Más allá de la Cortina Más allá de la Cortina

Mujeres en Cuarentena: La triple jornada tan invisible como el virus mismo

Presentación de la autora: Lady Mora Rosales graduada de la UCR en Psicología, con una especialización en Políticas Públicas y Justicia de Género del Concejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). Me posiciono como activista feminista, interseccional, decolonial y anticapitalista. Participo de varios espacios feministas tales como la coordinación nacional de la Secretaría de Mujeres del Frente Amplio y en el colectivo feminista por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, Handmaid's Costa Rica. Actualmente soy miembro de la Mesa de Diálogo entre los Movimientos Feministas y de mujeres con el INAMU que se instauró en el contexto de la pandemia. Promotora de Círculos de Mujeres. Bruja, hija, hermana, esposa, amiga y mamá de Mya.

Lo personal es político 05 de julio de 2020 Lady Mora Rosales
Triple jornada
El Teletrabajo y la inexistente corresponsabilidad de las labores domésticas y el cuido Imagen tomada de https://www.facebook.com/photo.php?fbid=3536629389685726&set=pcb.3536629483019050&type=3&theater

“La cuarentena ha sido, entre otras cosas, el lugar de reaparición (también forzada) del papel tradicional del género / sexo femenino.”

 Joana Das Flores

Nos llegó el COVID19 a nuestra América Latina, continente en el que el enfoque actual de las políticas públicas no ha logrado abordar de manera significativa la desigualdad de género y su interseccionalidad con otras brechas de desigualdad basadas en la clase, orientación sexual, edad, raza/etnia y territorio.

Si hablamos de la corresponsabilidad social en las labores de cuido y el trabajo no remunerado, no se puede negar que ha existido una serie de campañas, en distintos países, con un intento por visibilizar estas labores realizadas por las mujeres en el interior de los hogares. Nuestro país, específicamente en el año 2010 pone en marcha un sistema nacional de cuido para personas menores de edad (REDCUDI), que pretende ser un apoyo para las mujeres trabajadoras. 

Aunque lo anterior es un pequeño avance por reducir esta brecha, si hacemos un breve análisis del panorama pre-pandemia podemos afirmar que las mujeres hemos logrado incorporarnos en el mercado de trabajo, a golpes y empujones, afrontando desigualdad por edad, nivel educativo, raza, condición socioeconómica y brechas salariales, pero los varones no han logrado involucrarse con igual proporción en las tareas del trabajo no remunerado y de cuido. Las relaciones desiguales de género llevan a que se naturalicen las labores domésticas como responsabilidad exclusiva de las mujeres, ocasionando que sean trasladadas de unas a otras, al mismo tiempo que se crea una jerarquización por clase, género y lugar de procedencia sostenida por un sistema capitalista de explotación.

“ Es posible ver mujeres trabajando para otras mujeres, lo que nos permite afirmar que la división sexual de clase, raza y género está en todas partes. Para que yo pueda «abandonar el trabajo doméstico», debe haber otro modelo en este modelo de compra y venta de la fuerza laboral que tome mi lugar. Son las marcas de este sistema que, mientras dan un suspiro de emancipación a algunas, encarcelan y sobreexplotan a muchas otras.” (Das Flores, 2020)

¿ Cuál es el panorama ahora en cuarentena ? ¿cómo están viviendo las mujeres el aislamiento y la pandemia, si deben asumir en algunos casos tele trabajo, labores domésticas, salir a trabajar cuando es necesario, cuido de niños, niñas y adultos mayores, además de labores educativas de quienes tienen a su cargo personas menores de edad que se encuentran estudiando?

La mayoría de los gobiernos acogieron medidas para evitar la propagación del virus tales como el distanciamiento social, aumentar los protocolos de higiene, evitar visitas a personas adultas mayores, clases en plataformas virtuales y apostar al teletrabajo. De acuerdo con el PNUD las mujeres están desempeñando un papel clave para garantizar el bienestar y el cuidado de las personas y grupos afectados, sin embargo, lo anterior se convierte en una sobrecarga de labores para ellas. 

Ahora, además de continuar con todo aquello que venían realizando, deben dar acompañamiento a los niños y niñas en las clases virtuales y convertirse en cuidadoras de las personas adultas mayores casi de manera exclusiva, pues las visitas de otros cuidadores pasaron a ser altamente restringidas, a lo anterior se suma que los demás miembros del grupo familiar se encuentran más horas en casa y que se vuelven más extremas las medidas de limpieza por lo que el trabajo se convierte en una labor casi interminable, una triple jornada que ocasionará sin duda un detrimento de la salud física y mental de las mujeres.

