acompañamiento de construir juntos un nuevo país. Será pues una nueva bandera de lucha, quizás una de las más importantes para seguir, pues la realidad nos ha demostrado que sólo una revolución cultural e ideológica, descolonizadora,  podrá dar sustento a lo nuevo por construir. Podemos tener mejores condiciones de vida pero sino transformamos nuestra manera de relacionarnos, de convivir, de construir con el otro en condiciones de equidad, de Democracia Intercultural, de verdad que solo daremos lugar a más golpistas que solo buscan fomentar el racismo y la división entre los bolivianos.

*** Le invitamos a visitar: Insuergentes (Medio de Comunicación de Bolivia)

*** Usted puede colaborar con la auto-gestión del diario Más allá de la Cortina realizando una donación a la siguiente cuenta PayPal: [email protected]

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

d917de2c-4149-4a37-8c18-8459ca5da946

República o gobernanza local

María Alejandra Díaz
Internacionales 19 de agosto de 2020

En este artículo usted encontrará un análisis detenido de los cambios geopolíticos que está afrontando el mundo con el éxito de la estrategia china y el fracaso de las operaciones estadounidenses para consolidarse como hegemón del mundo. Un análisis que es necesario comprender para poder interpretar no solamente los acontecimientos globales sino también aquellos específicos de cada una de las naciones de Nuestra América

Voltairenet-org_-_1_2_-332-2-6ae8e

Elección presidencial en Estados Unidos: ¿Cuál será la política exterior del próximo presidente?

Thierry Meyssan
Internacionales 15 de septiembre de 2020

Esta noticia pertenece a la Red Voltaire y fue publicada en París (Francia), el 8 de setiembre de 2020. Los programas de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump y ‎Joe Biden, no se parecen a los programas de los candidatos anteriores. Ya no se trata ‎de adaptar Estados Unidos a los cambios del mundo sino de definir lo que ese país ‎será en adelante. Por tratarse de una cuestión existencial es muy posible que las cosas ‎degeneren y acaben por llegar a la violencia. Uno de los dos bandos estima que su país ‎deber ser una nación al servicio de los ciudadanos, mientras que el otro cree que ‎Estados Unidos tiene que recuperar su estatus imperial.‎

ab0aa6ad9df809f4f9f85cd5b07a2051

Bolivia: Frente al abuso patronal en complicidad con el Ministerio de Trabajo: unidad para defender los derechos laborales

Colectivo Revolucionario Plurinacional
Internacionales 16 de septiembre de 2020

El Colectivo Revolucionario Plurinacional nos brinda un análisis sobre las acciones del Gobierno Defacto de Bolivia respecto al ámbito laboral y nos entrega propuestas que tomar en cuenta para luchar en contra de la crisis de Laboral producto de la pandemia y la mala gestión del Gobierno de Añez.

1601766525_593895_1601766663_noticia_normal_recorte1

Plesbicito en Chile, inicio de una lucha

Ítalo Cortés
Internacionales 13 de octubre de 2020

En el siguiente artículo Ítalo Cortés hace un resumen de la trayectoria de la constitución chilena y evidencia las luchas de los movimientos sociales, así como el plebiscito del próximo 25 de octubre para definir se se cambia la constitución

Voltairenet-org_-_1-1322-2-0634b

Derrumbe del modelo occidental

Thierry Meyssan
Internacionales 29 de octubre de 2020

La siguiente nota pertenece a la Red Voltaire y fue publicada en Francia el 20 de octubre. El modelo occidental, basado en el capitalismo y en cierta forma de democracia, ya ‎no logra defender el interés general ni garantizar la soberanía popular, dos fracasos ‎que constituyen los ingredientes de una revolución generalizada. ‎

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

IMG_0036

Poemas de Jaime Huenún Villa (Poeta Mapuche)

Jaime Huenún Villa
Ni pena ni miedo 18 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración del poeta mapuche Jaime Huenún Villa (Valdivia, sur de Chile, en 1967). Él es poeta y escritor mapuche-huilliche. Obtuvo el premio Pablo Neruda de poesía (2003), la beca Guggenheim de Nueva York (2005), el premio a la mejor obra poética publicada en Chile otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (2013), el premio Manuel Montt otorgado por la U. de Chile (2019), el premio Nacional de Poesía Jorge Teillier (2020), entre otros reconocimientos. Posee una gran variedad de libros de poesía con alto reconocimiento internacional y de los cuales tenemos el agrado de hacerles llegar una valiosa muestra

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

Clase XIII - Desmontando algunos mitos del libertarismo de Robert Nozick

Desmontando algunos mitos políticos del libertarismo de Nozick, a la luz del contexto político costarricense

MSc. Esteban Paniagua
Desmontando los mitos 24 de octubre de 2020

Esta es una de las últimas clases del curso: "Desmontando los mitos de la teoría política occidental: un exordio frente a la muerte de la filosofía política". Aquí analizamos los argumentos básicos del libertarismo y los relacionamos con la política costarricense, ya que es necesario comprender que nuestro contexto no es blanco y negro y que enemigos del bien público los encontramos tanto dentro como fuera del gobierno

unnamed

El mito de la democracia, un comodín de la derecha (V Parte)

Rogelio Cedeño Castro
Reflexiones 24 de octubre de 2020

"Las denominaciones o calificativos encerrados en las palabras populismo y comunismo, constituyen el anatema por excelencia para el logro de los propósitos de una derecha, cada vez más temerosa y exasperada por la emergencia de lo popular en nuestras sociedades, esa presencia creciente de nuevos y dinámicos actores sociales que ya no responden a sus juegos de control político tiene que ser frenada a cualquier costo y dentro de la historia reciente de nuestros países encontramos abundantes ejemplos de ello, siendo el caso de Honduras uno de los más reveladores de estas actuaciones cruentas y hasta homicidas de las viejas élites del poder, con tal de alcanzar sus no siempre tan ocultos propósitos de perpetuar la dominación oligárquica, aun a riesgo de enfrentarse después con graves problemas de legitimación."

Boletín Semanal