“El trabajo doméstico y de cuidados no remunerado ha aumentado como resultado de las consecuencias del brote de COVID-19, por el cuidado de pacientes en casa, los cierres de escuelas, el cuidado de personas adultas mayores y las cuarentenas obligatorias. Las mujeres y las niñas son las cuidadoras principales en el hogar y tienen mayores responsabilidades domésticas y de cuidado familiar. A nivel mundial, hacen dos veces y media más de trabajo doméstico y de cuidados no remunerados que los hombres”. (PNUD 2020,p. 6)

Según el informe Afectaciones por COVID19 que reportan las mujeres que acuden al INAMU entregado en el mes de abril 2020, las mujeres mencionan sentirse más agotadas, pues a pesar de que venían haciendo el trabajo doméstico y de cuido antes de la pandemia, ahora deben mantenerse alerta y con responsabilidad para que los miembros de sus familias no se enfermen, cargan sobre sus hombros la tarea de eliminar un virus invisible, además de estar emocionalmente disponibles para sus familias, quienes se encuentran viviendo situaciones difíciles.

Curiosamente en esta investigación que se hizo en el mes de marzo, justo cuando apenas iniciaba la pandemia, las mujeres no reportaban tener mayores afectaciones en el plano doméstico y de cuido, lo anterior podría deberse a dos factores, en primer lugar, a esas ideas interiorizadas por años, donde la mujer debe ser naturalmente multifacética y multitarea, cumplir con un rol protector, asumir impecablemente y sin renegar la maternidad y hacer todo lo anterior con una sonrisa en el rostro sin derecho a enfermarse. En segundo lugar, pero no menos importante, puede deberse a que se encontraban más enfocadas en pensar cómo iban a llevar sustento a sus hogares que en sus propias emociones y necesidades, por lo que el autocuido y la salud pasaban a un segundo plano.

“De las mujeres que acudieron al INAMU solicitando apoyo, un número muy importante tiene personas dependientes a su cargo. En el caso de las mujeres emprendedoras y empresarias, el 81,5% tiene al menos una persona dependiente bajo su cuidado (para un promedio de 3,5 personas a cargo). De las mujeres que fueron atendidas directamente en las oficinas regionales del INAMU, el 91,1% tiene al menos una persona dependiente a su cargo, y la mayoría de ellas cuida entre 2 y 4 personas. La disminución de ingresos propios y del ingreso familiar, la preocupación por posibles desalojos de vivienda, el no depósito de la pensión alimentaria por parte de los padres de sus hijos e hijas, entre otros factores, son determinantes para que muchas mujeres, principalmente las jefas de hogar, hoy experimenten altos niveles de estrés y preocupación por el futuro de sus familias.” (INAMU, 2020, p20)

El segundo informe del INAMU sobre afectaciones por el COVID19 en la vida de las mujeres está en proceso de ser entregado en el mes de julio, probablemente el panorama se torne menos favorable, respecto al eje de trabajo doméstico no remunerado, cuido y corresponsabilidad, no podríamos tener resultados distintos si venimos haciendo las mismas cosas. 

Nos toca entonces pujar para que el estado desarrolle medidas concretas, de manera que los hombres asuman su cuota de responsabilidad y que la misma se vea reflejada en un mayor involucramiento con las labores domésticas y de cuido y, bajo “la nueva normalidad”, también en las labores de enseñanza virtual de los niños y niñas. Esta será una manera de evitar que la autonomía económica, de las mujeres se vea aún más comprometida, así como la autonomía física y de toma de decisiones.

Es urgente además, que el estado haga un análisis del impacto que el teletrabajo está teniendo en la vida de las mujeres. ¿Quién atiende a las personas dependientes mientras ellas trabajan? ¿Lo están haciendo ellas mismas de manera simultánea? ¿Qué significa para las mujeres trabajar desde sus casas? ¿Cómo se distribuyen las labores? ¿los hombres que tele trabajan lo viven de la misma manera?

No podemos olvidar que independientemente de si son asalariadas, trabajadoras independientes o trabajan en la informalidad, el teletrabajo requiere herramientas tecnológicas, que históricamente han estado más restringidas para las mujeres. El poder teletrabajar en un hogar dependerá de los horarios, la cantidad de dispositivos a los que se tiene acceso, las condiciones en las que se vive y si hay o no personas menores de edad que también necesiten llevar clases virtuales. Bajo estas circunstancias las necesidades de las mujeres, terminan desplazadas a un segundo plano, pues hemos sido socializadas para servir y no para ponernos en primer lugar cuando otros miembros de la familia requieren algo.

Si no se toman medidas pronto, la triple jornada nos pasará una factura muy cara, tanto en el plano económico del que todo mundo habla, como en las graves repercusiones para la salud física y mental de las mujeres.

Campaña virtual por los derechos de las mujeresCampaña virtual por los derechos de las mujeres

______________________________________

Modo de citado:

Mora Rosales, L. (05 de julio, 2020). Mujeres en Cuarentena: La triple jornada tan invisible como el virus mismo. Sección Feminismos. Recuperado de: https://masalladelacortina.com/contenido/935/mujeres-en-cuarentena-la-triple-jornada-tan-invisible-como-el-virus-mismo

 

Toque para compartir

Colabora con 10$ y ayuda a que este proyecto autogestionado siga en linea

Te puede interesar

Foto adulta mayor

De adultas mayores cuidadoras y pandemia

Yuri Pittí
Lo personal es político 02 de agosto de 2020

En los circuitos precarios de cuidados, las mujeres adultas mayores que cuidan han venido siendo especialmente invisibilizadas y oprimidas. Actualmente se constituyen como una población en riesgo frente al COVID19, lo que restringe sus posibilidades de seguir cuidando; no obstante, la aplicación de medidas deliberadas por parte de los Estados neoliberales sigue omitiendo la urgencia y el carácter imprescindible de los cuidados que permiten la vida en los subsistemas familiares y comunitarios. Los más afectados, son los barrios empobrecidos, donde miles de receptores de cuidados quedan a la deriva.

WhatsApp Image 2020-09-12 at 12.40.06 PM

INAMU abre convocatoria del fondo FOMUJERES para impulsar iniciativas organizativas y productivas de mujeres

Samantha Fuentes
Actualidad 12 de septiembre de 2020

El Fondo de Fomento para Actividades Productivas y de Organización de las Mujeres (FOMUJERES), es un Fondo no reembolsable que se otorga a mujeres que presenten iniciativas productivas y que fomenten la organización en beneficio de sus derechos, con el fin de resolver las barreras existentes en el acceso al crédito por parte de las mujeres, como mecanismo de acción afirmativa para esta población que se ha encontrado históricamente en condiciones de desventaja.

Tu voz mujer |  Mujeres en Cuarentena | La triple jornada

La mujer en cuarentena, la triple jornada: entrevista del programa "Tu voz mujer" a Lady Mora

Lady Mora y Jessenia Sarmiento
Lo personal es político 07 de agosto de 2020

Para el diario Más allá de la Cortina es un placer hacerles llegar la entrevista que le hizo Jessenia Sarmiento, del programa "Tu voz mujer", del medio de comunicación Hechos Ecuador, a Lady Mora, quien forma parte de la Sección de Feminismos de este diario digital. La entrevista versa sobre la temática de la mujer en cuarentena, la triple jornada.

WhatsApp Image 2020-10-06 at 17.35.07

Crisis de los Cuidados, FMI y ajuste (Segunda parte)

DANIELA JIMÉNEZ MONTERO
Lo personal es político 15 de octubre de 2020

En esta segunda parte, la economista, Daniela Jiménez Montero, nos habla sobre como la crisis sanitaria se recarga en las espaldas de las mujeres. También aborda como las propuestas político económicas brindadas por el gobierno, dejan por fuera la redistribución de los cuidados, y por tanto a las mujeres.

117542504_10158761840203383_8709076295439537449_n

¿Violencia de género? "Esto no es urgente en tiempos de COVID-19?"

Colectiva por el Derecho a Decidir
Lo personal es político 24 de agosto de 2020

Desde la Colectiva por el Derecho a Decidir nos unimos a la demanda que muchas mujeres y organizaciones en América Latina y el Caribe han extendido, de que se reconozcan y visibilicen las violencias y desigualdades de género a las que nos enfrentamos las mujeres en el actual contexto de pandemia por Covid-19. Violencias que pasan también por la ausencia y negligencia de los Estados, especialmente cuando se trata de nuestros derechos sexuales y derechos reproductivos.

Lo más visto

121672685_4416836281724743_2929738253519557033_n

Los rostros de la dictadura en Costa Rica

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"El totalitarismo neoliberal contemporáneo es más perfecto que el de los regímenes de Hitler o Stalin, dado que aquellos tenían que emplear masivamente el terror y la violencia homicida contra la población, de una manera abierta."

Untitled design

Costa Rica: el gas, la violencia y la desigualdad detrás del pura vida

Estudiantes Autónomos Colectivo Revolución
Realidad Nacional 16 de octubre de 2020

"Como estudiantes nos indigna que las Federaciones Estudiantiles lleven la voz del movimiento estudiantil sin convocar a una asamblea abierta estudiantil, sin reunirse con las, los y les estudiantes que han salido a la calle a protestar, la única representación estudiantil en cualquier mesa de diálogo no es voz de la comunidad estudiantil, es autoritaria, impuesta y representa únicamente intereses personales. Exigimos a las Federaciones estudiantiles transparencia y que no vendan al estudiantado como lo vendieron en las protestas del 2019, en defensa del FEES. ¡Transparencia política, la Federación no nos representa!"

multimedia.grande.bf2c37bc8c41a875.494d475f35313639202831295f6772616e64652e4a5047

La babosa

Sebastián Arce
Ni pena ni miedo 11 de octubre de 2020

Poeta y narrador. Profesor en la Universidad de Costa Rica. Ha publicado los poemarios Emigrar hacia la Nada, Variantes de una herida y La grieta en el espejo. Aparece en la antología de poesía centroamericana Deudas de sangre (2015), reunida por Magdiel Midence; varios de sus microrrelatos han sido publicados en la Antología iberoamericana de microcuento, compilada por Homero Carvalho (2017, Editorial Torre de papel).

Anónima

No nos callan más

Anónima
Se va a caer 16 de octubre de 2020

Denunciamos la nota escrita por Iván Molina en Semanario Universidad, donde bajo argumentos misóginos perpetúa la histórica discriminación que ha existido en la academia hacia las mujeres. Que en las universidades haya espacio y voz para las mujeres y no para los acosadores.

Gian

Poemas de Gian Pierre Codarlupo (Perú)

Gian Pierre Codarlupo
Ni pena ni miedo 12 de octubre de 2020

La siguiente es una colaboración de Gian Pierre Codarlupo (Paita, Perú, 1997), quien ha publicado el libro Caída de un pájaro en el mar (Universidad Nacional de Piura, 2018), con el que obtuvo en Primer Premio en el II Concurso Nacional de Cuento y Poesía “Huauco de Oro”. En 2017 fue Mención Honrosa en el X Concurso “El Poeta Joven del Perú”, organizado por la Fundación Marco Antonio Corcuera.

8a742ebb-f82f-43da-913c-215a74ce7cba

OTRA VEZ UN NO: Continúa el avance de los recortes a los sectores Culturales y Ambientales

Sebastián Miranda Brenes
Realidad Nacional 19 de octubre de 2020

Costa Rica afronta la peor crisis política de su historia y la corrupción ha llevado al estado al colapso. No obstante, no quiere verse a la corrupción como la verdadera causa de esto y sigue recortándose presupuestos a sectores que construyen tejido social y le dan calidad de vida y generan autenticidad en los pueblos tanto en los pueblos como en las personas. El escritor Sebastián Miranda se manifiesta en este escrito ante esta cruda realidad.

121598625_4413174065424298_9091582137641734474_o

Habrá represión por orden de la Sala Constitucional

Rogelio Cedeño Castro
Realidad Nacional 14 de octubre de 2020

En el presente texto, Rogelio Cedeño Castro nos habla de la realidad que afrontamos como movimientos sociales a partir del mandato que ha realizado la Sala Constitucional de reprimir los bloqueos que son un acto de presión social por medio de los cuales, el pueblo busca reivindicar sus derechos

Autoritarismo

El autoritarismo no es comunismo: existe autoritarismo tanto de izquierda como de derecha

MSc. Esteban Paniagua
Realidad Nacional 15 de octubre de 2020

"El problema que yace de fondo en esta confusión terminológica, a partir de la cual se le dice “comunismo” al “autoritarismo” es que nos obliga a condenar una sola cara del autoritarismo y nos deja a las expensas de otro autoritarismo peor y que babea por apoderarse del gobierno de Costa Rica: un autoritarismo disfrazado bajo una falsa idea de libertad."

Boletín Semanal